P. F. VW AR­TE ON

Las apa­ci­bles via­li­da­des de Han­no­ver en Alemania fue­ron tes­ti­gos de la rein­ven­ción en un Gran Tu­ris­mo que lle­va el tér­mino “ar­te en mo­vi­mien­to” a un ni­vel su­per­la­ti­vo ¿Lle­ga­rá a Mé­xi­co? Qué­da­te y te lo de­ci­mos.

4 Ruedas - - Indice -

Ob­ser­vo con aten­ción, son las 4 de la tar­de, (o bueno eso es lo que mar­ca la pe­que­ña pan­ta­lla que se en­cuen­tra jus­to en­fren­te de mi), una so­bre­car­go ele­gan­te­men­te ves­ti­da y con una afa­ble cor­te­sía me ofre­ce ca­fé sin sa­ber que lo de­tes­to por com­ple­to.

Des­con­cer­ta­do, vuel­vo a ver la pan­ta­lla y me per­ca­to que fal­tan 2 ho­ras pa­ra ate­rri­zar en la com­pli­ca­da pe­ro siem­pre be­lla Ciu­dad de Mé­xi­co. To­dos duer­men a mi al­re­de­dor, han si­do 9 ho­ras de vue­lo des­de Frank­furt y el can­san­cio arre­cia.

“¿Cuál es la me­jor ma­ne­ra de co­men­zar es­te ar­tícu­lo?”, me cues­tiono mien­tras una pe­que­ña tur­bu­len­cia ha­ce que el va­so con agua que fun­ge co­mo mi tes­ti­go pa­rez­ca una so­na­ja. No de­be­ría es­cri­bir­lo, pe­ro es com­pli­ca­do ini­ciar es­ta re­se­ña.

No de­seo que me ma­lin­ter­pre­ten, pe­ro Arteon me ha re­ve­la­do tan­ta te­la de don­de cor­tar que no sé por dón­de em­pe­zar. Quien lo ad­quie­ra ha­brá he­cho una com­pra muy bien pen­sa­da.

PRI­ME­RA IM­PRE­SIÓN

Via­je­mos un día en el pa­sa­do. Una ca­mio­ne­ta nos trans­por­ta a un afor­tu­na­do gru­po de pe­rio­dis­tas ha­cia la en­tra­da 2A del ae­ro­puer­to de Han­no­ver, en cu­yo es­ta­cio­na­mien­to es­pe­ran va­rios Arteon for­ma­dos cual hi­le­ra es­co­lar. La pri­me­ra im­pre­sión es po­si­ti­va.

Arteon es un vehícu­lo pa­ra en­tu­sias­tas, pe­ro tam­bién lo es, pa­ra to­do aquel que ya no se con­for­ma con un ma­ne­jo de­por­ti­vo sino que ade­más exi­ge tec­no­lo­gía, buen di­se­ño y es­pa­cio in­te­rior con­si­de­ra­ble; un “To­do en uno” co­mo ese jue­go de me­sa en nues­tra in­fan­cia.

Arteon no sus­ti­tu­ye al an­te­rior CC o Pas­sat CC (esa es la versión ofi­cial), Arteon sí es el re­le­vo na­tu­ral del CC (esa es la versión no ofi­cial y con la cual me que­do). Si bien guar­da evi­den­tes re­mi­nis­cen­cias téc­ni­cas y es­té­ti­cas con CC, Arteon es­tá muy por en­ci­ma en ca­li­dad de cons­truc­ción y, des­de aho­ra lo apues­to, es­te nue­vo mo­de­lo se­rá to­do un éxi­to en Eu­ro­pa, es­pe­cí­fi­ca­men­te en Alemania, don­de VW es vis­ta co­mo una mar­ca de lu­jo.

ADE­LAN­TO De acuer­do con gen­te cer­ca­na a VW, más ade­lan­te se co­mer­cia­li­za­rá una va­rian­te con mo­tor V6, así co­mo una versión hí­bri­da.

RE­FI­NA­MIEN­TO

Co­mo buen VW, la bue­na dis­tri­bu­ción de los ele­men­tos fa­ci­li­tan su ma­ni­pu­la­ción, la sen­sa­ción de es­tar en un au­to Pre­mium es evi­den­te, la piel na­pa que re­co­rre el in­te­rior pre­su­me ele­gan­tes cos­tu­ras de con­tras­te. El cua­dro de ins­tru­men­tos es di­gi­tal pa­ra las va­rian­tes ‘Ele­gan­ce y R-li­ne’, mien­tras que la versión bá­si­ca ofre­ce cua­dro de man­dos analó­gi­co.

