EN RU­TA

4 Ruedas - - Datos -

Han pa­sa­do 30 mi­nu­tos en la au­to­pis­ta y el na­ve­ga­dor nos or­de­na to­mar la si­guien­te des­via­ción, la cual nos lleva a re­co­rrer un pue­blo em­pe­dra­do, la ru­ta se vuel­ve más si­nuo­sa: pen­dien­tes, cur­vas es­tre­chas don­de so­lo hay un ca­rril de ida y vuel­ta. El M5 se com­por­ta a la al­tu­ra, de he­cho hun­di­mos el pie más en el ace­le­ra­dor pues ha de­ja­do de llo­ver y de­lei­ta­mos nues­tros tím­pa­nos con el rugir de su mo­tor. Ver­da­de­ra mú­si­ca ce­les­tial.

Cuan­do nos ima­gi­ná­ba­mos que ha­bía­mos sen­ti­do to­do el po­ten­cial de es­te vehícu­lo el des­tino nos tie­ne una sor­pre­sa más, ya no llue­ve en el cir­cui­to de Es­to­ril, y el mo­ti­vo de nues­tra vi­si­ta a Por­tu­gal es­tá por iniciar.

Bruno Spen­gler, pi­lo­to de BMW para el se­rial DTM es nues­tro ins­truc­tor y él co­man­da la flo­ti­lla de to­dos los M5 que es­ta­rán en la pis­ta. Nos da las ins­truc­cio­nes ne­ce­sa­rias y se­rán seis vuel­tas, una de re­co­no­ci­mien­to, dos más con to­da la car­ne al asa­dor: ace­le­ra­dor a fon­do y con la con­fi­gu­ra­ción de trac­ción in­te­gral; en la cuar­ta, trac­ción tra­se­ra y adiós con­trol de es­ta­bi­li­dad. La úl­ti­ma para en­friar. Inefa­ble. Así es la sen­sa­ción de ma­ne­jar en el cir­cui­to de Es­to­ril. Ace­le­rar a fon­do en la rec­ta y to­par el ve­lo­cí­me­tro a 240 km/h es inigua­la­ble, sen­tir co­mo el au­to se pe­ga a las cur­vas es co­mo ob­ser­var a un ani­mal sal­va­je en su há­bi­tat. Se eri­ge co­mo un de­pre­da­dor, in­clu­so con las asis­ten­cias des­co­nec­ta­das y to­da la po­ten­cia vi­nien­do de atrás.

Con el co­ra­zón la­tien­do a mil por ho­ra des­cen­di­mos de es­te de­por­ti­vo. An­tes de de­jar­lo des­can­sar en “ca­sa” le lan­za­mos una mi­ra­da para en nues­tra men­te de­cir: “Nos ren­di­mos an­te ti, eres uno de los me­jo­res de­por­ti­vos de la his­to­ria. Con tus seis ge­ne­ra­cio­nes has de­mos­tra­do que eres gran­de. Gra­cias por to­do, BMW M5”.

Un au­to­mó­vil po­de­ro­so. Sus prin­ci­pa­les atri­bu­tos: con­fort, se­gu­ri­dad y tec­no­lo­gía. Te ofre­ce un gran ma­ne­jo en pis­ta, ca­lle y ca­rre­te­ra. 4R

La pri­me­ra ge­ne­ra­ción del M5, ba­sa­do en el E28 Se­rie 5, hi­zo su de­but en el Sa­lón del Au­to­mó­vil de Áms­ter­dam en 1984.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.