APRO­VE­CHAR INCUBADORAS Y ACELERADORAS

¿Có­mo na­cer y cre­cer en el en­torno de los ne­go­cios?

Estrategia y Negocios - - Los 10 Mandamientos Para Emprendedores -

Open Arts PTY es una ‘ar­ti­cu­la­do­ra’ cul­tu­ral en Pa­na­má que ope­ra por me­dio de dos fi­gu­ras: una co-in­cu­ba­do­ra y un co-crea­dor, me­jor co­no­ci­da co­mo Co­wor­king. Des­de el 2013 im­pul­sa la in­cu­ba­ción pa­ra la for­ma­ción de em­pren­de­do­res en ám­bi­tos crea­ti­vos y cul­tu­ra­les, en­tre ellos la Ca­me­ra­ta Pa­na­má, or­ques­ta de cá­ma­ra y la Aso­cia­ción Ecos­tu­dio Pa­na­má pa­ra la En­se­ñan­za de Ar­te y Eco­lo­gía; ade­más se en­fo­ca en in­ves­ti­ga­ción y con­ser­va­ción de re­cur­sos na­tu­ra­les en es­te país.

Allí mis­mo, en Pa­na­má, Ciu­dad del Sa­ber se ha con­ver­ti­do en re­fe­ren­te re­gio­nal de un mo­de­lo ges­tor del co­no­ci­mien­to, in­no­va­ción, cul­tu­ra y desa­rro­llo hu­mano. Su par­que tec­no­ló­gi­co ges­tio­na emprendimientos y los en­la­za con ca­pi­tal se­mi­lla pa­ra con­ti­nuar el pro­ce­so del ne­go­cio. El Acelerador de Em­pre­sas de Pa­na­má (AEP) es la en­ti­dad res­pon­sa­ble de ayu­dar a la ma­te­ria­li­za­ción y ma­du­ra­ción de los emprendimientos.

Otro ca­so exi­to­so, es­ta vez una ace­le­ra­do­ra que ope­ra en Cos­ta Ri­ca, es la lla­ma­da Gru­po Na­ción Plus con­for­ma­da por la alian­za con Par­que Tec, una de las pri­me­ras incubadoras de ne­go­cios del país. El pro­pó­si­to de la ace­le­ra­do­ra es mo­ver en pri­me­ra ins­tan­cia la in­no­va­ción me­dian­te emprendimientos en las áreas de con­te­ni­dos, me­dios de co­mu­ni­ca­ción vi­sual, en­tre­te­ni­mien­to, pu­bli­ci­dad y gas­tro­no­mía, pri­me­ro con Par­que Tec y más ade­lan­te, que aque­llos emprendimientos se­lec­cio­na­dos re­ci­ban in­ver­sión de ca­pi­tal de Gru­po Na­ción.

Es­tos ejem­plos mues­tran los es­fuer­zos de los paí­ses cen­troa­me­ri­ca­nos por in­cu­bar y ace­le­rar nue­vos ne­go­cios, ya sea por me­dio de or­ga­nis­mos re­gio­na­les o por es­truc­tu­ras lo­ca­les. La ta­rea ha desem­bo­ca­do en el sur­gi­mien­to, año con año, de nue­vas ini­cia­ti­vas em­pre­sa­ria­les.

De acuer­do con in­for­mes anua­les del Cen­tro Re­gio­nal pa­ra la Pro­mo­ción de Mi­cro y Pe­que­ña Em­pre­sa (Cen­promy­pe) en­ti­dad ads­cri­ta al Sis­te­ma de In­te­gra­ción Cen­troa­me­ri­ca­na, en el 2015 na­cie­ron 1822 nue­vas em­pre­sas y pa­ra el 2016 se unie­ron 790 más. De es­tas úl­ti­mas, 646 son mi­cro­em­pre­sas, 102 pe­que­ñas em­pre­sas y 42 me­dia­nas.

La or­ga­ni­za­ción cuen­ta en ca­da país con los Cen­tros de Aten­ción Mipy­me (CAM) que ‘uti­li­zan los go­bier­nos de la re­gión ba­jo el en­fo­que de alian­za pú­bli­co-pri­va­da y aca­de­mia, pa­ra ofre­cer ser­vi­cios de desa­rro­llo em­pre­sa­rial a las Mipy­me y al em­pren­di­mien­to, pa­ra pro­mo­ver su cre­ci­mien­to, in­no­va­ción y pro­duc­ti­vi­dad, a tra­vés de la in­cor­po­ra­ción de me­jo­ras en su ges­tión em­pre­sa­rial’.

