Go­bierno fran­cis­cano (o ca­si)

24 Horas - El diario sin limites - - MÉXICO - Las opi­nio­nes ex­pre­sa­das por los co­lum­nis­tas son in­de­pen­dien­tes y no re­fle­jan ne­ce­sa­ria­men­te el pun­to de vis­ta de 24 HO­RAS.

Aquél que di­ce que los ser­vi­do­res pú­bli­cos de­be­rán con­sa­grar­se “asi­dua­men­te al tra­ba­jo, re­sig­nán­do­se a vi­vir en la honrosa me­dia­nía que pro­por­cio­na la re­tri­bu­ción que la ley ha­ya señalado’’.

La ini­cia­ti­va, que ya di­jo Ma­rio Del­ga­do, se­rá vo­ta­da pro­ba­ble­men­te el mar­tes en el pleno, es una lar­ga lis­ta de lo que los ser­vi­do­res pú­bli­cos no de­ben ha­cer con los re­cur­sos pú­bli­cos.

La aus­te­ri­dad que pro­po­ne el mo­re­nis­ta va des­de re­gu­lar el gas­to en pu­bli­ci­dad (50% de lo gas­ta­do en 2018); prohi­bir las de­le­ga­cio­nes de las de­pen­den­cias y en­ti­da­des de la Ad­mi­nis­tra­ción Pú­bli­ca Fe­de­ral en el ex­tran­je­ro, la com­pra o ren­ta de vehícu­los de lu­jo; re­mo­de­lar ofi­ci­nas “por cues­tio­nes es­té­ti­cas”.

Tam­bién “se prohí­be el de­rro­che en ener­gía eléctrica, agua, ser­vi­cios te­le­fó­ni­cos, In­ter­net, ga­so­li­nas e in­su­mos fi­nan­cia­dos por el era­rio”.

Prohí­be los fi­dei­co­mi­sos, fon­dos, man­da­tos pú­bli­cos o con­tra­tos análo­gos con re­cur­sos pú­bli­cos en las si­guien­tes áreas y ma­te­rias: sa­lud, edu­ca­ción, jus­ti­cia, se­gu­ri­dad so­cial y se­gu­ri­dad pú­bli­ca.

Que­da prohi­bi­da la con­tra­ta­ción de se­gu­ros de gas­tos mé­di­cos pri­va­dos, se­gu­ros de vi­da o pen­sio­nes “que se otor­guen en con­tra­ven­ción de las le­yes de se­gu­ri­dad so­cial”.

Se prohí­be tam­bién au­to­ri­zar “pen­sio­nes de re­ti­ro al ti­tu­lar del Eje­cu­ti­vo fe­de­ral, a los miem­bros del Con­gre­so de la Unión, ma­gis­tra­dos de Cir­cui­to, jue­ces de Dis­tri­to, con­se­je­ros de la Ju­di­ca­tu­ra Fe­de­ral y ma­gis­tra­dos elec­to­ra­les, di­ver­sas a la pro­vis­ta por el Ins­ti­tu­to de Se­gu­ri­dad y Ser­vi­cios So­cia­les de los Tra­ba­ja­do­res del Es­ta­do, co­rres­pon­dien­te al se­gu­ro de re­ti­ro, cesantía en edad avan­za­da y ve­jez”.

Sue­na bien… Só­lo fal­ta que se aprue­be y cum­pla.

Con­tra la opi­nión de or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les (in­clui­da la ONU) y de ONG na­cio­na­les, el Se­na­do apro­bó por ma­yo­ría la mo­di­fi­ca­ción al catálogo de de­li­tos que se­rán su­je­tos de pri­sión pre­ven­ti­va.

En­tre los de­li­tos que se in­clui­rán al Có­di­go Pe­nal es­tán abu­so o vio­len­cia se­xual con­tra me­no­res, uso de pro­gra­mas so­cia­les con fi­nes elec­to­ra­les, ro­bo al trans­por­te de car­ga en cual­quie­ra de sus mo­da­li­da­des, de­li­tos en ma­te­ria de des­apa­ri­ción for­za­da de per­so­nas y des­apa­ri­ción co­me­ti­da por par­ti­cu­la­res; de­li­tos en ma­te­ria de ar­mas de fue­go y ex­plo­si­vos de uso ex­clu­si­vo del Ejér­ci­to, la Ar­ma­da y la Fuer­za Aé­rea y el de­li­to de moda, el hua­chi­co­leo.

La opo­si­ción se di­vi­dió a la ho­ra de la vo­ta­ción, pe­ro has­ta el PRI ter­mi­nó apo­yan­do la ini­cia­ti­va que reforma el ar­tícu­lo 19 cons­ti­tu­cio­nal.

Quie­nes se opu­sie­ron a la me­di­da con­si­de­ra­ron que se po­drían vio­lar los de­re­chos hu­ma­nos de los de­te­ni­dos por cual­quie­ra de es­tos de­li­tos, que no se tra­ta de un avance en el com­ba­te a la in­se­gu­ri­dad, sino de una re­gre­sión en ma­te­ria de de­re­chos in­di­vi­dua­les.

Es­ta mo­di­fi­ca­ción se re­vi­sa­rá en cin­co años, pa­ra que vean que los se­na­do­res si es­cu­chan.

LEE MÁS CO­LUM­NAS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.