LA BE­LLE­ZA DE­POR­TE DEL

Patty Ló­pez de la Cer­da es la mujer per­fec­ta. lo afir­ma­mos en 4Rue­das. No só­lo es be­lla fí­si­ca­men­te sino, ade­más, ama los deportes y tie­nee un gus­to exó­ti­co por los au­to­mó­vi­les.

4 Ruedas - - Columna -

Sí,

El in­te­rés de Patty por los deportes no des­per­tó pre­ci­sa­men­te con el fut­bol, del cual ha­bla to­dos los días en el pro­gra­ma ‘Los Pro­ta­go­nis­tas’, sino en el au­to­mo­vi­lis­mo. Re­cuer­da que to­dos los do­min­gos muy tem­prano en su ca­sa se es­cu­cha­ba el rugir de los mo­to­res de los mo­no­pla­zas de la Fór­mu­la Uno.

“Mi pa­pá es afi­cio­na­do a las ca­rre­ras. Re­cuer­do que ca­da ocho días cuan­do des­per­ta­ba lo pri­me­ro que es­cu­cha­ba era la trans­mi­sión de la F1. Era de ley, un clá­si­co que to­dos vié­ra­mos las ca­rre­ras. Des­de ese mo­men­to des­per­tó en mí el in­te­rés por los deportes, aun­que des­pués me apa­sio­nó más el fut­bol”, co­men­ta.

La con­duc­to­ra co­men­zó a ma­ne­jar a los 14 años, y en­tre sus ex­pe­rien­cias con los vehícu­los es­tá el ha­ber ma­ne­ja­do na­da más y na­da me­nos que un Fe­rra­ri, au­to que la de­jó im­pre­sio­na­da. “En un even­to al que asis­tí te­nían un Fe­rra­ri, a to­dos nos es­ta­ban dan­do una vuel­ta en el cir­cui­to don­de nos en­con­trá­ba­mos; cuan­do ter­mi­nó mi turno el due­ño del co­che me di­jo que si que­ría ma­ne­jar­lo. Evi­den­te­men­te di­je que sí y ha si­do una de las ex­pe­rien­cias, en cuan­to au­tos se re­fie­re, más in­creí­bles que he te­ni­do en to­da mi vi­da. Sen­tir la po­ten­cia, el so­ni­do del mo­tor y to­do lo que con lleva el es­tar en uno de es­tos sú­per au­tos es ver­da­de­rar­da­de­ra- men­te in­des­crip­ti­ble”.

¿A QUÉ DES­TINO TE GUS­TA­RÍA LLE­GAR LE­GAR MA­NE­JAN­DO Y EN QUÉ AU­TO?

De­fi­ni­ti­va­men­te a la pla­ya, es­co­ge­ría­ría la Ri­vie­ra Ma­ya y se­ría en un Lam­borg­hi­ni.rg­hi­ni. En una oca­sión tu­ve la opor­tu­ni­dad dee ma­ne­ja­ma­ne­jar ar uno un par de vuel­tas y es una ex­pe­rien­cia pe­rien­cia de otro mun­do. Mu­chas per­so­nas di­cen que es­te ti­po de vehícu­los no son có­mo­dos y que no tie­nes bue­na vi­si­bi­li­dad por­que or­que son muy ba­jos, pe­ro a mí no me lo pa­re­ció. Aga­rrar el vo­lan­te y sen­tir la ve­lo­ci­da­di­dad al mo­men­to de pi­sar el pe­dal del ace­le­ra­dor, le­ra­dor, te da una sen­sa­ción de li­ber­tad.

¿TE PO­DRÍA­MOS VER AL­GÚN DÍA A CU­BRIEN­DO DE­POR­TE MO­TOR?

Ini­cié co­mo re­por­te­ra de NASCAR Mé­xi­co. Me dio mu­chas ta­blas y apren­dí mu­cho.ucho. En F1 he te­ni­do la ex­pe­rien­cia de co­la­bo­rar­bo­rar con n el equi­po de Che­co Pé­rez (For­ce In­dia)dia) en eel l GP de Mé­xi­co. To­do pue­de su­ce­der,r, tal vez al­gún día me en­cuen­tre ha­blan­do de nue­vo o de au­to­mo­vi­lis­mo.

¿CUÁL ES TU PI­LO­TO FA­VO­RI­TO DE LA FÓR­MU­LA UNO?

Le­wis Ha­mil­ton. Es un de­por­tis­ta muy dis­ci-dis­ci- pli­na­do y exi­to­so. Des­de pe­que­ño susu mun­do o gi­ró en­torno a las ca­rre­ras así que es un atle­ta que vi­ve y le apa­sio­na lo quee ha­ce.

¿A QUÉ DE­POR­TIS­TA ADMIRAS?

A Jorge Val­dano. Fue cam­peón del Mun­do con Argentina en 1986 y, ade­más de ser un gran jugador que apor­tó de­ma­sia­do­sia­do a su se­lec­ción es un gran co­men­ta­ris­ta,sta, he leí­do to­dos sus li­bros, es muy cul­too y es de los gran­des lí­de­res de opi­nión en cuan­to a fut­bol se re­fie­re. Lo me­jor es que he te­ni­do la opor­tu­ni­dad de tra­ba­jar a su la­do.do.

La dé­ci­ma en­tre­ga del au­to ja­po­nés que ha si­do el con­sen­ti­do de mu­chos ha lle­ga­do con nue­vas ver­sio­nes.

No hablamos de un fa­ce­lift y mu­cho me­nos de un mo­de­lo nue­vo, in­clu­ye: di­se­ño di­fe­ren­te en ri­nes y le­ve­men­te cam­bios es­té­ti­cos (en la ver­sión to­pe),má­xi­ma co­nec­ti­vi­dad, se­gu­ri­dad per­so­na­li­za­da, co­lo­res di­fe­ren­tes, en­cen­di­do re­mo­to y pa­le­tas de cam­bios -en­tre otro­sas­pec­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.