Vo­la­ris se for­ta­le­ce en Centroamérica

Ya su­ma cer­ca de me­dio mi­llón de pa­sa­je­ros trans­por­ta­dos des­de que ini­ció ope­ra­cio­nes en la re­gión. Aho­ra Vo­la­ris va por el gran mer­ca­do de mi­gran­tes cen­troa­me­ri­ca­nos. Su lí­der Enrique Bel­tra­ne­na ha­bla de los pla­nes pa­ra la re­gión

Estrategia y Negocios - - Con­te­ni­do. - TEX­TOS ve­lia ja­ra­mi­llo, DES­DE mé­xi­co

Cuan­do a fi­na­les de 2016 En­ri­que Bel­tra­ne­na, CEO de Vo­la­ris, en­ca­be­zó el ini­cio de las ope­ra­cio­nes de Vo­la­ris Cos­ta Ri­ca, pro­me­tió que trans­for­ma­ría el mer­ca­do aé­reo de la re­gión. Ha­bla­ba muy en se­rio. Ya ha­bía de­mos­tra­do en el gran mer­ca­do me­xi­cano lo que el mo­de­lo Ul­tra Ba­jo Cos­to de la ae­ro­lí­nea po­día lo­grar.

En 12 años trans­cu­rri­dos des­de su fun­da­ción, Vo­la­ris ha trans­por­ta­do a más de 85 mi­llo­nes de pa­sa­je­ros. So­lo de ene­ro a ju­lio de 2018 mo­vi­li­zó 7.154 mi­llo­nes en Mé­xi­co, con­vir­tién­do­se en la ae­ro­lí­nea lí­der por nú­me­ro de pa­sa­je­ros trans­por­ta­dos en ese país. De acuer­do a su úl­ti­mo re­por­te, la ae­ro­lí­nea sir­vió a 10,1 mi­llo­nes de via­je­ros en sus ru­tas na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les en ese pe­río­do.

Bel­tra­ne­na aún re­cuer­da que cuan­do Vo­la­ris na­cía co­mo ae­ro­lí­nea de ba­jo cos­to en Mé­xi­co, “la com­pe­ten­cia nos sa­có una pu­bli­ci­dad en la con­tra­por­ta­da de los pe­rió­di­cos mos­tran­do un avión con rue­das de bi­ci­cle­ta. La per­cep­ción del mo­de­lo de ba­jo cos­to en aque­lla épo­ca era ne­ga­ti­va”.

Aque­lla com­pe­ten­cia des­apa­re­ció des­pués de la cri­sis del 2008 que lle­vo a más de ocho ae­ro­li­neas me­xi­ca­nas a la quie­bra. Hoy, sos­tie­ne Bel­tra­ne­na, Vo­la­ris tie­ne prác­ti­ca­men­te un ter­cio del mer­ca­do me­xi­cano. “So­mos la ae­ro­lí­nea más gran­de del mer­ca­do do­més­ti­co y se­gui­mos cre­cien­do”, apun­ta en en­tre­vis­ta des­de sus ofi­ci­nas en Santa Fe, en ciu­dad de Mé­xi­co.

Cuan­do la ae­ro­lí­nea sur­gió, el mer­ca­do me­xi­cano te­nía 10 años de cre­cer al 5% ca­da año en vo­lu­men de pa­sa­je­ros (de 1995 has­ta el 2005), ha­ce notar Bel­tra­ne­na. Sos­tie­ne que tras el efec­to Vo­la­ris y la irrup­ción de las ae­ro­lí­neas de ba­jo cos­to, el mer­ca­do do­més­ti­co en los úl­ti­mos tres años cre­ció a do­ble di­gi­to.

