Los ro­bots lle­gan pa­ra hi­lar fino en la in­dus­tria tex­til

Ha­nes­brands, el ma­yor ex­por­ta­dor en El Sal­va­dor, in­cur­sio­na con la au­to­ma­ti­za­ción de pro­ce­sos sin que és­te re­pre­sen­te una ame­na­za la­bo­ral.

Estrategia y Negocios - - Negocios. - TEX­TOS jo­sé BA­RRE­RA

La ro­bó­ti­ca ex­pe­ri­men­ta un as­cen­so si­len­cio­so en las in­dus­trias. En El Sal­va­dor, los ro­bots in­clu­so ya tra­ba­jan en el desa­rro­llo de pro­ce­sos en Ha­nes­brands, el prin­ci­pal ex­por­ta­dor y uno de los ma­yo­res ge­ne­ra­do­res de em­pleo en el país cen­troa­me­ri­cano. Los ro­bots es­tán in­vo­lu­cra­dos es­pe­cí­fi­ca­men­te en la con­fec­ción de cal­ce­ti­nes. Las má­qui­nas to­man el hi­lo y ela­bo­ran los te­ji­dos pa­ra la pro­duc­ción, cor­tan te­la y fa­bri­can las pren­das. Son los em­plea­dos no hu­ma­nos que aho­ra to­man pa­si­llos en­te­ros en el com­ple­jo de pro­duc­ción que la com­pa­ñía de ca­pi­tal es­ta­dou­ni­den­se ad­mi­nis­tra en una zo­na fran­ca en el mu­ni­ci­pio de San Juan Opi­co, La Li­ber­tad.

Ha­nes­brands es ade­más el ma­yor em­plea­dor de El Sal­va­dor. La ope­ra­ción de la com­pa­ñía en la pla­za ge­ne­ra mi­les de em­pleos di­rec­tos y el mo­vi­mien­to de per­so­nal en las na­ves es or­de­na­do, pe­ro im­pac­tan­te. En el mar de ope­ra­rios, la ro­bo­ti­za­ción es­tá brin­dan­do a la em­pre­sa más ca­pa­ci­da­des.

Re­né Vi­lla­rreal, vi­ce­pre­si­den­te de ope­ra­cio­nes de Ha­nes­brands El Sal­va­dor, ex­pli­có a Es­tra­te­gia&ne­go­cios que la au­to­ma­ti­za­ción de pro­ce­sos es una ten­den­cia, ya que las com­pa­ñías bus­can más efi­cien­cia en sus pro­ce­sos, pe­ro que en su ca­so es­to no sig­ni­fi­ca su­pre­sión de pla­zas pa­ra ope­ra­do­res hu­ma­nos.

“Ha­nes­brand El Sal­va­dor tie­ne cer­ca de 11.000 em­plea­dos. Aho­ra hay un pro­ce­so más tec­ni­fi­ca­do que re­quie­re me­nos mano de obra, pe­ro hay otro -co­mo el pro­ce­so de cos­tu­ra- que de­man­da mano de obra in­ten­sa, esa com­bi­na­ción de tec­no­lo­gía y la ne­ce­si­dad de mano de obra in­ten­sa per­mi­te que ten­ga­mos 1,2 em­plea­dos por ca­da má­qui­na”, des­cri­be Vi­lla­rreal.

El eje­cu­ti­vo sen­ten­cia que esa mis­ma com­bi­na­ción ga­ran­ti­za que la com­pa­ñía con­ti­núe cre­cien­do en de­man­da de mano de obra pa­ra sus ope­ra­cio­nes.

Des­de su lle­ga­da a El Sal­va­dor -ha­ce 26 años- la com­pa­ñía mul­ti­na­cio­nal ha in­ver­ti­do US$654 mi­llo­nes y aho­ra se en­cuen­tra en una eta­pa cla­ve pa­ra la in­dus­tria, co­mo es la au­to­ma­ti­za­ción de al­gu­nos de sus pro­ce­sos pa­ra ga­ran­ti­zar su efi­cien­cia y po­ner­se un pa­so al fren­te de la com­pe­ten­cia.

