IVA EN COS­TA RI­CA.

El país se pre­pa­ra pa­ra apli­car un IVA general del 13%.

Estrategia y Negocios - - Contenido - TEX­TOS ANA cris­ti­na CAMACHO

Cos­ta Ri­ca se unió tar­día­men­te a la ten­den­cia mun­dial por la im­ple­men­ta­ción del Im­pues­to al Va­lor Agre­ga­do (IVA) –cu­ya apro­ba­ción aún es­tá pen­dien­te por par­te de la Asam­blea Le­gis­la­ti­va– y des­de ya el sec­tor em­pre­sa­rial ana­li­za to­dos los es­ce­na­rios a los cua­les se de­be en­fren­tar y los po­si­bles im­pac­tos que ten­drá en las ac­ti­vi­da­des pro­duc­ti­vas.

El IVA re­pre­sen­ta la apues­ta pre­fe­ri­da del Go­bierno por me­jor la ges­tión de re­cau­da­ción fren­te a un en­torno de un 6,2% de dé­fi­cit fis­cal que cre­ce cons­tan­te­men­te em­pu­ja­do ade­más por el cre­cien­te pa­go de in­tere­ses de deu­da ex­ter­na e in­ter­na del país.

Ade­más, se tie­ne una in­fla­ción pro­yec­ta­da pa­ra el 2018 de un 3%, con un cre­ci­mien­to real del Pro­duc­to In­terno Bru­to del 3,6%, las re­mu­ne­ra­cio­nes y el pa­go de ser­vi­cio de deu­da sig­ni­fi­can el 90% del pre­su­pues­to na­cio­nal. Así las co­sas, el pa­no­ra­ma no es pa­ra na­da alen­ta­dor.

Co­mo bien lo di­ce Sergio García, So­cio de KMPG Cos­ta Ri­ca, el país es­tá vi­vien­do de ‘pa­sar la tar­je­ta’ y ya no que­da mu­cho mar­gen de ma­nio­bra.

Aun­que es un im­pues­to al con­su­mo de Bie­nes y Ser­vi­cios y afec­ta prin­ci­pal­men­te al con­su­mi­dor fi­nal, es­tá pen­sa­do pa­ra una re­dis­tri­bu­ción de in­gre­sos des­de los sec­to­res de ma­yo­res in­gre­sos ha­cia los de me­no­res in­gre­sos. Cos­ta Ri­ca pre­ten­de apli­car un IVA general del 13%. El mis­mo por­cen­ta­je que El Sal­va­dor. En Ni­ca­ra­gua y Hon­du­ras es del 15% y en Gua­te­ma­la del 12%. El IVA más ba­jo de La­ti­noa­mé­ri­ca lo tie­ne Panamá con un 7%.

Ja­mes Freed – Prin­ci­pal, SALT - In­ter­na­tio­nal In­di­rect Tax KPMG LLP – y Car­los Con­tas­ti – Ma­na­ger, SALT - In­ter­na­tio­nal In­di­rect Tax KPMG LLP – lle­van va­rios años acom­pa­ñan­do a clien­tes en di­fe­ren­tes par­tes del mun­do a pre­pa­rar­se pa­ra la in­tro­duc­ción del es­que­ma IVA y par­ti­ci­pa­ron re­cien­te­men­te en Cos­ta Ri­ca en un se­mi­na­rio so­bre el te­ma. Con­si­de­ran que, des­de la pers­pec­ti­va em­pre­sa­rial, es­te im­pues­to de­be­ría ser neu­tro pa­ra los ne­go­cios siem­pre y cuan­do se lo­gre ha­cer co­rrec­ta­men­te, es de­cir que no ter­mi­ne por fi­nan­ciar con fon­dos propios el cré­di­to fis­cal co­rres­pon­dien­te al por­cen­ta­je del IVA.

Pre­pa­rar­se con la de­bi­da an­te­la­ción

Se tra­ta de un im­pues­to im­por­tan­te por su ele­va­do va­lor fis­cal aso­cia­do. Freed re­cor­dó que el he­cho de que di­fe­ren­tes par­tes del ne­go­cio par­ti­ci­pen del

cos­ta ri­ca pre­ten­de apli­car un iva del 13%, el mis­mo que el sal­va­dor.

con el 7%, tie­ne el iva

la­ti­na

es­que­ma del IVA, la com­pa­ñía es­tá lla­ma­da a aca­tar la nor­ma­ti­va al pie de la le­tra, pre­sen­tan­do las de­cla­ra­cio­nes a tiem­po, pa­gan­do lo que de­be, te­nien­do to­da la do­cu­men­ta­ción lis­ta, to­man­do los da­tos de las fuen­tes co­rrec­tas y ha­cien­do las ve­ri­fi­ca­cio­nes pun­tua­les, sa­ber cuá­les par­tes del ne­go­cio de­ben ana­li­zar­se, por­que lo que se bus­ca es que to­do es­te pro­ce­so le per­mi­ta to­mar el má­xi­mo cré­di­to (de­vo­lu­ción) del im­pues­to po­si­ble.

