Nú­me­ro 2:

Gas­tar me­nos de lo que se ga­na.

Conectate - - CONÉCTATE -

El tru­co pa­ra no en­deu­dar­se y más bien aho­rrar es bas­tan­te sen­ci­llo: no gas­tar más de lo que se ga­na. Es la re­gla eco­nó­mi­ca fun­da­men­tal, la úni­ca ma­ne­ra de con­tar con su­fi­cien­tes re­cur­sos pa­ra los gas­tos y ade­más con­se­guir aho­rrar.

Cuan­do una per­so­na as­pi­ra a vi­vir con arre­glo a sus po­si­bi­li­da­des, pue­de to­par­se con mu­chos obstáculos. Ten pre­sen­tes las si­guien­tes re­co­men­da­cio­nes:

• Eco­no­mi­za. Los sa­cri­fi­cios que ha­gas hoy pue­den re­dun­dar en be­ne­fi­cios más ade­lan­te. • Apren­de a dis­tin­guir en­tre lo que son lu­jos y lo que es ne­ce­sa­rio. No con­fun­das ne­ce­si­da­des con de­seos. Las per­so­nas que más lo­gran aho­rrar li­mi­tan las com­pras que son so­lo pa­ra dar­se un gus­to. Pre­fie­ren aho­rrar con mi­ras a la­brar­se una es­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca en vez de gas­tar en gus­tos del mo­men­to, co­sas su­per­fluas y lu­jos. • Es­tu­dia tus há­bi­tos y ru­ti­nas. Mu­chas per­so­nas tie­nen al me­nos un há­bi­to cos­to­so. Pue­de ser un lat­te o un ca­pu­chino que se to­man to­dos los días, el an­sia de com­prar­se za­pa­tos nue­vos o la costumbre de sa­lir a ce­nar. Ana­li­za to­das tus cos­tum­bres y ru­ti­nas pa­ra ver qué pue­des re­cor­tar, a fin

Newspapers in Spanish

Newspapers from International

© PressReader. All rights reserved.