Vo­la­ris in­tro­du­jo al mer­ca­do me­xi­cano el con­cep­to pun­to a pun­to, en una épo­ca en la que la te­le trans­por­ta­ción

“mi tra­ba­jo más im­por­tan­te es re­du­cir los pre­cios”, di­ce en­ri­que bel­tra­ne­na

es­ta­ba ba­sa­da en la ciu­dad de Mé­xi­co. “Pa­ra via­jar de Mon­te­rrey a Ti­jua­na ha­bía que ba­jar a la ciu­dad de Mé­xi­co. Des­de las ciu­da­des del nor­te no po­día ir­se a Can­cún sin pa­sar por la ciu­dad de Mé­xi­co. Hoy te­ne­mos más de 165 ru­tas pun­to a pun­to y de esas, ope­ra­mos en for­ma ex­clu­si­va ca­si 30. Más del 20% de nues­tras ru­tas es­tán ope­ran­do a des­ti­nos que na­die cu­bre”, de­ta­lla el eje­cu­ti­vo.

La otra dis­rup­ción vino con las ta­ri­fas. “En Mé­xi­co, 80% de las ve­ces Vo­la­ris vue­la 40% más ba­ra­to que su com­pe­ten­cia, el pre­cio es­tá ge­ne­ran­do elas­ti­ci­da­des en cuan­to al mer­ca­do im­por­tan­tí­si­mas”, ase­gu­ra el CEO. Las ta­ri­fas de Vo­la­ris son las más ba­jas prác­ti­ca­men­te del con­ti­nen­te ame­ri­cano, sos­tie­ne, “y no cual­quier em­pre­sa­rio te di­ce: mi tra­ba­jo más im­por­tan­te

es re­du­cir los pre­cios”.

El eje­cu­ti­vo cen­troa­me­ri­cano de­fi­ne a Vo­la­ris co­mo “una com­pa­ñía que cre­ce en pa­sa­je­ros a ta­sas de un 17 a 18% por año, que hoy tie­ne más de 70 avio­nes y ha­ce 350 des­pe­gues dia­rios”.

la FÓR­MU­LA Pa­ra CEN­TROA­MÉ­RI­CA

Vo­la­ris Cos­ta Ri­ca hi­zo su pri­mer vue­lo Gua­te­ma­la–cos­ta Ri­ca el 30 de no­viem­bre del 2016. “Del 30 de no­viem­bre de 2016 a la Se­ma­na Santa del 2017 el mer­ca­do se ha­bía du­pli­ca­do en ta­ma­ño”, des­ta­ca Bel­tra­ne­na.

Ese com­por­ta­mien­to es una cons­tan­te en los mer­ca­dos en los que in­cur­sio­na la ae­ro­lí­nea. “Cuan­do co­men­za­mos a ope­rar, los mer­ca­dos co­mien­zan a cre­cer. Un ejem­plo: Vo­la­ris ya tie­ne el 22% de las ope­ra­cio­nes del ae­ro­puer­to de Gua­te­ma­la, nos he­mos con­ver­ti­do ya en un ju­ga­dor en la re­gión con un pe­so re­la­ti­vo muy im­por­tan­te”, ase­gu­ra su lí­der.

En Cen­troa­mé­ri­ca Vo­la­ris re­pli­có el mo­de­lo, in­no­van­do con ru­tas que na­die ope­ra­ba, co­mo El Sal­va­dor­can­cún; Cos­ta Ri­ca- Gua­da­la­ja­ra, Gua­te­ma­la- Gua­da­la­ja­ra o Gua­te­ma­la- El Sal­va­dor-ti­jua­na.

Esa reac­ción, sos­tie­ne el di­rec­ti­vo, “di­ce mu­cho de la si­tua­ción que es­tá vi­vien­do el mer­ca­do Cen­troa­me­ri­cano, es­tran­gu­la­do por las ta­ri­fas, don­de las ae­ro­lí­neas tra­di­cio­na­les se re­par­ten el mer­ca­do y no hay com­pe­ten­cia real”.

