Cam­bio de rum­bo

24 Horas - El diario sin limites - - MÉXICO - JUAN F. CASTAÑEDA jf­cas­ta­ne­da9@hot­mail.com

“Hoy ce­le­bra­mos cua­tro años del re­gis­tro de Mo­re­na co­mo par­ti­do po­lí­ti­co. De­jo a ca­da quien que ha­ga sus pro­pias re­fle­xio­nes por­que yo, en es­te ca­so, no soy ob­je­ti­vo. Sos­ten­go que es un fe­nó­meno mun­dial”.

Es­to es­cri­bió An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, vir­tual Pre­si­den­te, en su cuen­ta de Twit­ter.

La reali­dad mues­tra que en cua­tro años lo­gra­ron avan­ces.

Con su ac­ti­tud de desafío ins­pi­ra­ron a mi­llo­nes de elec­to­res.

Hoy la iz­quier­da em­pie­za a edi­fi­car al­go nue­vo.

An­te la im­pe­rio­sa ne­ce­si­dad de re­for­mas sin de­mo­ras, los ciu­da­da­nos con su vo­to pu­sie­ron ros­tro a los can­di­da­tos que los re­pre­sen­tan en los Con­gre­sos.

Hay desafíos que aten­der, co­mo la di­fí­cil si­tua­ción eco­nó­mi­ca y la in­se­gu­ri­dad, y se es­pe­ra des­apa­rez­can pron­to.

En bus­ca de la re­con­ci­lia­ción na­cio­nal, Mo­re­na tra­ba­ja en la con­fec­ción de equi­pos y es­tra­te­gias. Re­co­gie­ron las que­jas de mi­llo­nes, y aho­ra tra­zan su lí­nea de ac­tua­ción.

Se es­pe­ran dis­cur­sos du­ros y con­tun­den­tes, y es­pe­ro dig­nos, pa­ra de­nun­ciar los ca­sos de co­rrup­ción que afec­ta­ron o afec­tan a los go­bier­nos.

Aho­ra que Mo­re­na lle­va­rá las rien­das de las ne­go­cia­cio­nes, ha­brá un cam­bio en el rum­bo en ma­te­ria po­lí­ti­ca en ca­si to­dos los con­gre­sos de los es­ta­dos.

Al per­der el con­trol po­lí­ti­co en sus con­gre­sos, los Go­bier­nos es­ta­ta­les en­fren­ta­rán el nue­vo re­to.

Un ejem­plo, Al­fre­do del Mazo se­rá el pri­mer go­ber­na­dor me­xi­quen­se que tra­ba­ja­rá a par­tir del 5 de sep­tiem­bre, con un Con­gre­so en ma­nos de la opo­si­ción.

De las 75 cu­ru­les del Con­gre­so del Es­ta­do de Mé­xi­co, la ma­yo­ría de los dis­tri­tos y plu­ri­no­mi­na­les son de Mo­re­na, Par­ti­do del Tra­ba­jo y En­cuen­tro So­cial.

Mo­re­na -que se pre­sen­ta co­mo un par­ti­do se­rio- ase­gu­ra que la su­ya no se­rá una le­gis­la­tu­ra per­di­da.

Por el mo­men­to no que­da otra op­ción que ser op­ti­mis­tas. Es­pe­ro que no ex­ce­dan el lí­mi­te del cum­pli­mien­to de sus de­be­res y no cai­gan en ac­tua­cio­nes re­pro­ba­bles que cau­sen da­ño.

De­be­rán ser to­le­ran­tes a la crí­ti­ca y re­cor­dar que su ac­tua­ción se­rá en torno a una fi­gu­ra que siem­pre es­ta­rá ro­dea­da de po­lé­mi­ca.

Mi­lon­ga: An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor re­ci­be a fun­cio­na­rios de pri­mer ni­vel que lle­gan des­de Was­hing­ton. En­ca­be­za el se­cre­ta­rio de Es­ta­do de los Es­ta­dos Uni­dos, el ase­sor de la Ca­sa Blan­ca, el se­cre­ta­rio del Te­so­ro, la se­cre­ta­ria de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal y el sub­se­cre­ta­rio de Es­ta­do pa­ra Asun­tos del He­mis­fe­rio Oc­ci­den­tal, en­tre otros. Que el equi­po del pró­xi­mo Pre­si­den­te de Mé­xi­co no quie­ra pro­te­ger­lo, no im­pli­ca, lo per­mi­tan o no, que el Ser­vi­cio Se­cre­to de Es­ta­dos Uni­dos ga­ran­ti­ce la se­gu­ri­dad de sus fun­cio­na­rios, aun­que sea és­ta una vi­si­ta de cortesía.

Las opi­nio­nes ex­pre­sa­das por los co­lum­nis­tas son in­de­pen­dien­tes y no re­fle­jan ne­ce­sa­ria­men­te el pun­to de vis­ta de 24 HO­RAS.

LEE MÁS CO­LUM­NAS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.