Abre la puer­ta a jui­cios la­bo­ra­les

24 Horas - El diario sin limites - - MÉXICO - / ALEJANDRO GRA­NA­DOS

Pa­ra el maes­tro en de­re­cho la­bo­ral de la Uni­ver­si­dad La Sa­lle, Ar­tu­ro Chá­vez Nie­to, el suel­do pac­ta­do con un tra­ba­ja­dor, sea em­plea­do del es­ta­do o de la ini­cia­ti­va pri­va­da, es un de­re­cho ad­qui­ri­do.

“Los de­re­chos ad­qui­ri­dos de los tra­ba­ja­do­res son irre­nun­cia­bles, no hay una ins­truc­ción ju­rí­di­ca o me­ca­nis­mos que pu­die­ra ge­ne­rar que un tra­ba­ja­dor re­nun­cie a de­re­chos ya ad­qui­ri­dos y que ello no ten­ga una con­se­cuen­cia”, ex­pli­có en una en­tre­vis­ta co 24 HO­RAS.

Con ba­se en la Ley del Tra­ba­jo, di­jo que “no es po­si­ble re­nun­ciar a un de­re­cho la­bo­ral. ¿A tra­vés de qué vía se pue­de ha­cer vá­li­do es­te de­re­cho?, se­ría a tra­vés de una de­man­da de un jui­cio or­di­na­rio la­bo­ral (in­ter­pues­ta por el pa­trón), en la cual se po­dría in­ven­tar la re­ci­sión de la re­la­ción del tra­ba­jo sin res­pon­sa­bi­li­dad pa­ra el tra­ba­ja­dor. Don­de el tra­ba­ja­dor ten­dría ac­ce­so a que el pa­trón lo in­dem­ni­za­ra a tra­vés de un jui­cio la­bo­ral por es­ta si­tua­ción y se le pa­guen los 20 días por año la­bo­ra­do y la pri­ma de an­ti­güe­dad”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.