4RUEDAS ABAN­DO­NAR LA TIE­RRA

Co­mo ca­da fin de año des­de 2002 vol­ví a ver una de mis pe­lí­cu­las fa­vo­ri­tas: Con­tac­to, una cin­ta de cien­cia fic­ción ba­sa­da en un li­bro de Carl Sa­gan de 1985.

4 Ruedas - - Editorial - Mar­co Sar­mien­to / msar­mien­[email protected] not­mu­sa.com. mx / @ Pin­che­pooh

Una vez por año me de­jo lle­var por la aven­tu­ra de in­ter­cep­tar un men­sa­je ex­tra­te­rres­tre y de­co­di­fi­car­lo pa­ra cons­truir una ma­qui­na que en teo­ría nos per­mi­ti­ría ace­le­rar más allá de la ve­lo­ci­dad de la luz pa­ra ca­ta­pul­tar­nos a otra ga­la­xia (real­men­te la má­qui­na sir­ve pa­ra abrir un agu­je­ro de gu­sano que co­nec­ta con una serie de ca­mi­nos es­te­la­res).

Siem­pre me ha in­tri­ga­do la po­si­bi­li­dad de ha­cer con­tac­to con una ci­vi­li­za­ción avan­za­da y siem­pre se me vie­nen pre­gun­tas a la men­te ta­les co­mo ¿qué ti­po de trans­por­te uti­li­za­rán den­tro de su sis­te­ma? ¿qué sen­ti­mien­to les pue­de cau­sar nues­tros in­ci­pien­tes avan­ces tec­no­ló­gi­cos? ¿es­ta­rán ate­rra­dos al ver que la pro­duc­ción de ener­gía en es­te pla­ne­ta es­tá ba­sa­da en ener­gía nu­clear y com­bus­ti­bles fó­si­les?

Si al­go me ha en­se­ña­do la cien­cia fic­ción es a cues­tio­nar­me la for­ma en la que vi-

vi­mos den­tro de es­te pla­ne­ta e iden­ti­fi­car to­dos los por­qués de que si­ga­mos ata­dos a es­ta ro­ca flo­tan­te.

Ro­ca flo­tan­te que por cier­to has­ta el mo­men­to es nues­tro úni­co ho­gar y al que ade­más nos he­mos en­car­ga­do de pro­fa­nar de una for­ma in­creí­ble.

La hu­ma­ni­dad ha uti­li­za­do el pe­tro­leo des­de ha­ce mi­les de años, aun­que su uso co­mo com­bus­ti­ble da­ta de 1859 cuan­do se lo­gró ex­traer del sub­sue­lo y se pu­do re­fi­nar. Has­ta es­te pun­to se de­jó de uti­li­zar acei­te de ba­lle­na pa­ra

lám­pa­ras en to­do el mun­do (en se­rio, ma­tá­ba­mos ba­lle­nas pa­ra ilu­mi­nar­nos de no­che) y tan so­lo 50 años des­pués ya exis­tían más de un mi­llón de vehícu­los a ga­so­li­na en el mun­do. Aun­que lo real­men­te pa­ra­dó­ji­co es que el au­to­mó­vil en sí ini­ció sus pri­me­ros años pro­pul­sa­do a va­por y con mo­to­res eléc­tri­cos, es­tos desa­rro­llos mu­rie­ron len­ta­men­te an­te el mo­tor de com­bus­tión in­ter­na.

Si no he­mos he­cho con­tac­to es por­que se­gu­ra­men­te re­sul­ta ate­rra­do­ra una ci­vi­li­za­ción co­mo la nues­tra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.