El di­se­ño del vo­lan­te, pa­ra las ver­sio­nes to­pe, nos re­mi­te al que por­ta Golf y Po­lo GTI. Las ver­sio­nes ‘Ele­gan­ce’ y ‘R-li­ne’ que ma­ne­jé in­clu­yen los asien­tos de Alcántara y piel que destilan una co­mo­di­dad ex­tra­or­di­na­ria y una su­je­ción de ver­da­de­ro ma­nual. Ob­ser­vé y ob­ser­vé y con­cluí que lo más lla­ma­ti­vo al in­te­rior es el di­fu­sor de ai­re en el ta­ble­ro que se ex­tien­de co­mo una ban­da por to­do el an­cho de la ca­bi­na. Los ele­gan­tes per­fi­les cro­ma­dos de las lá­mi­nas le do­tan de sofisticación.

Gra­cias al mo­tor mon­ta­do trans­ver­sal­men­te y el eje de­lan­te­ro en una po­si­ción más avan­za­da, el desahogo pa­ra pier­nas y ca­be­za en las pla­zas de­lan­te­ras es muy bueno, mis­mo ca­so pa­ra la hi­le­ra tra­se­ra que no des­me­re­ce en lo ab­so­lu­to, qui­zás los cen­tí­me­tros que per­dió en al­tu­ra no per­mi­ten una pos­tu­ra 100% er­gui­da pa­ra una per­so­na de es­ta­tu­ra al­ta pe­ro aún así, el es­pa­cio es ge­ne­ro­so. El sis­te­ma con fun­ción de ma­sa­je no aca­ba por con­ven­cer­me, só­lo sien­tes un pe­que­ño gol­pe­teo en la es­pal­da y ya.

PUN­TA DE LAN­ZA

Es­té­ti­ca­men­te es es­pec­ta­cu­lar, la idea de VW es po­si­cio­nar­lo en­tre un Pas­sat con­ven­cio­nal y un Phae­ton (el cual de­jo de pro­du­cir­se y fue sus­ti­tui­do por el Phi­deon en Chi­na).

Su ex­te­rior que re­in­ter­pre­ta el con­cep­to de los fast­back de cin­co puer­tas, re­sal­ta por la lí­nea pro­gre­si­va que se ex­tien­de por el pi­lar C y le per­mi­te co­rre­gir el pro­ble­ma que te­nía el CC an­te­rior en el cual se di­fi­cul­ta­ba el in­gre­so a los asien­tos tra­se­ros. Ade­lan­te, la parrilla, el enor­me co­fre y el di­se­ño de las lu­ces en LED es­tán me­jor con­jun­ta­dos, pro­por­cio­nan­do una es­té­ti­ca más es­ti­li­za­da; es­ta nue­va parrilla in­te­gra- da con los fa­ros de­lan­te­ros re­fie­re la nue­va ima­gen de la mar­ca que, por ejem­plo, ten­drá Toua­reg.

Los tra­zos la­te­ra­les son con­gruen­tes con el di­se­ño del vehícu­lo y ca­da unión en­tre lí­neas ofre­ce una pre­ci­sión má­xi­ma de mi­lí­me­tro a mi­lí­me­tro. Con 4.86 me­tros de lon­gi­tud, es más lar­go que el CC, pe­ro li­ge­ra­men­te más ba­jo y me­nos an­cho.

-Se­ñor, ¿le ofrez­co más agua?- Me pre­gun­ta la so­bre­car­go, a quien ya ten­go har­ta por per­ma­ne­cer con la luz de mi asien­to pren­di­da y la cual pro­vo­ca que mi men­te re­gre­se al pre­sen­te que me ubi­ca den­tro del avión –Sí, por fa­vor- respondo sin des-

pe­gar la vis­ta de la compu­tado­ra don­de es­cri­bo.

Si­go. La par­te tra­se­ra de Arteon se trans­for­ma en una lí­nea un­der­cut que re­du­ce vi­sual­men­te su al­tu­ra y ele­va los vi­go­ro­sos hom­bros; el di­se­ño de las ca­la­ve­ras re­mi­te a la ga­ma me­dia­na Au­di pe­ro con un di­se­ño más fres­co, me ge­ne­ra in­tri­ga co­mo VW ha uni­do la ta­pa de la ca­jue­la y el me­da­llón pa­ra que el mar­co me­tá­li­co pa­rez­ca que­dar en el ol­vi­do.