El IVA es la pa­na­cea de los go­bier­nos pa­ra po­der re­cau­dar más, ex­pli­có Car­los Con­tas­ti, y su bue­na re­cau­da­ción re­quie­re de un ade­cua­do cum­pli­mien­to: “Es fá­cil pa­ra las ad­mi­nis­tra­cio­nes te­ner con­trol, sa­ber los cos­tos en to­da la ca­de­na de con­su­mo y ha­cer una re­cau­da­ción efi­cien­te. El efec­to IVA per­mi­te una re­cau­da­ción en cas­ca­da pues la Ad­mi­nis­tra­ción re­co­ge una par­te del im­pues­to de ca­da una de las par­tes de esa ca­de­na”.

Se le de­no­mi­na en ‘cas­ca­da’ por­que ca­da ci­clo pro­duc­ti­vo se lo tras­la­da al si­guien­te, has­ta lle­gar al con­su­mi­dor fi­nal, quien es el úl­ti­mo bas­tión de la ca­de­na del IVA; por tal ar­gu­men­to es que el im­pues­to de­be­ría ser neu­tro pa­ra el res­to de los par­ti­ci­pan­tes del ci­clo siem­pre y cuan­do se man­ten­gan los con­tro­les ade­cua­dos.

Pa­ra el Es­ta­do, es un gra­va­men más efec­ti­vo por­que con el im­pues­to so­bre las ven­tas, si la em­pre­sa no re­por­ta, la

au­to­ri­dad tri­bu­ta­ria no pue­de re­co­ger na­da, mien­tras que con el IVA siem­pre re­cau­da­rá por­cio­nes del im­pues­to a lo lar­go de la ca­de­na.

El ma­yor im­pac­to del IVA, de acuer­do con los ex­per­tos de KPMG, re­cae­rá en aque­llas em­pre­sas con transac­cio­nes exen­tas en la ac­tua­li­dad y que po­drían te­ner pro­ble­mas a la ho­ra de cal­cu­lar el nue­vo gra­va­men; igual­men­te po­dría ser com­pli­ca­do pa­ra em­pre­sas con ta­ri­fas com­bi­na­das con los bie­nes que com­pran; o pa­ra aque­llas con des­cui­dos im­por­tan­tes en su flu­jo de ca­ja.

Mu­cho cui­da­do de­be­rán te­ner aque­llas em­pre­sas que apli­can la re­gla pro­rra­ta (cuan­do la mis­ma em­pre­sa o pro­fe­sio­nal rea­li­za ope­ra­cio­nes que ge­ne­ran el de­re­cho a de­du­cir cuo­tas so­por­ta­das jun­to con otras que no ge­ne­ran tal de­re­cho) y no pue­den to­mar el IVA com­ple­to; o bien aque­llos bie­nes y ser­vi­cios gra­va­dos no so­lo con el 13% de ven­tas sino con otras ta­ri­fas di­fe­ren­cia­das; igual­men­te las em­pre­sas que ex­por­tan po­drían te­ner pro­ble­mas a la ho­ra de re­cu­pe­rar ese cré­di­to fis­cal (pues el IVA lo pa­ga­rá el país com­pra­dor o el be­ne­fi­cia­rio del ser­vi­cio) pe­ro el ex­por­ta­dor de­be­rá pa­gar to­dos los IVA que uti­li­zó pa­ra fa­bri­car el pro­duc­to. Si bien la ley le otor­ga de­re­cho de re­cu­pe­rar ese cré­di­to, el pro­ce­so se vuel­ve com­ple­jo.

“El IVA afec­ta a mu­chos de­par­ta­men­tos: ca­de­na de su­mi­nis­tros, com­pras, ven­tas… to­dos de­be­rían in­vo­lu­crar­se; lo que se ad­quie­re y lo que se ven­de, lo que se fi­nan­cia y lo que se re­cu­pe­ra. Dón­de se po­drá re­cu­pe­rar abor­da aná­li­sis de pre­cios con pro­vee­do­res por si el IVA afec­ta­rá pre­cios se re­quie­re re­ne­go­ciar pre­cios con pro­vee­do­res”, de­ta­lló Freed.

