Lu­pi­ta Jo­nes sa­lió a de­fen­der­se...

24 Horas - El diario sin limites - - VIDA - Es­ca­nea y lee és­te y otros tex­tos de la co­lum­nis­ta www.24-ho­ras.mx

Lu­pi­ta Jo­nes gra­bó un vi­deo pa­ra ex­pli­car que la opi­nión que dio so­bre la par­ti­ci­pa­ción de chi­cas tran­se­xua­les en con­cur­sos de be­lle­za, fue tan só­lo un pun­to de vis­ta; ya que cree que de­ben par­ti­ci­par mu­je­res que na­cie­ron co­mo tal y no hom­bres que des­pués se con­vir­tie­ron al se­xo fe­me­nino. Es una pos­tu­ra, acla­ra que en nin­gún mo­men­to bus­có dis­cri­mi­nar a na­die; se ha he­cho un gran es­cán­da­lo por una res­pues­ta que no ata­ca a na­die.

El asun­to se com­pli­có más de­bi­do a que It­zel, una cha­va trans, gra­bó un vi­deo di­cien­do que lo que ha­bía di­cho Lu­pe Jo­nes era in­co­rrec­to y las­ti­ma­ba a gen­te que lle­va años lu­chan­do por su nue­va apa­rien­cia, ya que es un pro­ce­so lar­go y do­lo­ro­so; y sen­tir­se juz­ga­da y cri­ti­ca­da no ayu­da pa­ra lo­grar una com­ple­ta trans­for­ma­ción.

Des­pués de gra­bar el men­sa­je, de­sa­for­tu­na­da­men­te, It­zel se qui­tó la vi­da. Mu­chos la cul­pa­ron de es­ta si­tua­ción.

Por su­pues­to, Lu­pi­ta no pue­de ha­cer­se res­pon­sa­ble de lo que ha­gan otras per­so­nas, o de los pro­ble­mas que ten­gan. Na­die pue­de pen­sar que su opi­nión fue la cau­san­te de que It­zel se arre­ba­ta­ra la vi­da, pe­ro a tra­vés de re­des so­cia­les se mag­ni­fi­ca la si­tua­ción. Es im­pre­sio­nan­te co­mo una fra­se ha da­do la vuel­ta al mun­do; lle­gó a oí­dos de la es­pa­ño­la An­ge­la Pon­ce, quien tam­bién es trans y ha des­ta­ca­do a raíz de que ga­nó un con­cur­so de be­lle­za en aquél país. An­ge­la le pi­dió a Lu­pi­ta que si no va a de­cir al­go po­si­ti­vo, me­jor no de opi­nio­nes y que es me­jor ha­blar cuan­do se va a sumar con un co­men­ta­rio y no a res­tar. Pe­ro An­ge­la se pa­só, por­que to­dos so­mos li­bres de ha­blar y de­cir lo que pen­sa­mos; si se habla con pro­pie­dad y res­pe­to, ca­da per­so­na tie­ne de­re­cho a mos­trar su en­fo­que so­bre un te­ma y eso es vá­li­do. Ima­gi­nen si en el mun­do en­te­ro to­dos pen­sá­ra­mos igual, sim­ple­men­te sería muy abu­rri­do.

Al prin­ci­pio, Lu­pi­ta que­ría dar una con­fe­ren­cia pa­ra pa­rar la ola de ata­ques, pe­ro fue me­jor que fue­ra a tra­vés de un vi­deo; de ma­ne­ra cla­ra y con­tun­den­te ex­pu­so sus ideas y en es­ta oca­sión tie­ne ra­zón. Es­pe­re­mos que ahí que­de el asun­to. Lo cier­to es que los crea­do­res de los con­cur­sos de be­lle­za en ca­da país, de­be­rán es­ti­pu­lar si es vá­li­do que chi­cas tran­se­xua­les par­ti­ci­pen en con­cur­sos de be­lle­za de mu­je­res y de ahí po­der par­tir pa­ra eli­mi­nar es­te ti­po de con­tro­ver­sias.

Ni­nel Con­de opi­nó que to­dos so­mos hi­jos de Dios, sin im­por­tar la en­vol­tu­ra; so­mos se­res hu­ma­nos y no hay por­qué ata­car a na­die de la co­mu­ni­dad LGBTTTI . Ni­nel los res­pe­ta y los quie­re, gran par­te de su pú­bli­co son gays y no hay por­qué ha­cer di­fe­ren­cias. In­clu­so re­co­no­ce que hay chi­cas trans más gua­pas que las mu­je­res y eso no im­por­ta.

Lo­re­na He­rre­ra se ríe de los chis­mes, ya que des­de ha­ce 20 años di­cen que en reali­dad es hom­bre y que se trans­for­mó. La ac­triz ase­gu­ra que no le da im­por­tan­cia a un co­men­ta­rio de esa na­tu­ra­le­za, ya que le pa­re­ce ab­sur­do. Lo­re­na siem­pre ha apo­ya­do a la co­mu­ni­dad y hay mu­chas trans que la imi­tan a la per­fec­ción.

Hay más..., pe­ro has­ta ahí les cuen­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.