Vo­la­ris cre­ce gra­cias a que “en Cen­troa­mé­ri­ca es­ta­mos vo­lan­do a pre­cios un 40-48% de­ba­jo de nues­tros com­pe­ti­do­res”, ase­gu­ra. Sos­tie­ne: “Cen­troa­mé­ri­ca fue una re­gión que fun­cio­nó en ba­se a co­nec­ti­vi­dad por mu­chos años pe­ro ya hay mer­ca­dos que tie­nen una ma­du­rez su­fi­cien­te pa­ra co­men­zar a fun­cio­nar con el pun­to a pun­to”.

Y pro­me­te: “Con Vo­la­ris, el mer­ca­do cen­troa­me­ri­cano va a co­men­zar a te­ner sín­to­mas de cre­ci­mien­to (en 2018) por­que ya te­ne­mos una ope­ra­ción que cu­bre prác­ti­ca­men­te to­do: Cos­ta Ri­ca, El Sal­va­dor, Gua­te­ma­la y Ni­ca­ra­gua (que sus­pen­dió tem­po­ral­men­te el 22 de ju­nio por la cri­sis po­lí­ti­ca de ese país), en­ton­ces el mer­ca­do va a te­ner una evo­lu­ción”.

CRE­CER, y SE­GUIR CRE­CIEN­DO

Des­de que arran­có ope­ra­cio­nes en Cen­troa­mé­ri­ca, y has­ta fe­bre­ro de 2018, Vo­la­ris ha­bía mo­vi­li­za­do a más de 463 mil pa­sa­je­ros. Ese flu­jo re­pre­sen­ta ape­nas un 2% de los Asien­tos Mi­lla Dis­po­ni­bles (ASMS) to­ta­les. No obs­tan­te, ca­da año, des­de su in­cur­sión en la re­gión, la ae­ro­lí­nea ha más que du­pli­ca­do la ci­fra de pa­sa­je­ros trans­por­ta­dos en Cen­troa­mé­ri­ca, de 43.000 en 2015, a 126.000 en 2016, has­ta 294.000 en 2017.

El po­ten­cial de cre­ci­mien­to es gran­de, ase­gu­ra Bel­tra­ne­na. Ad­vier­te: el 65% del mer­ca­do cen­troa­me­ri­cano son vue­los des­de la re­gión a Es­ta­dos Uni­dos, y Vo­la­ris re­cién co­men­zó a ope­rar en es­te mer­ca­do con los pre­cios más ba­jos.

El pri­mer vue­lo des­de Cen­troa­mé­ri­ca a Es­ta­dos Uni­dos arran­có el 16 de mar­zo de Gua­te­ma­la y El Sal­va­dor a Los Án­ge­les. “Aho­ra en­tra­mos di­rec­to a Los Án­ge­les a Was­hing­ton y a Nue­va York des­de Cen­troa­mé­ri­ca”, des­ta­ca. Y sos­tie­ne: “Es im­por­tan­te dar­le una so­lu­ción a ese trá­fi­co des­de el pun­to de vis­ta ta­ri­fa­rio y des­de el pun­to de vis­ta des­tino”.

El co­men­zar a cu­brir Cen­troa­mé­ri­ca re­pre­sen­tó pa­ra Vo­la­ris una in­ver­sión su­pe­rior a los US$10 mi­llo­nes, pre­ci­sa su CEO. “Es una in­ver­sión im­por­tan­te, nos ha cos­ta­do arran­car den­tro de Cen­troa­mé­ri­ca”. Aho­ra la ae­ro­lí­nea es­tá lis­ta pa­ra re­co­ger los fru­tos de esa apues­ta.

mo­de­lo pro­ba­do. va por nue­vas re­glas

Pa­ra Bel­tra­ne­na, una vez com­pro­ba­das las ven­ta­jas de in­tro­du­cir el mo­de­lo ul­tra ba­jo cos­to en Cen­troa­mé­ri­ca “vie­ne un mo­men­to en que los paí­ses, si quie­ren que ex­pan­da­mos, tie­nen que co­men­zar a apos­tar con no­so­tros por­que ya les de­mos­tra­mos a los mer­ca­dos de El Sal­va­dor, de Ni­ca­ra­gua, de Cos­ta Ri­ca, de Gua­te­ma­la que si se pue­de cre­cer en vo­lu­men”.

