¿Cuán­to nos cues­ta la co­rrup­ción?

Mercados & Tendencias Honduras - - M&t Report -

De acuer­do con el in­for­me “La Co­rrup­ción: Sus ca­mi­nos, su im­pac­to en la so­cie­dad y una agen­da pa­ra su eli­mi­na­ción”, ela­bo­ra­do por el Ins­ti­tu­to Cen­troa­me­ri­cano de Es­tu­dios Fis­ca­les (ICEFI), uno de los de­ba­tes acer­ca del estudio de la co­rrup­ción gra­vi­ta al­re­de­dor de las me­to­do­lo­gías o fór­mu­las que po­drían ser uti­li­za­das pa­ra es­ti­mar su cos­to eco­nó­mi­co.

Car­los Mel­gar, in­ves­ti­ga­dor de di­cho ins­ti­tu­to, ase­gu­ra que en la prác­ti­ca re­sul­ta una ta­rea di­fí­cil, si no im­po­si­ble, de­ter­mi­nar el cos­to real y exac­to de la co­rrup­ción. En va­rios paí­ses de la re­gión se ha in­ten­ta­do cuan­ti­fi­car ese cos­to eco­nó­mi­co, sin em­bar­go re­sul­ta muy di­fí­cil por­que se eva­lúa el te­ma por la vía de la per­cep­ción.

“En Gua­te­ma­la hi­ci­mos un ejer­ci­cio pa­ra cal­cu­lar el cos­to de la co­rrup­ción. Es­ta­ble­ci­mos ru­bros vul­ne­ra­bles den­tro del pre­su­pues­to vi­gen­te en 2015 y lle­ga­mos a la con­clu­sión que apro­xi­ma­da­men­te US$550 mi­llo­nes se pier­den por cau­sa de la co­rrup­ción”, ase­gu­ra.

En Pa­na­má, a fi­na­les de ese mis­mo año, Ama­do Phi­lip de An­drés, di­rec­tor re­gio­nal de la Ofi­ci­na de las Na­cio­nes Uni­das con­tra el De­li­to, de­ta­lló que un 1% del PIB (unos US$520 mi­llo­nes) se pier­de anual­men­te por cul­pa de es­te fe­nó­meno.

Aun­que sin una cifra exac­ta del cos­to eco­nó­mi­co de la co­rrup­ción, la Aso­cia­ción Na­cio­nal de la Em­pre­sa Pri­va­da (ANEP), de El Sal­va­dor, in­for­mó que el país po­dría per­der has­ta

Los efec­tos ne­ga­ti­vos de la co­rrup­ción en los paí­ses de la re­gión van mu­cho más allá que la pér­di­da de los bie­nes eco­nó­mi­cos de los Es­ta­dos. De acuer­do con el Ban­co Mun­dial (BM), la co­rrup­ción es sin du­da el ma­yor obs­tácu­lo pa­ra el de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co y so­cial de un país. Su ejer­ci­cio no so­lo me­nos­ca­ba los re­cur­sos que se ne­ce­si­tan pa­ra sa­tis­fa­cer las ne­ce­si­da­des de sus ha­bi­tan­tes, sino que tam­bién des­in­cen­ti­va las in­ver­sio­nes y fre­na el de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co. De ahí que exis­ta una co­rre­la­ción po­si­ti­va en­tre el ni­vel de trans­pa­ren­cia de un país y su pues­to en el Ín­di­ce Glo­bal de Com­pe­ti­ti­vi­dad del Fo­ro Eco­nó­mi­co Mun­dial.

“La co­rrup­ción ale­ja la in­ver­sión ex­tran­je­ra. Los in­ver­sio­nis­tas no quie­ren lle­var sus ca­pi­ta­les a paí­ses don­de hay co­rrup­ción”, ex­pre­sa Ju­lio Cé­sar de la Ro­sa, coor­di­na­dor ge­ne­ral de la Alian­za Do­mi­ni­ca­na con­tra la Co­rrup­ción (ADOCCO).

Hum­ber­to Ló­pez, Di­rec­tor del BM pa­ra Cen­troa­mé­ri­ca, ase­gu­ra que la co­rrup­ción es un enemi­go pú­bli­co del de­sa­rro­llo de la re­gión. Ade­más de ge­ne­rar una enor­me in­jus­ti­cia so­cial, afecta as­pec­tos del de­sa­rro­llo co­mo el in­gre­so per cá­pi­ta, el cre­ci­mien­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.