Po­ner aten­ción a las fac­tu­ras, que cum­plan con los re­qui­si­tos so­li­ci­ta­dos por la Ad­mi­nis­tra­ción Tri­bu­ta­ria; de lo con­tra­rio la em­pre­sa no re­cu­pe­ra­rá ese cré­di­to y el im­pac­to se­rá ma­yor. El he­cho de com­prar bie­nes y ser­vi­cios a pro­vee­do­res o en­ti­da­des no re­gis­tra­das de­ri­va­rá en con­se­cuen­cias.

Adi­cio­nal­men­te, su­po­ne una flui­da co­mu­ni­ca­ción con la Ad­mi­nis­tra­ción pa­ra com­pren­der bien los re­gla­men­tos nue­vos; desa­rro­llar pro­ce­sos de ca­pa­ci­ta­ción en to­dos los pro­ce­sos del ne­go­cios, re­vi­sar ca­de­na de su­mi­nis­tros, de com­pras, ven­tas y ma­pear to­dos aque­llos gru­pos con los cua­les se de­be­rá dia­lo­gar una vez im­ple­men­ta­do el IVA.

Ca­da em­pre­sa, in­dus­tria o fá­bri­ca se ve­rá afec­ta­da de ma­ne­ra di­fe­ren­te por el IVA, de to­das ma­ne­ras ten­drá una ba­se más am­plia que el de ven­tas. Los ex­per­tos tri­bu­ta­rios ad­mi­ten que el gra­va­men su­po­ne to­mar de­ci­sio­nes a lo in­terno de la com­pa­ñía re­la­ti­vas a de­jar el pre­cio del pro­duc­to o ser­vi­cio igual o au­men­tar­lo; de sa­car el IVA a lo que ya le co­bra al clien­te; to­do en aras de que el clien­te ten­ga una bue­na ex­pe­rien­cia de com­pra.

Es im­por­tan­te aten­der gas­tos y có­mo re­cu­pe­rar­los por ejem­plo, en aque­llos gas­tos re­la­cio­na­dos con via­jes de sus em­plea­dos, las fac­tu­ras de­be­rán ve­nir a nom­bre de la em­pre­sa, ya no de la per­so­na y de­ben con­te­ner los da­tos co­rrec­tos.

Los con­tra­tos con ter­ce­ros de­be­rían in­cluir cláu­su­las so­bre el IVA pa­ra no de­jar­lo a la li­bre in­ter­pre­ta­ción y más bien con­tem­plar len­gua­jes de pro­tec­ción ha­cia clien­tes o pro­vee­do­res.

Ac­tua­li­zar los sis­te­mas tec­no­ló­gi­cos-in­for­má­ti­cos en las em­pre­sas re­sul­ta vi­tal pa­ra po­der cal­cu­lar el IVA de ma­ne­ra ade­cua­da so­bre ca­da su­mi­nis­tro; ge­ne­rar las fac­tu­ras se­gún nor­ma­ti­va vi­gen­te y pro­du­cir los re­por­tes ne­ce­sa­rios pa­ra la pre­sen­ta­ción de de­cla­ra­cio­nes exac­tas. Los soft­wa­re de­be­rán ser ca­pa­ces de ma­pear transac­cio­nes del IVA a lo lar­go del pro­ce­so y en ca­da eta­pa ha­cer los cálcu­los de cuán­to se de­be pa­gar, quié­nes son los res­pon­sa­bles, cuál es la ta­ri­fa que apli­ca y cuán­to es re­cu­pe­ra­ble.

Freed y Con­tas­ti es­pe­ran que en Cos­ta Ri­ca -co­mo ha su­ce­di­do en otros paí­ses– el pe­río­do de aco­mo­do en­tre la apro­ba­ción del im­pues­to y la ple­na apli­ca­ción trans­cu­rra en un pla­zo de en­tre seis y nueve me­ses; en tan­to, la idea es que la au­to­ri­dad ten­ga dis­cre­ción a la ho­ra de im­po­ner mul­tas o pe­na­li­za­cio­nes

FOTO: is­tock

El IVA es la apues­ta pre­fe­ri­da del Go­bierno ti­co pa­ra me­jo­rar la re­cau­da­ción fren­te a un 6,2% de dé­fi­cit fis­cal

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.