Lula Me­na EM­PO­DE­RA­MIEN­TO EN LA MO­DA

LLE­GÓ A EU­RO­PA, GA­NÓ PRE­MIOS DE EM­PREN­DI­MIEN­TO SO­CIAL Y SIGUE FOR­MAN­DO CO­MU­NI­DA­DES DE AR­TE­SA­NAS. EN EL SAL­VA­DOR “HAY CA­LI­DAD HU­MA­NA”.

Estrategia y Negocios - - Ca Inspira -

De­trás de la mar­ca Lula Me­na hay una his­to­ria de crea­ción, men­to­rías a mu­je­res en va­rias co­mu­ni­da­des en El Sal­va­dor y unos va­lo­res in­trín­se­cos que acom­pa­ñan ca­da crea­ción..

Sus pro­duc­tos eco-ami­ga­bles, he­chos a mano, tam­bién res­ca­tan téc­ni­cas mi­le­na­rias en ca­da ar­te­sa­nía. “Ha si­do un año de mu­cho apren­di­za­je”, di­jo Lourdes Me­na al ex­pli­car qué le de­ja 2018. Apren­dió que “Los lí­mi­tes que te­nía no son los ver­da­de­ros lí­mi­tes”, y que su ver­da­de­ro po­ten­cial es ini­ma­gi­na­ble.

Es­te año, la mar­ca Lula Me­na lle­gó a Eu­ro­pa. Ex­pu­so sus pro­duc­tos en fe­rias de Fran­cia y Es­pa­ña y ga­nó el pre­mio Cao­ba a la Ex­ce­len­cia en Em­pren­di­mien­to So­cial que da la Fun­da­ción Glo­ria de Krie­te. “El pre­mio es una re­afir­ma­ción y va­li­da­ción del tra­ba­jo que he­mos rea­li­za­do, du­ran­te 7 años, crean­do pro­duc­tos in­no­va­do­res a tra­vés de téc­ni­cas ar­te­sa­na­les que nos brin­dan una iden­ti­dad co­mo país y re­uti­li­zan­do ma­te­ria­les pa­ra pre­ser­var el me­dio am­bien­te”, di­ce Me­na.

En 2019, la em­pren­de­do­ra so­cial crea­rá un La­bo­ra­to­rio de Di­se­ño pa­ra am­pliar la es­ca­la de producción y res­ca­tar más téc­ni­cas tra­di­cio­na­les de El Sal­va­dor. “En la ac­tua­li­dad so­lo tra­ba­ja­mos con dos o tres téc­ni­cas tra­di­cio­na­les, pe­ro co­noz­co más de 22 téc­ni­cas. Lo gran­dio­so se­rá te­ner un es­pa­cio don­de pro­be­mos mez­clar una téc­ni­ca tra­di­cio­nal con otra, mez­clar ma­te­ria­les inusua­les, lo que ya ha­ce­mos so­lo que de una ma­ne­ra más sis­te­ma­ti­za­da y más gran­de pa­ra te­ner más pro­to­ti­pos, más lí­neas de pro­duc­tos, ir a más co­mu­ni­da­des y en­se­ñar­les có­mo lo ha­ce­mos”.

El pró­xi­mo año bus­ca­rá do­blar el vo­lu­men de producción. “La fi­na­li­dad de to­do el pro­yec­to es dar em­pleo a más mu­je­res en el área ru­ral. Nues­tro com­pro­mi­so es ha­cer nue­vas co­lec­cio­nes con los gru­pos que ya te­ne­mos, nue­vas lí­neas de di­se­ño, nue­vas ca­pa­ci­ta­cio­nes”. Me­na ha lo­gra­do res­ca­tar téc­ni­cas tra­di­cio­na­les de El Sal­va­dor co­mo la con­fec­ción en te­la­res ar­te­sa­na­les y el uso del añil, e in­no­va­do con co­lla­res ela­bo­ra­dos con se­mi­llas, re­si­duos de llan­tas, are­tes y pul­se­ras he­chas con ca­ble de te­lé­fono o bron­ce re­ci­cla­do, ha­ma­cas con co­lo­res de mo­da.

“Yo di­se­ño ba­jo los cin­co prin­ci­pios: eco­ami­ga­ble, ela­bo­ra­do a mano, con téc­ni­cas tra­di­cio­na­les, con em­po­de­ra­mien­to de la mu­jer, in­no­va­ción y co­mer­cio jus­to”, des­cri­bió.

La ins­pi­ra Egly La­rrey­na­ga. “Me pa­re­ce in­creí­ble lo que es­tá ha­cien­do, ex­po­nien­do las co­sas que no que­re­mos ver a tra­vés del ar­te. Es­tá sa­nan­do he­ri­das. Es di­fi­ci­lí­si­mo ahon­dar en te­mas que no que­re­mos ver y ella usa el tea­tro pa­ra sen­si­bi­li­zar y edu­car al pú­bli­co”.

¿QUE LA INS­PI­RA DE CA.?

De El Sal­va­dor nues­tra gen­te. No im­por­ta lo que es­té pa­san­do, siem­pre te po­dés en­con­trar a gen­te dis­pues­ta a ayu­dar­te, a dar­te una son­ri­sa, con ca­li­dad hu­ma­na. Eso es nues­tro ma­yor atri­bu­to, lo que me ha­ce no tra­gar­me la his­to­ria de que aquí so­lo pa­san co­sas ma­las. Tam­bién hay mi­les tra­tan­do de sa­lir ade­lan­te, ha­cien­do su me­jor es­fuer­zo, con los re­cur­sos que tie­nen. Esa ca­pa­ci­dad de rein­ven­tar­se es ma­ra­vi­llo­sa. Es nues­tra ma­yor cua­li­dad. Me gus­ta po­der co­nec­tar con la gen­te”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.