El­si­guien­te pa­so es sen­tar­se con las au­to­ri­da­des, dia­lo­gar y sen­tar acuer­dos so­bre te­mas re­le­van­tes des­de el pun­to de vis­ta geo-po­lí­ti­co y des­de el pun­to de vis­ta co­mer­cial in­tra-cen­troa­me­ri­cano. To­mar ac­cio­nes pa­ra el desa­rro­llo del trá­fi­co aé­reo, re­co­no­cien­do que “la trans­por­ta­ción es fun­da­men­tal pa­ra el desa­rro­llo del PIB de nues­tros paí­ses”, pro­po­ne.

“Vie­ne un tra­ba­jo muy im­por­tan­te por­que los paí­ses ya se die­ron cuen­ta lo que es­tá lo­gran­do Vo­la­ris, Cos­ta Ri­ca es­tá cre­cien­do en ru­tas, a El Sal­va­dor, por pri­me­ra vez vino al­guien a mo­ver el mo­no­po­lio, au­to­ri­da­des de Hon­du­ras es­tán en plá­ti­cas con no­so­tros, por­que les in­tere­sa que en­tre­mos”, ase­gu­ra el CEO.

Pa­ra el di­rec­ti­vo un te­ma cla­ve son los im­pues­tos ae­ro­por­tua­rios. “La ta­ri­fa pro­me­dio a la que es­tá ven­dien­do Vo­la­ris en el mer­ca­do re­gio­nal cen­troa­me­ri­cano es de US$30 y el im­pues­to de sa­li­da de ca­da uno de los ae­ro­puer­tos de nues­tra re­gión en al­gu­nos ca­sos es­tá en US$28 pe­ro hay paí­ses co­mo Hon­du­ras que es­tán arri­ba de US$35. ¿Có­mo se va a desa­rro­llar la avia­ción si el im­pues­to es equi­va­len­te o más ca­ro que el bo­le­to?”, se pre­gun­ta.

¿Qué pa­sos ten­drían que dar los go­bier­nos pa­ra im­pul­sar la com­pe­ti­ti­vi­dad aé­rea? “Un te­ma fun­da­men­tal es que las ta­ri­fas ae­ro­por­tua­rias es­tén en fun­ción del va­lor de los bo­le­tos, el que quie­ra ven­der a US$500 que pa­gue una ta­ri­fa al­ta de im­pues­to ae­ro­por­tua­rio y el que quie­ra ven­der a US$30 que se le fi­je una ta­ri­fa que por lo me­nos pa­gue los cos­tos fi­jos de los ae­ro­puer­tos. Hoy el que ven­de a US$500 y el que ven­de a US$30 tie­nen el mis­mo im­pues­to. Eso no es ra­cio­nal y no in­cen­ti­va a que las ta­ri­fas ba­jen”, apun­ta Bel­tra­ne­na.

Ade­más, di­ce, “los go­bier­nos y los gru­pos ae­ro­por­tua­rios a los que se les con­ce­sio­na­ron los ae­ro­puer­tos no se han da­do cuen­ta de que el cre­ci­mien­to de vo­lu­men lle­va diez años es­tan­ca­do por­que su po­lí­ti­ca de es­ta­ble­ci­mien­to de ta­ri­fas es­tran­gu­la el mer­ca­do”.

Hay mu­cho por re­sol­ver en el mer­ca­do aé­reo cen­troa­me­ri­cano. “El pro­duc­to no se adap­ta a las ne­ce­si­da­des de la re­gión. No hay po­si­bi­li­dad de una ta­ri­fa ba­ja pa­ra las PY­MES, la oferta ac­tual no se en­fo­ca en los flu­jos mi­gra­to­rios y los sis­te­mas de dis­tri­bu­ción y cos­tos ahor­can la de­man­da”, con­clu­ye

FOTOS DE archivo

En­ri­que Bel­tra­ne­na: vuel­ve con Vo­la­ris a Cen­troa­mé­ri­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.