La em­pre­sa ha in­ver­ti­do unos US$7,5 mi­llo­nes en la me­jo­ra de pro­ce­sos y la ro­bo­ti­za­ción ya rin­de fru­tos. Bue­na par­te de la in­ver­sión se en­fo­ca en la pro­duc­ción de cal­ce­ti­nes y me­dias de la mar­ca Cham­pion, la cual -ha­cia me­dia­dos del año- ex­pe­ri­men­ta­ba cre­ci­mien­tos anua­les de dos dí­gi­tos.

De acuer­do con da­tos de Ha­nes­brands, gra­cias a la au­to­ma­ti­za­ción, la plan­ta pa­só de pro­du­cir 1,9 mi­llo­nes de li­bras de te­la por se­ma­na a 2,3 mi­llo­nes de li­bras, pe­ro le­jos de ser una ope­ra­ción ex­clu­si­va

HA­NES­BRANDS EL SAL­VA­DOR ES EL MA­YOR GE­NE­RA­DOR DE EM­PLEOS EN EL PAÍS, CON MÁS DE 11.000 EM­PLEOS DI­REC­TOS.

de ro­bots, ha per­mi­ti­do con­tra­tar a más jó­ve­nes que se in­vo­lu­cran en el con­trol de ca­li­dad de las pren­das ter­mi­na­das.

in­cur­sión en nue­vos ni­chos

Ha­nes­brands tam­bién in­vir­tió US$5,2 mi­llo­nes en una nue­va área es­pe­cia­li­za­da en te­ñi­do de pren­das ter­mi­na­das, co­mo par­te de su plan por di­ver­si­fi­car su pro­duc­ción y ser más com­pe­ti­ti­va. Se ubi­ca en la plan­ta Tex­ti­les El Sal­va­dor, ubi­ca­da tam­bién en el mu­ni­ci­pio de San Juan Opi­co y con­si­de­ra­da una de las más gran­des de la ope­ra­ción, ya que se ge­ne­ran 1.915 em­pleos di­rec­tos.

Re­né Vi­lla­rreal ex­pli­có que el nue­vo pro­ce­so (co­no­ci­do co­mo gar­ment dye) de­man­da de tec­no­lo­gía de pun­ta, ya que re­quie­re de al­ta pre­ci­sión.

Su eje­cu­ción ha si­do po­si­ble lue­go de que la ca­sa ma­triz com­ple­ta­ra va­rias ad­qui­si­cio­nes -de otras em­pre­sas, mo­vi­mien­to que les han fa­ci­li­ta­do el in­gre­so a nue­vos ni­chos gra­cias a la con­fec­ción de pren­das que nun­ca an­tes ha­bían ela­bo­ra­do y que el mer­ca­do pre­mia por su in­no­va­ción.

El eje­cu­ti­vo des­ta­có que la in­ver­sión per­mi­te am­pliar los pro­ce­sos es­ta­ble­ci­dos en di­cha ope­ra­ción, la cual con­sis­te en tra­ba­jar pren­das en blan­co y que son te­ñi­das de acuer­do con la de­man­da de los dis­tin­tos clien­tes.

Vi­lla­rreal de­ta­lla que la in­dus­tria ge­ne­ral­men­te fabrica pren­das en se­rie a par­tir de te­las de un co­lor de­ter­mi­na­do, la cual se cor­ta y se pro­du­ce, en cam­bio, gra­cias al nue­vo pro­ce­so se ti­ñen las pren­das ya ter­mi­na­das y se en­vían a las tien­das aten­dien­do la de­man­da del mer­ca­do.

“Es­to fa­ci­li­ta que ten­ga­mos ac­ce­so a mer­ca­dos di­fe­ren­tes, por­que el aca­ba­do de la pren­da en su tex­tu­ra es muy di­fe­ren­te al que se tie­ne ba­jo la tra­di­ción de te­ñir la te­las”, ex­pli­ca el vi­ce­pre­si­den­te de ope­ra­cio­nes de Ha­nes­brands.

