RA­ZO­NES ACERO un mo­tor tur­bo­car­ga­do que les per­mi­te po­ten­cia­li­zar aun más sus atri­bu­tos.

Am­bos mo­de­los es­con­den ba­jo el co­fre Co­rea vs Ja­pón, 1.6 con­tra 1.4 li­tros, co­mo­di­dad vs desem­pe­ño, los asiá­ti­cos sa­can sus ga­rras pa­ra ata­car.

4 Ruedas - - Prueba A Fondo -

DI­SE­ÑO

Es el re­bel­de de es­ta com­pa­ra­ti­va asiá­ti­ca, el dis­tin­to, el que no si­gue las re­glas. En­fo­ca­do a un pú­bli­co ju­ve­nil, se pal­pa de in­me­dia­to la in­ten­ción de ser más de­por­ti­vo que to­do el res­to, prin­ci­pal­men­te en la fas­cia de­lan­te­ra con fa­ros de nie­bla LED, en la eti­que­ta de Tur­bo GDI (pa­ra que que­de cla­ro cual es su prin­ci­pal cua­li­dad) y en la fas­cia tra­se­ra con do­ble es­ca­pe.

Las lí­neas de di­se­ño no si­guen los pa­tro­nes con­ven­cio­na­les y en pri­me­ra ins­tan­cia siem­bra la du­da so­bre si es un SUV o un hatch­back. Aña­de ri­nes de 18 pul­ga­das (de­ma­sia­do so­bra­dos des­de mi pun­to de vis­ta), que lo ha­cen ver mu­cho más gran­de de lo que real­men­te es.

Re­co­rrer ca­da zo­na de su ex­te­rior es un cú­mu­lo de emo­cio­nes, si uno lo ve de fren­te, vi­sua­li­za un di­se­ño ro­bus­to y dis­tin­to; si se ob­ser­va de la­do a tra­vés de la lí­nea en rojo que aña­de, la per­cep­ción es que es un ‘hatch’ con ai­res de gran­de­za; mien­tras que en la zo­na an­te­rior, el di­se­ño es mu­cho más so­brio y cau­te­lo­so des­ta­can­do los atrac­ti­vos re­flec­to­res.

IN­TE­RIOR

Al ser la úni­ca va­rian­te tur­bo, KIA lo ha do­ta­do de fre­nos de dis­co en las 4Rue­das y bol­sas de ai­re fron­ta­les (con­duc­tor y pa­sa­je­ro), la­te­ra­les y ti­po cor­ti­na, en­tre otros sis­te­mas. La ca­bi­na es ape­nas am­plia, con el su­fi­cien­te desaho­go pa­ra pier­nas y ca­be­za tan­to en los asien­tos de­lan­te­ros co­mo en la hi­le­ra tra­se­ra, aun­que sí nos po­ne­mos exi­gen­tes, 2 per­so­nas (y no 3) via­ja­rán có­mo- da­men­te atrás. Los ma­te­ria­les se sien­ten de ca­li­dad, prin­ci­pal­men­te los que ro­dean a las puer­tas. Si bien al­gu­nos al­gu­nos aca­ba­dos en el ta­ble­ro se sien­ten ‘plas­ti­co­sos’, son re­sis­ten­tes y la mez­cla de co­lo­res y tex­tu­ras es­tá com­ple­ta­men­te jus­ti­fi­ca­da. La pan­ta­lla de 8 pul­ga­das tie­ne co­nec­ti­vi­dad pa­ra An­droid Au­to (no es com­pa­ti­ble con Ap­ple Ca­rp­lay y eso le res­ta pun­tos).

MA­NE­JO

Soul SX Tur­bo es­tá do­ta­do de un evo­lu­cio­na­do mo­tor 1.6 li­tros Tur­bo (GDI) ca­paz de ge­ne­rar 202 ca­ba­llos de fuer­za y 195 lb­pie de tor­que @ 4,500, li­ga­do a una trans­mi­sión DCT de 7 ve­lo­ci­da­des. Es­ta es la úni­ca va­rian­te tur­bo que la mar­ca co­rea­na ofre­ce de es­te mo­de­lo.

Opri­mi­mos el bo­tón de en­cen­di­do y to­do lis­to. El re­tar­do del tur­bo es evi­den­te y pue­de ser un po­co in­có­mo­do en prin­ci­pio, no obs­tan­te si se man­tie­ne una velocidad cons­tan­te, el vehícu­lo res­pon­de muy bien a par­tir de las 3,000 rpm. Exis­ten tres mo­dos de ma­ne­jo: Nor­mal, ECO y Sport. En los 2 pri­me­ros, el ob­je­ti­vo es me­jo­rar el ren­di­mien­to ba­jo re­la­cio­nes cor­tas, un buen em­pu­je y reac­cio­nes su­ma­men­te pre­de­ci­bles.

En mo­do Sport, el so­ni­do del es­ca­pe se agu­di­za y su com­par- ta­mien­to es mu­cho más di­ná­mi­co de lo que pu­die­ra pen­sar­se. De he­cho cuan­do ac­cio­na­mos es­te mo­do, el cua­dro de ins­tru­men­tos cam­bia pa­ra mos­trar­nos el tor­que y el com­por­ta­mien­to del pro­pul­sor tur­bo­car­ga­do; un as­pec­to que, sin­ce­ra­men­te, nos agra­da.

