EN EL MO­LINO

La úl­ti­ma can­ción que in­ter­pre­tó Kurt Co­bain fue el clá­si­co folk ‘Whe­re did you sleep last night’ y hay una lí­nea de di­cha can­ción que nun­ca po­dré ol­vi­dar.

4 Ruedas - - Editorial 4ruedas -

Nir­va­na es una ban­da que tie­ne años que no es­cu­cho pe­ro que en su mo­men­to me acom­pa­ñó en mu­chos bue­nos y ma­los mo­men­tos, en es­pe­cial re­cuer­do uno muy du­ro y que ca­da día de muer­tos es­tá muy cer­ca de mi. Si no mal re­cuer­do era 1994 y me ha­bía cla­va­do con el ci­ta­do dis­co, so­bre to­do por la úl­ti­ma can­ción que co­mo la mis­ma le­tra lo in­di­ca, pue­de dar es­ca­lo­fríos to­da la no­che.

Nun­ca en la vi­da he ma­ne­ja­do bo­rra­cho bá­si­ca­men­te por dos ra­zo­nes: 1. Me pa­re­ce su­ma­men­te es­tú­pi­do y 2. Se me ha­ce una real idio­tez.

En mi vi­da he vis­to ma­ne­jar ba­jo los in­flu­jos del al­cohol a fa­mi­lia­res y ami­gos y si­go sin en­con­trar­le la gra­cia. En lo per­so­nal pre­fie­ro que­dar­me en un si­tio se­gu­ro mien­tras be­bo o en su de­fec­to ir a ca­sa en trans­por­te pú­bli­co.

Es­ta ¿ma­nía? me vie­ne jus­ta­men­te de aque­lla can­ción in­ter­pre­ta­da por Nir­va­na (no es de ellos, to­ma­ron los arre­glos de Lead­belly), pues en una lí­nea di­ce más o me­nos lo si­guien­te: ‘Su es­po­so era

un hom­bre muy tra­ba­ja­dor. A so­lo una mi­lla de aquí fue en­con­tra­da su ca­be­za en un mo­lino, pe­ro nun­ca ha­lla­ron su cuer­po’. Y es que en esas fe­chas es­cu­ché una his­to­ria si­mi­lar den­tro de mi fa­mi­lia, un tío con el que com­par­tía gus­tos mu­si­ca­les y que era ca­be­za de fa­mi­lia tu­vo un ac­ci­den­te por com­bi­nar el al­cohol y el ex­ce­so de ve­lo­ci­dad, pa­ra no ha­cer el cuen­to lar­go, se es­tre­lló en la par­te tra­se­ra de un ca­mión.

Su ca­be­za fue en­con­tra­da en el asien­to tra­se­ro de su au­to. El día en el que eso ocu­rrió, por to­do el al­bo­ro­to en ca­sa, lle­gué ex­tra­ña­men­te tem­prano a la es­cue­la y lo co­men­té con un ami­go.

Él so­lo ati­nó a res­pon­der: ¿qué es­pe­ra­ba que su­ce­die­ra? Al me­nos no las­ti­mó a al­guien más.

En ese mo­men­to de­ci­dí que eso de to­mar y ma­ne­jar es una es­tu­pi­dez y yo (creo) no soy nin­gún es­tú­pi­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.