La eje­cu­ción del nue­vo plan de in­ver­sión ha per­mi­ti­do con­tra­tar a 215 nue­vos ope­ra­rios y al cie­rre del año es­ta mar­ca su­pe­rará los 600, de­bi­do a que es­tá pre­vis­to in­yec­tar al­re­de­dor de US$5 mi­llo­nes más en in­ver­sio­nes.

No obs­tan­te su po­si­ción de li­de­raz­go en los mer­ca­dos don­de par­ti­ci­pa, la fir­ma es­ta­dou­ni­den­se es­tá bus­can­do nue­vos ni­chos de cre­ci­mien­to.

“Ca­da vez más (el ru­bro tex­til) se con­vier­te en un ne­go­cio más com­pe­ti­ti­vo. Las mar­cas gran­des de em­pre­sas -y las dis­tri­bui­do­ras- ha­cen sus pro­pias mar­cas y Ha­nes tie­ne que es­tar cons­tan­te­men­te eva­luan­do sus pla­ta­for­mas de te­las pa­ra ofre­cer pro­gra­mas in­no­va­do­res. No­so­tros so­mos lí­de­res en to­dos los seg­men­tos de ro­pa in­te­rior, de su­da­de­ras, ca­mi­se­tas... so­mos el nú­me­ro uno o nú­me­ro dos y pa­ra sos­te­ner­nos en ese ni­vel de com­pe­ten­cia te­ne­mos que es­tar in­no­van­do cons­tan­te­men­te”, pun­tua­li­zó Vi­lla­rreal.

La ope­ra­ción de Ha­nes­brands en El Sal­va­dor cuen­ta con cer­ti­fi­ca­dos de ope­ra­ción me­dioam­bien­tal, ade­más de ser una re­fe­ren­te en cuan­to a desa­rro­llos de ini­cia­ti­vas de Res­pon­sa­bi­li­dad So­cial Em­pre­sa­rial, una de ellas es el fo­men­to de la edu­ca­ción de sus co­la­bo­ra­do­res.

El vi­ce­pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca de El Sal­va­dor, Os­car Or­tiz, ha des­ta­ca­do el rol de la em­pre­sa y el im­pac­to en la zo­na don­de ope­ra, sos­tie­ne que es una com­pa­ñía com­pro­me­ti­da con el em­pleo in­clu­si­vo.

Or­tiz, co­mi­sio­na­do pa­ra la In­ver­sión Pú­bli­ca y Pri­va­da, des­ta­ca que más del 60% de la fuer­za la­bo­ral de la com­pa­ñía son mu­je­res, mu­chas de ellas je­fas de ho­gar y un gran por­cen­ta­je son jó­ve­nes.

La em­ba­ja­do­ra de Es­ta­dos Uni­dos, Jean Ma­nes, va­lo­ró que Ha­nes­brands no en­ca­ja en el per­fil de una tex­ti­le­ra tra­di­cio­nal y en­fa­ti­zó que es­ta in­dus­tria tie­ne el po­ten­cial de con­ver­tir­se en una ge­ne­ra­do­ra de cam­bio so­lo si se ge­ne­ra va­lor agre­ga­do a tra­vés de la sos­te­ni­bi­li­dad y la ge­ne­ra­ción de em­pleo ca­li­fi­ca­do.

Ha­nes­brands, que ope­ra en 35 paí­ses y ad­mi­nis­tra unas 70 plan­tas a ni­vel glo­bal, se ha con­so­li­da­do co­mo el ma­yor ex­por­ta­dor de la in­dus­tria tex­til en el país cen­troa­me­ri­cano des­de 2013. Al cie­rre de 2017, sus ex­por­ta­cio­nes su­pe­raron los US$800 mi­llo­nes

GRA­CIAS A AU­TO­MA­LA PRO­CE­SOS, LA PLAN­TA PRO­DU­CIR 1,9 MI­LLO­NES DE LI­BRAS DE TE­LA A 2,3 MI­LLO­NES SE­MA­NA­LES

FO­TOS DE CORTESÍA

La in­tro­duc­ción de la au­to­ma­ti­za­ción de pro­ce­sos no es un ries­go pa­ra los mi­les de ope­ra­rios hu­ma­nos.

FO­TOS DE CORTESÍA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.