ÉXI­TO EN ME­DIO DE LA CRI­SIS

24 Horas - El diario sin limites - - DXT -

Hoy la Se­lec­ción de Croa­cia vi­ve un sue­ño que ro­za lo utó­pi­co, pues ha­ce me­nos de un año es­ta­ban in­mer­sos en una cri­sis que arras­tra­ron por me­ses y que an­tes de ini­ciar la Co­pa del Mun­do, no se es­pe­ra­ban gran­des ex­pec­ta­ti­vas del re­pre­sen­ta­ti­vo que aho­ra es­tá en Ru­sia.

El pro­ce­so que vi­vió Croa­cia des­pués del Mun­dial Brasil 2014 no fue na­da sen­ci­llo, ya que di­rec­ti­vos e in­clu­so ju­ga­do­res se vie­ron en­vuel­tos en ca­sos de co­rrup­ción. El más so­na­do es el del ex hom­bre fuer­te del fut­bol croa­ta, Zdrav­ko Ma­mic, quien fun­gió co­mo pre­si­den­te del Di­na­mo Za­greb y que ven­dió a ju­ga­do­res a equi­pos ex­tran­je­ros sin dar a co­no­cer el tras­pa­so con cla­ri­dad, uno en es­pe­cial, el que aho­ra es la fi­gu­ra de Croa­cia en Ru­sia: Lu­ka Mo­dric.

Da­vor Su­ker, la má­xi­ma fi­gu­ra del ba­lom­pié croa­ta fue re­elec­to ha­ce un par de años pa­ra se­guir al fren­te de la Fe­de­ra­ción de Fut­bol de Croa­cia, sin em­bar­go, en el país bal­cá­ni­co mu­chos con­si­de­ra­ron que Su­ker era un tí­te­re de Zdrav­ko.

Zdrav­ko Ma­mic y su her­mano fue­ron con­de­na­dos a seis años de pri­sión por mal­ver­sa­ción de fon­dos, aun­que la con­de­na de­be­rá aguar­dar vis­to que se en­cuen­tran en Bos­nia.

EL INI­CIO DEL CA­MINO ROCOSO

La Eu­ro 2016 fue el pun­to don­de la es­ta­bi­li­dad del fut­bol croa­ta co­men­zó con los gran­des pro­ble­mas. La fa­se de oc­ta­vos de fi­nal fue la fa­se en la que se des­pi­die­ron tras caer con Por­tu­gal. Las di­fi­cul­ta­des si­guie­ron en las eli­mi­na­to­rias rum­bo a Ru­sia 2018, en un gru­po en el que Is­lan­dia sor­pren­dió al ga­nar­lo y ca­li­fi­car a su pri­me­ra Co­pa el Mun­do, los bal­cá­ni­cos tu­vie­ron que ha­cer de to­do pa­ra evi­tar la he­ca­tom­be.

An­te Ca­cic fue ce­sa­do en ple­na eli­mi­na­to­ria y con un al­to ries­go de que Croa­cia que­da­ra fue­ra del Mun­dial. Da­lic aten­dió el lla­ma­do de emer­gen­cia y se ju­gó en par­ti­do el pa­se a la jus­ta ve­ra­nie­ga. Un triun­fo de vi­si­ta en Ucra­nia lo ins­ta­ló en el re­pe­cha­je. El su­fri­mien­to dis­mi­nu­yó, pe­ro la ten­sión si­guió has­ta dispu­tar el bo­le­to an­te Gre­cia.

Croa­cia no pue­de ser más que un ejem­plo de per­se­ve­ran­cia en el as­pec­to de­por­ti­vo, ade­más con una dig­ni­dad ad­mi­ra­ble, pues a pe­sar de que el fut­bol de su país no es­tá en una si­tua­ción agra­da­ble, sus re­pre­sen­tan­tes le han da­do la ale­gría­más­gran­de en su jo­ven his­to­ria co­mo na­ción .

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.