Pre­su­me ri­nes de 19 pul­ga­das con ma­yor per­so­na­li­dad (adi­cio­nal se ofre­cen ri­nes de 18 y 20). Si me per­mi­ten la ex­pre­sión, el di­se­ño del CC fue un la­bo­ra­to­rio de prue­bas, Arteon es el exa­men apro­ba­do.

COM­PLE­TO

Seis dis­tin­tas mo­to­ri­za­cio­nes, en­tre ga­so­li­na-die­sel, y mi emo­ción au­men­ta cuan­do ma­ne­jo las ver­sio­nes más po­ten­tes con trac­ción in­te­gral 4Mo­tion. El TSI 2.0 li­tros con 280 bhp pre­su­me gran em­pu­je des­de ba­jí­si­mas rpm y coad­yu­va a que el com­por­ta­mien­to di­ná­mi­co se man­ten­ga cuan­do me acer­co a la lí­nea ro­ja del ta­có­me­tro.

El TDI de 240 bhp man­tie­ne esa sua­vi­dad de fun­cio­na­mien­to que ca­rac­te­ri­za a los mo­to­res die­sel del gru­po. En am­bos ca­sos se aso­cian al cam­bio de do­ble em­bra­gue (DSG), que se eri­ge co­mo el com­pa­ñe­ro idó­neo pa­ra es­tos pro­pul­so­res, los cam­bios es­tán muy bien es­ca­lo­na­dos y le sa­can el ma­yor pro­ve­cho. La ca­bi­na es­tá bien ais­la­da del rui­do me­cá­ni­co. El me­ca­nis­mo de fre­na­do pre­su­me gran po­ten­cia, don­de el re­co­rri­do del pe­dal cor­to per­mi­te una res­pues­ta ins­tan­tá­nea.

Arteon es am­bi­guo, lo­gra ser con­for­ta­ble en ca­rre­te­ra y, al mis­mo tiem­po, ser ge­ne­ro­so cuan­do sa­le de ella. A di­fe­ren­cia del Pas­sat, in­te­gra un nue­vo ti­po de sus­pen­sión que se com­ple­men­ta con el cha­sis adap­ta­ti­vo DCC y los di­fe­ren­tes ti­pos de con­duc­ción; pre­ci­sa­men­te en mo­do Sport es don­de el de­mo­nio sa­le a re­lu­cir, to­ma las cur­vas con aplo­mo y la sus­pen­sión se vuel­ve más rí­gi­da.

Arteon se ha desa­rro­lla­do en ba­se a la nue­va pla­ta­for­ma mo- du­lar trans­ver­sal (MQB) pe­ro la ri­gi­dez de la ca­rro­ce­ría ha po­di­do me­jo­rar­se en un 10% a pe­sar del gran por­tón tra­se­ro. Es­to se tra­du­ce en reac­cio­nes más rá­pi­das y un con­fort óp­ti­mo de la ca­rro­ce­ría. El ba­lan­ce en­tre los coe­fi­cien­tes de la fuer­za des­cen­sio­nal en los ejes de­lan­te­ro y tra­se­ro op­ti­mi­za el con­trol di­ná­mi­co del cha­sis. La di­rec­ción au­to­má­ti­ca pro­gre­si­va ofre­ce mu­cha co­mu­ni­ca­ción con el ac­cio­nar de las rue­das, no se sien­te na­da ar­ti­fi­cial.

Por el al­ta­voz se nos in­for­ma que el via­je ha lle­ga­do a su fin más no la ad­mi­ra­ción por un vehícu­lo que da­rá mu­cho de que ha­blar más ade­lan­te. Es­ta his­to­ria ape­nas co­mien­za.

POR­TA RI­NES de 18 o 19 pul­ga­das, con op­ción de 20. LA CA­JUE­LA ge­ne­ra 563 li­tros sin asien­tos aba­ti­dos. AÑA­DE el me­ca­nis­mo Eas­yo­pen. EL ES­PA­CIO en los asien­tos de­lan­te­ros es con­si­de­ra­ble.

CUA­LI­DAD In­tui­ti­vo, fun­cio­nal y fá­cil de manipular re­sul­ta su sis­te­ma de in­foen­tre­te­ni­mien­to.

MA­TE­RIA­LES DE al­ta ca­li­dad es lo que ca­rac­te­ri­za el in­te­rior.

ARTEON MAR­CA LA PAU­TA de los pró­xi­mos mo­de­los de la fir­ma, es el ini­cio del to­do.

LA ZO­NA TRA­SE­RA re­mi­te a la ga­ma me­dia­na de Au­di, pe­ro con un di­se­ño mu­cho más fres­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.