EN­TRE EL TU­RIS­MO Y LA AVEN­TU­RA

4X4

4 Ruedas - - Todo -

Es im­por­tan­te que ten­ga­mos pre­sen­tes las ca­rac­te­rís­ti­cas de nues­tro vehícu­lo so­bre el pa­vi­men­to y no des­cui­dar­nos du­ran­te los tra­mos del re­co­rri­do en los que cir­cu­le­mos so­bre él. Es­to se de­be a que nues­tros 4x4 son vehícu­los po­ten­tes, rá­pi­dos, pe­sa­dos, pe­ro que re­quie­ren de un de­ter­mi­na­do ti­po de con­duc­ción en ca­rre­te­ra.

De­be­mos sa­ber que nues­tros 4x4 son más al­tos que los de uso “nor­mal”, con ca­rro­ce­rías más vo­lu­mi­no­sas y, por lo tan­to, más sen­si­bles a los efec­tos de los vien­tos la­te­ra­les. Tam­bién el pe­so, el ni­vel de car­ga y el com­por­ta­mien­to del vehícu­lo de­ben ser del co­no­ci­mien­to pleno del pi­lo­to pa­ra adop­tar un ti­po de con­duc­ción.

Las Aven­tu­ras 4x4 tie­nen cier­tos tra­mos que se desa­rro­llan so­bre pa­vi­men­to des­de su ini­cio, o bien como es ha­bi­tual, en cons­tan­te mez­cla con el re­co­rri­do fue­ra de la ca­rre­te­ra.

AVEN­TU­RAS EN MÉ­XI­CO

En Mé­xi­co, Bos­co’s Camp 4x4 rea­li­za des­de ha­ce ya va­rios años re­co­rri­dos pa­ra vehícu­los 4x4, y ade­más es el res­pon­sa­ble de lle­var a los pro­pie­ta­rios de la mar­ca Jeep un co­no­ci­mien­to com­ple­to tan­to de desem­pe­ño como de ap­ti­tu­des de ma­ne­ra se­gu­ra y con­fia­ble en un am­bien­te com­ple­ta­men­te na­tu­ral y ami­ga­ble.

El equi­po hu­mano que lo or­ga­ni­za es­tá in­te­gra­do por gen­te pro­fe­sio­nal y con mu­chí­si­ma ex­pe­rien­cia y co­no­ci­mien­to so­bre los vehícu­los 4x4. Du­ran­te el 2016 se han re­co­rri­do di­ver­sos es­ce­na­rios de ca­si to­dos los es­ta­dos de la Re­pú­bli­ca: bos­que, pla­ya, de­sier­to… y aun que­da mu­cho por re­co­rrer y co­no­cer.

Ca­da vez es ma­yor el nú­me­ro de per­so­nas que se acer­ca a es­ta ac­ti­vi­dad, y en Bos­co’s Camp 4x4 son ca­si ya 800 los so­cios que han par­ti­ci­pa­do y si­guen ha­cién­do­lo con la or­ga­ni­za­ción, lo que obli­ga a ofre­cer una me­jor ca­li­dad en el ser­vi­cio que se brin­da. 4R

El nom­bre Ralph Sa­vels­berg es­tá mar­ca­do con le­tras de oro en­tre los co­lec­cio­nis­tas de LEGO. Si bien su es­pe­cia­li­dad es la re­pro­duc­ción de vehícu­los, po­cos sa­bían de su exis­ten­cia has­ta ha­ce unos años cuan­do de­ci­dió mos­trar su tra­ba­jo al mun­do.

Sa­vels­berg es un artista ra­di­ca­do en Ho­lan­da que cuan­do no es­tá crean­do, de­ci­de la­bo­rar pa­ra el Mi­nis­te­rio Ho­lan­dés de De­fen­sa (has­ta ahí no nos sor­pren­día), pe­ro cuan­do lle­vó su fa­na­tis­mo por LEGO a un ni­vel su­per­la­ti­vo, se vol­vió fa­mo­so en un so­lo se­gun­do.

El ta­len­to­so artista re­crea vehícu­los (ya sean pro­ta­go­nis­tas de pe­lí­cu­las o se­ries de te­le­vi­sión, así como au­tos em­ble­má­ti­cos y has­ta avio­nes), con pie­zas de LEGO y el re­sul­ta­do es ver­da­de­ra­men­te fan­tás­ti­co.

Des­de un De­leo­rean ins­pi­ra­do en el que apa­re­ce en Back to the Fu­tu­re (1985), has­ta un Shelby GT350, Sa­vels­berg se ha cons­trui­do un pro­pio ca­mino en la co­mu­ni­dad de crea­do­res de LEGO.

Aquí te de­ja­mos una ga­le­ría con al­gu­nos de sus tra­ba­jos ¡dis­frú­ta­la! 4R

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.