MI DES­CU­BRI­MIEN­TO DE LA FE

El que bus­ca ha­lla

Conectate - - VORDER SEITE - Ro­sa­ne Pe­rei­ra Ro­sa­ne Pe­rei­ra es pro­fe­so­ra de in­glés y es­cri­to­ra. Vi­ve en Río de Ja­nei­ro (Bra­sil) y es­tá afi­lia­da a La Fa­mi­lia In­ter­na­cio­nal.

Aunque me crié en el seno de una fa­mi­lia cris­tia­na, a los 13 años me de­cla­ré atea. Cuan­do cum­plí los 18 me fui de mi ciu­dad na­tal — Río de Ja­nei­ro— con una mo­chi­la a la es­pal­da pa­ra ver el mundo. Vi­si­té el Reino Uni­do, des­pués cru­cé el ca­nal y to­mé un bus has­ta la In­dia, pa­san­do por Tur­quía, Irán, Af­ga­nis­tán y Pa­quis­tán. Apren­dí que la gen­te de len­gua ára­be usa la mis­ma ex­pre­sión, As-sa­la­mu alay­kum —la paz de Dios sea con us­te­des—, tan­to pa­ra sa­lu­dar­se como pa­ra des­pe­dir­se. En cier­ta oca­sión, es­tan­do en Af­ga­nis­tán, es­cu­ché a un ni­ño can­tar una her­mo­sa can­ción en el ta­ller de sas­tre­ría de su pa­dre. Cuan­do le pre­gun­té qué can­ta­ba, me di­jo: «El Co­rán, cla­ro». Cuan­do lle­gué a Goa, me que­dé con un gru­po de jó­ve­nes fran­ce­ses que se pa­sa­ban ho­ras sen­ta­dos en su cho­ci­ta con­tem­plan­do una ve­la en­cen­di­da so­bre una me­sa.

Re­cuer­do que pen­sé: «Dios de­be de exis­tir. Por don­de­quie­ra que voy, la gen­te lo bus­ca ». Al ca­bo de po­co tiem­po vol­ví a mis raí­ces cris­tia­nas y me hice mi­sio­ne­ra. En­ton­ces co­men­cé a apren­der lo que sig­ni­fi­ca en reali­dad la fe.

Des­cu­brí por ex­pe­rien­cia que a me­di­da que su­pe­ras, una a una, las prue­bas de la vi­da, la fe te lla­ma a se­guir ade­lan­te. Es lo que te man­tie­ne en mar­cha cuan­do las con­tra­rie­da­des y el aba­ti­mien­to te gri­tan que aban­do­nes. Es un sil­bo apa­ci­ble que en me­dio de la tri­bu­la­ción te di­ce que to­do va a sa­lir bien. La fe cre­ce día a día con­for­me vamos ven­cien­do obs­tácu­los.

Si con­si­de­ras que no tie­nes mu­cha fe, re­cuer­da lo que di­jo Je­sús. Aunque tu fe sea del ta­ma­ño de una se­mi­lla de mos­ta­za, es ca­paz de mo­ver mon­ta­ñas1.

1. V. Ma­teo 17: 20

N. T. Wright (n. 1948)

La re­su­rrec­ción con­su­ma la ins­tau­ra­ción del reino de Dios. […] Es el acon­te­ci­mien­to de­ci­si­vo que de­mues­tra que el reino de Dios ha co­men­za­do en la Tie­rra como en el Cie­lo. […] El men­sa­je de la Pas­cua es que el nue­vo mundo de Dios ha si­do re­ve­la­do en Je­su­cris­to y es­tás in­vi­ta­do a par­ti­ci­par en él.

Newspapers in Spanish

Newspapers from International

© PressReader. All rights reserved.