Des­ta­can hi­tos im­por­tan­tes a par­tir del mo­de­lo in­te­gra­dor con­du­ci­do por Cen­promy­pe, los cua­les los des­cri­be Fé­lix Pa­cas, ase­sor de Co­mu­ni­ca­ción Es­tra­té­gi­ca de la or­ga­ni­za­ción:

• Hay 8 eco­sis­te­mas de em­pren­di­mien­to na­cio­na­les fun­cio­nan­do en la re­gión SICA.

• Exis­ten 6 eco­sis­te­mas te­rri­to­ria­les (Gua­te­ma­la, El Salvador, Hon­du­ras y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na) im­ple­men­tan­do ac­cio­nes con­jun­tas pa­ra aten­der per­so­nas em­pren­de­do­ras de acuer­do con las con­di­cio­nes lo­ca­les

• 229 en­ti­da­des en la re­gión SICA for­man par­te de los eco­sis­te­mas na­cio­na­les de em­pren­di­mien­to y pro­mue­ven he­rra­mien­tas/ins­tru­men­tos de apo­yo em­pren­de­dor

• Ocho paí­ses es­tán com­pro­me­ti­dos en im­pul­sar el fo­men­to del em­pren­di­mien­to en la re­gión SICA

• Tres pre­si­den­tes de la re­gión SICA han ofi­cia­li­za­do sus po­lí­ti­cas o es­tra­te­gias de

em­pren­di­mien­to

• Una Ley de Em­pren­di­mien­to pre­sen­ta­da an­te el Con­gre­so Na­cio­nal de la Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na pa­ra ges­tio­nar su apro­ba­ción

• Cua­tro es­tra­te­gias na­cio­na­les di­se­ña­das y co-cons­trui­das des­de los eco­sis­te­mas na­cio­na­les (Be­li­ce, Gua­te­ma­la, Pa­na­má y Ni­ca­ra­gua)

• Ins­ti­tu­cio­na­li­za­da la me­to­do­lo­gía pa­ra pro­mo­ver emprendimientos ági­les y desa­rro­llo de clien­tes adop­ta­da por los go­bier­nos pa­ra aten­der emprendimientos en la re­gión.

En to­tal, los CAM se apo­yan de una gran red de ins­ti­tu­cio­nes que tra­ba­jan en di­fe­ren­tes ni­ve­les del em­pren­di­mien­to. En to­tal su­man 475 ac­to­res, de los cua­les el 16% es aca­de­mi­na, 38% son pú­bli­cas y 46% del sec­tor pri­va­do.

Es­tas ins­ti­tu­cio­nes con­for­man la red de apo­yo sin las cua­les no se po­dría en­tre­jer el eco­sis­te­ma res­tan­te. De he­cho, bue­na par­te de las incubadoras de­ri­van de las uni­ver­si­da­des al ser los mo­to­res de arran­que de ideas e in­no­va­ción con en­fo­que em­pre­sa­rial. Así, por ejem­plo en Pa­na­má, la Uni­ver­si­dad Tec­no­ló­gi­ca fa­ci­li­ta no so­lo las he­rra­mien­tas ini­cia­les pa­ra em­pren­der, sino que da el ac­ce­so a me­ca­nis­mos de ca­pi­tal se­mi­lla des­de otras en­ti­da­des, co­mo la Se­cre­ta­ría Na­cio­nal de Cien­cia, Tec­no­lo­gía e In­no­va­ción de ese país.

Igual­men­te es­tá la In­cu­ba­do­ra de Em­pre­sas de la Uni­ver­si­dad Fran­cis­co Ga­vi­dia de El Salvador y otro ejem­plo es Cos­ta Ri­ca, con cen­tros de in­cu­ba­ción en uni­ver­si­da­des pú­bli­cas y pri­va­das del país: Uni­ver­si­dad de Cos­ta Ri­ca (AU­GE), UNA In­cu­ba, el Cen­tro de In­no­va­ción Trans­fe­ren­cia Tec­no­ló­gi­ca de la Uni­ver­si­dad La­ti­noa­me­ri­ca­na de Cien­cia y Tec­no­lo­gía (ULACIT), el Cen­tro de In­cu­ba­ción del TEC y el pro­gra­ma de em­pren­di­mien­to so­cial de la Ula­ti­na.

