BE­NE­FI­CIOS DE LA LEY DE ASOCIOS PÚ­BLI­COS Y PRI­VA­DOS Y RE­FOR­MAS

Mercados & Tendencias Honduras - - Mercados - Por (Ro­me­ro Pi­ne­da & Aso­cia­dos)

La Ley de Asocios Pú­bli­cos y Pri­va­dos es una ley que da­ta de 2013, por lo que a cua­tro años de su pro­mul­ga­ción es ne­ce­sa­rio re­eva­luar los be­ne­fi­cios y re­tos que tie­ne. Es­ta ley fue crea­da con el ob­je­to de es­ta­ble­cer nor­ma­ti­va que per­mi­ta el Es­ta­do desa­rro­llar pro­yec­tos con el sec­tor pri­va­do. Sin em­bar­go, no to­dos los pro­yec­tos pue­den eje­cu­tar­se, ya que la mis­ma ley se en­car­gó de li­mi­tar la apli­ca­ción en dos sen­ti­dos:

los pro­yec­tos de­be­rán su­pe­rar 45,000 ve­ces el sa­la­rio mí­ni­mo, es de­cir, US$13.5 mi­llo­nes.

ex­clu­yen­do de la ley pro­yec­tos en los sec­to­res de sa­lud, se­gu­ri­dad so­cial, se­gu­ri­dad pú­bli­ca, agua, edu­ca­ción y sis­te­ma pe­ni­ten­cia­rio en­tre otros. Ca­be pre­gun­tar­se en­ton­ces, si es que el Go­bierno tie­ne a su dis­po­si­ción es­ta he­rra­mien­ta, ¿por qué no se ha uti­li­za­do? En mi opi­nión, la fal­ta de apli­ca­ción de la fi­gu­ra del aso­cio pú­bli­co-pri­va­do re­si­de en que la re­gu­la­ción es de­ma­sia­do com­pli­ca­da pa­ra su eje­cu­ción, ya que la mis­ma re­quie­re de vo­lun­tad po­lí­ti­ca al de­le­gar una apro­ba­ción pre­via por la Asam­blea Le­gis­la­ti­va. Adi­cio­nal­men­te se de­be­rán prio­ri­zar los pro­yec­tos que pue­dan ser au­to-sos­te­ni­bles, sien­do com­pli­ca­do es­ta­ble­cer con cer­te­za di­cha ca­te­go­ría. El Sal­va­dor de­be tra­ba­jar mu­cho en sus es­tra­te­gias re­gu­la­to­rias pa­ra es­ta­ble­cer un clima cla­ro de ne­go­cios. La bús­que­da de nue­vas in­ver­sio­nes es un com­pro­mi­so de país, ya que ahí es don­de des­can­sa el desa­rro­llo de nues­tro pue­blo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.