La di­rec­ción es dó­cil (sin lle­gar a ser in­se­gu­ra) y apun­ta sin con­tra­tiem­pos cual­quier cur­va ce­rra­da. Aun­que aten­ción: al ser de trac­ción de­lan­te­ra, ex­pe­ri­men­ta al­gu­nos sín­to­mas de so­bre­vi­ra­je si se lle­ga a abu­sar del ace­le­ra­dor.

La sus­pen­sión es de­ma­sia­do rí­gi­da y se no­ta en de­ma­sía su ac­cio­nar. Los fre­nos son bas­tan­te pre­ci­sos y ayu­dan a con­tro­lar a un vehícu­lo que si bien no es un de­por­ti­vo, sí ne­ce­si­ta de unos co­rrec­tos fre­nos pa­ra cuan­do de­ci­di­mos lle­var­lo a su lí­mi­te.

CON­CLU­SIÓN

El com­por­ta­mien­to del Soul SX Tur­bo es di­na­mis­mo pu­ro (so­bre­to­do en mo­do ‘Sport’). Sí se le con­si­de­ra un SUV, exis­ten me­jo­res op­cio­nes en el mer­ca­do an­te co­mo­di­dad, es­pa­cio y con­su­mo. Sin em­bar­go, si se le mi­de co­mo un Hot­hatch o un au­to de me­no­res di­men­sio­nes con mo­tor tur­bo, es­tá a la par de cual­quie­ra. La for­ma en co­mo en­fren­ta las cur­vas y ace­le­ra en lí­nea rec­ta es sor­pren­den­te. La ca­li­dad de cons­truc­ción del cha­sis y trans­mi­sión es evi­den­te.

202 bhp es lo que ero­ga su mo­tor 1.6 li­tros tur­bo (GDI) con 195 lb­pie de tor­que. Un mo­tor que le va muy bien.

IN­TE­RIOR

La ima­gen por den­tro es su­ma­men­te agra­da­ble a la vis­ta, el con­tras­te en co­lor rojo, ne­gro y pla­ta ele­va su per­so­na­li­dad, sin em­bar­go, la ca­li­dad del plás­ti­co en puer­tas y ta­ble­ro nos que­da a de­ber, es­to ya cuan­do po­nes aten­ción a los de­ta­lles.

Los asien­tos son có­mo­dos y la ga­mu­za es bas­tan­te sua­ve al tác­to; agre­ga cos­tu­ras en co­lor rojo en to­dos los asien­tos, vo­lan­te y pa­lan­ca de ve­lo­ci­da­des, pe­que­ños de­ta­lles que ha­cen que el tur­bo se sien­ta has­ta en la es­té­ti­ca del au­to.

Otro de­ta­lle son los pe­da­les en alu­mi­nio, clá­si­cos de un mo­de­lo con do­tes de­por­ti­vos y los cua­tro mo­dos de ma­ne­jo que in­clu­ye la ver­sión to­pe de Vi­ta­ra Tur­bo, aun­que sin­ce­ra­men­te pa­san a ser al­go se­cun­da­rio de­pen­dien­do del gus­to de ca­da quien, pues con el tur­bo so­la­men­te que en­cuen­tras des­de la ver­sión ba­se es más que su­fi­cien­te.

MA­NE­JO

Tu­vi­mos opor­tu­ni­dad de pro­bar los dos mo­de­los, tan­to Soul Tur­bo co­mo Vi­ta­ra Tur­bo, y que creen...se­ría di­fi­cil ele­gir un fa­vo­ri­to, so­bre­to­do cuan­do am­bos se com­por­tan bas­tan­te bien en el as­fal­to.

Su­zu­ki Vi­ta­ra Tur­bo sin du­da es un vehícu­lo com­ple­ta­men­te fiel al ca­mino, es de­cir, la ca­pa­ci­dad que tie­ne de res­pues­ta es in­creí­ble, los cam­bios son su­ma­men­te de­li­ca­dos, al igual que el pe­dal del clutch, o por lo me­nos eso per­ci­bi­mos en su mo­do ma­nual, ya que hay que men­cio­nar que exis­te tam­bién es­ta ver­sión en mo­do au­to­má­ti­co.

Pe­se a ser un SUV me­diano con­si­de­ra­mos que el mo­tor 1.4 li­tros de 4 ci­lin­dros tur­bo le que­da bas­tan­te bien, con­tra­rio a lo que mu­chos pensarían por el pe­so y di­men­sio­nes del vehícu­lo; sin­ce­ra­men­te cree­mos que el tra­ba­jo del tu­bo es ex­ce­len­te, tan­to que no ne­ce­si­tas más pa­ra po­der ob­te­ner un ma­ne­jo di­ver­ti­do y lleno de adre­na­li­na.

Con­tra­rio a lo que pa­sa con el KIA Soul Tur­bo, que ne­ce­si­ta apro­xi­ma­da­men­te de dos a tres se­gun­dos pa­ra que en­tre en ac­ción el tur­bo, Vi­ta­ra lo ha­ce de in­me­dia­to, el po­der se sien­te al ins­tan­te en que ele­vas la velocidad y tus pul­sa­cio­nes au­men­tan.

CON­CLU­SIÓN

Si quie­res un mo­de­lo que te di­vier­ta, te con­sien­ta, ofrez­ca un es­pa­cio bas­tan­te ge­ne­ro­so y que ade­más ele­ve tus ni­ve­les de adre­na­li­na, Su­zu­ki Vi­ta­ra Tur­bo es la op­ción; por el pre­cio que tie­ne (ini­cia en $339,990) ya ob­tie­nes un SUV con to­dos los be­ne­fi­cios en es­pa­cio, que si bien Soul Tur­bo no se que­da atrás, si­gue sien­do un com­pac­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.