Se de­be re­cor­dar que una in­cu­ba­do­ra per­mi­te: ge­ne­rar o ma­du­rar una idea de ne­go­cio, des­cu­brir al clien­te (mer­ca­do po­ten­cial); ayu­da en el pro­to­ti­po de ser­vi­cio o pro­duc­to; apo­ya en el plan­tea­mien­to del ne­go­cio y en el desa­rro­llo del pro­duc­to. Una ace­le­ra­do­ra por su par­te es aque­lla or­ga­ni­za­ción o en­ti­dad que acom­pa­ña vía men­to

ría, al em­pren­de­dor a par­tir del mo­men­to en que tie­ne un pro­duc­to mí­ni­mo via­ble, le ayu­da a em­pu­jar el ne­go­cio fa­ci­li­tan­do me­ca­nis­mos de ac­ce­so a ca­pi­tal se­mi­lla y apo­yán­do­lo en su cre­ci­mien­to.

Fun­des por ejem­plo ac­túa a es­ca­la re­gio­nal en tres pi­la­res: For­ma­li­za­ción y pro­fe­sio­na­li­za­ción de las py­mes; desa­rro­llo em­pren­de­dor y me­jo­ra­mien­to de la com­pe­ti­ti­vi­dad de la ca­de­na de va­lor.

Tra­ba­ja de la mano con gran­des em­pre­sas, go­bier­nos y or­ga­nis­mos de desa­rro­llo con el ob­je­ti­vo de in­te­grar a las mipy­mes en las ca­de­nas de va­lor de gran­des em­pre­sas.

Se­gún co­men­tó Fio­re­lla Blan­co, Ge­ren­te de Desa­rro­llo de Ne­go­cios de Fun­des, hay tres eta­pas bá­si­cas en el acom­pa­ña­mien­to que ofre­ce la or­ga­ni­za­ción:

1. Se rea­li­za un pro­ce­so de se­lec­ción, por eso es tan im­por­tan­te te­ner ac­ce­so a las Py­me pa­ra com­ple­tar el per­fil.

2. Lue­go se desa­rro­lla un diag­nós­ti­co de los pro­ce­sos de la Py­me pa­ra po­der iden­ti­fi­car opor­tu­ni­da­des de me­jo­ra en la ca­de­na de va­lor.

3. Fi­nal­men­te, se le ofre­ce ca­pa­ci­ta­ción que se com­bi­na con asis­ten­cia téc­ni­ca pa­ra lo­grar trans­fe­rir los co­no­ci­mien­tos e im­ple­men­tar­los en prác­ti­cas. De es­ta for­ma, cuan­do el pro­yec­to ter­mi­ne, se al­can­ce la sos­te­ni­bi­li­dad de la Py­me por­que es­ta ha con­ver­ti­do las prác­ti­cas en una ru­ti­na y las in­terio­ri­za en sus pro­ce­sos.

Fun­des ha pro­mo­vi­do la me­jo­ra en el en­torno de los ne­go­cios, ya sea me­dian­te pro­gra­mas de dis­tri­bui­do­res, pro­vee­do­res, desa­rro­llo de clien­tes y con ini­cia­ti­vas de desa­rro­llo co­mu­ni­ta­rio y em­pren­di­mien­to.

Por su ex­pe­ren­cia, Fun­des re­co­no­ce que la prin­ci­pal pro­ble­má­ti­ca que en­fren­tan las Py­mes en La­ti­noa­mé­ri­ca es la in­for­ma­li­dad; de ahí su cor­ta per­ma­nen­cia en el mer­ca­do, ca­rac­te­ri­za­da por el es­tan­ca­mien­to.

Apar­te de dis­mi­nuir la in­for­ma­li­dad, la re­gión en­fren­ta otros desafíos co­mo ce­rrar la bre­cha tec­no­ló­gi­ca, re­la­cio­na­da con el te­ma de las re­des so­cia­les y el co­mer­cio elec­tró­ni­co; ade­más de ba­jar el pe­so que aca­rrea el des­co­no­ci­mien­to del mer­ca­do por­que mu­chas py­mes se en­fo­can en pro­du­cir y no siempre po­nen aten­ción a los cam­bios en el mer­ca­do y a la de­fi­ni­ción de es­tra­te­gias de co­mer­cia­li­za­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.