24 Horas - El diario sin limites

El costo de lo gratis

- PABLO AURA Las opiniones expresadas por los FROXPQLVWD­V VRQ LQGHSHQGLH­QWHV \ QR UHçHMDQ necesariam­ente el punto de vista de

disfrazado o a alguien durmiendo, o cualquier otra cosa que se vuelve viral hoy en día. Todos estos videos, o por lo menos la inmensa mayoría, gratis.

Nadie paga, nadie cobra, en apariencia ¿verdad? Pero al ʶnal, no es más que el antiguo modelo de la televisión. Los anunciante­s pagan por poner sus marcas frente a los ojos de una audiencia de consumidor­es potenciale­s; sólo que ahora en la mayoría de los casos los creadores no cobran. No sé cuantos de ustedes reciban dinero por poner un post en Facebook o publicar algo en su Instagram, pero me atrevo a decir que una minoría. Sin embargo, estas plataforma­s sí que cobran por usar ese contenido para promover productos de terceros.

No sólo eso, sino que prácticame­nte han quebrado a los medios de comunicaci­ón tradiciona­les, el modelo de antaño de producir un anuncio y exponerlo ante millones de ojos más o menos al azar, que existía antes, ya pocos lo encuentran costeable. La publicidad de ahora se mide con la big data; los comportami­entos de la audiencia, el engagement, el tiempo de retención, los socio-demográʶco­s más exactos, la ubicación, edad, intereses, impactos, clicks, el historial de navegación más detallado del público objetivo, etc. Son las métricas con las que se determina el costo de cualquier audiencia que se pretenda monetizar.

Como creadores no podemos luchar contra eso, no es posible volver el tiempo a cuando la producción del contenido estaba reservada para los expertos y sólo con grandes inversione­s de capital se creaba.

Ahora que vivimos otra época, donde los medios están al alcance de todos, aprendamos a darles valor, y pensemos que cada pieza de contenido que saquemos con nuestro nombre, no sólo quedará para siempre en el ciberespac­io, sino que será utilizada por las corporacio­nes como medio y vehículo de análisis y venta, no seamos inocentes y regalemos nuestro talento o nuestra atención sin esperar nada a cambio, aprovechem­os el alcance infinito de las redes para decir y leer cosas importante­s, divertidas, entretenid­as, relevantes y busquemos, en la medida de lo posible, adueñarnos de nuestro propio contenido.

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico