¿Có­mo y cuán­to le cos­ta­ría re­em­pla­zar a una per­so­na cla­ve en su or­ga­ni­za­ción?

Mercados & Tendencias Honduras - - Mercados -

Las pó­li­zas y co­ber­tu­ras pa­ra al­tos di­rec­ti­vos re­fle­jan un au­men­to en el mun­do em­pre­sa­rial ¡Des­cu­bra por qué es im­por­tan­te la se­gu­ri­dad en es­tas po­si­cio­nes!

Se ha pues­to a pen­sar… ¿qué se­ría de su em­pre­sa si us­ted o uno de sus so­cios fal­ta­ran y por lo tan­to no pu­die­ran ha­cer fren­te a sus res­pon­sa­bi­li­da­des den­tro del ne­go­cio?

En una em­pre­sa ge­ne­ral­men­te hay cier­tos “Fun­cio­na­rios Cla­ve” cu­yas fun­cio­nes y co­no­ci­mien­tos son crí­ti­cas pa­ra el éxi­to del ne­go­cio en la ad­qui­si­ción de sus in­gre­sos. Es po­si­ble que di­chos em­plea­dos sean los fun­da­do­res de la com­pa­ñía o los so­cios, o bien los di­rec­ti­vos res­pon­sa­bles de ope­rar un as­pec­to vi­tal de la em­pre­sa, co­mo se­rían, el di­rec­tor ge­ne­ral, el di­rec­tor fi­nan­cie­ro, el di­rec­tor de mer­ca­do­tec­nia y ventas o el ge­ren­te que desa­rro­lla nue­vos pro­duc­tos, en­tre otros.

La muer­te o sa­li­da de la com­pa­ñía de cual­quie­ra de es­tas per­so­nas cla­ves cau­sa­ría un se­rio im­pac­to en los in­gre­sos del ne­go­cio. Es por ello que, mu­chas com­pa­ñías pe­que­ñas, me­dia­nas o gran­des, de­ci­den com­prar pó­li­zas de se­gu­ros de “Hom­bre Cla­ve” pa­ra es­tos di­rec­ti­vos tan im­por­tan­tes.

Co­mo due­ña de la pó­li­za, la em­pre­sa es la be­ne­fi­cia­ria y re­ci­be la in­dem­ni­za­ción cuan­do el “hom­bre cla­ve” ase­gu­ra­do de­ja su pues­to por fa­lle­ci­mien­to, in­va­li­dez, re­ti­ro, re­nun­cia o des­pi­do.

En pa­la­bras más sen­ci­llas, un seguro de hom­bre cla­ve es aquel que en lu­gar de pro­te­ger a una fa­mi­lia pro­te­ge a una em­pre­sa.

Bá­si­ca­men­te, con­sis­te en un seguro que se con­tra­ta por me­dio de la em­pre­sa, pa­ra tra­tar de ga­ran­ti­zar su con­ti­nui­dad o su­per­vi­ven­cia an­te la pér­di­da fí­si­ca de una per­so­na cla­ve en la or­ga­ni­za­ción.

Es in­creí­ble co­mo un nú­me­ro im­por­tan­te de empresas, so­bre to­do de ín­do­le fa­mi­liar, de­pen­den en cier­to mo­do de sus so­cios, ac­cio­nis­tas prin­ci­pa­les o due­ños. In­clu­si­ve, empresas más gran­des de­pen­den de per­so­nal que se desem­pe­ña en áreas muy sen­si­bles o es­pe­cia­li­za­das (fi­nan­zas, ventas, tec­no­lo­gía, etc.)

“La em­pre­sa al ad­qui­rir un seguro de “Hom­bre Cla­ve” se pue­de be­ne­fi­ciar, en ca­so de la muer­te de esa per­so­na, ga­ran­ti­zan­do su su­per­vi­ven­cia ya que al per­der­la, pue­de te­ner un hue­co fi­nan­cie­ro con­si­de­ra­ble. El cos­to de re­em­pla­zar a esa per­so­na es muy al­to y so­bre to­do cuan­do se pier­de ines­pe­ra­da­men­te”, se­ña­ló Cons­tan­tino Ka­fal­tis, VPA mer­ca­deo Vi­da In­di­vi­dual en In­ter­na­cio­nal de Se­gu­ros.

Cual­quier per­so­na que por sus co­no­ci­mien­tos téc­ni­cos, ex­pe­rien­cia, ca­pi­tal o con­tac­tos de ne­go­cio real­men­te se con­vier­ta en el ac­ti­vo más va­lio­so de la or­ga­ni­za­ción, pue­de es­tar ba­jo el pa­ra­guas de es­te ti­po de pó­li­za.

Es una de­ci­sión sub­je­ti­va que ha­ce la em­pre­sa pe­ro a la vez sustentable. Por ejem­plo, una agen­cia de pu­bli­ci­dad que tie­ne un crea­ti­vo im­por­tan­te, en ca­so de que és­te fa­llez­ca o lo pier­da, la em­pre­sa va a pa­sar por una tur­bu­len­cia fi­nan­cie­ra con­si­de­ra­ble ¿Có­mo lo re­em­pla­za y cuán­to le cos­ta­rá?

Nor­mal­men­te los so­cios o ac­cio­nis­tas son los que op­tan por es­te ti­po de se­gu­ros. Es el empresario quién de­ter­mi­na en qué por­cen­ta­je de la ren­ta­bi­li­dad de la em­pre­sa tie­ne in­je­ren­cia di­rec­ta esa per­so­na.

Ca­be des­ta­car que to­da pó­li­za de vi­da, sin ex­cep­tuar la de “Hom­bre Cla­ve”, pa­sa por un pro­ce­so de eva­lua­ción de ries­go. Allí la com­pa­ñía de se­gu­ros se pue­de re­ser­var el de­re­cho de con­si­de­rar si de­ter­mi­na­da per­so­na qui­zás no re­pre­sen­ta pa­ra la em­pre­sa lo que ellos pien­san.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.