UR BA POR NA­TU­RA­LE­ZA

4 Ruedas - - Lanzamiento -

Ibi­za es el mo­de­lo más exi­to­so de SEAT en to­da su his­to­ria. Ape­nas pre­sen­tó su nue­va ge­ne­ra­ción y la per­so­na­li­dad ju­ve­nil y ex­tra­or­di­na­ria re­la­ción cos­to-be­ne­fi­cio lo ha con­so­li­da­do co­mo uno de los fa­vo­ri­tos del mer­ca­do, en es­pe­cial es­ta ver­sión de cin­co puer­tas que pon­de­ra mu­cho más la co­mo­di­dad al in­te­rior.

Por su par­te, KIA Rio es­tre­nó re­cien­te­men­te pla­ta­for­ma, mo­tor y di­se­ño. Se fa­bri­ca en nues­tro país y ha si­do un imán de ven­tas por in­cor­po­rar tec­no­lo­gía y ca­rac­te­rís­ti­cas que di­fi­cil­men­te veía­mos en mo­de­los pequeños con an­te­rio­ri­dad. ¡Qué arran­que la com­pe­ten­cia!

MA­NE­JO

El con­fort de mar­cha es evi­den­te. Es un au­to con buen aplo­mo y con un gran bas­ti­dor, aun­que la ca­ja ma­nual de cin­co ve­lo­ci­da­des de­cep­cio­na un po­co en re­la­ción a su con­tra­par­te. Su ren­di­mien­to es li­ge­ra­men­te me­nor que Rio.

CON­FORT

Su am­plio es­pa­cio in­te­rior -tan­to para pier­nas co­mo para ca­be­za- y la gran ca­pa­ci­dad en ca­jue­la lo po­nen en el lu­gar más al­to de su seg­men­to. En­cuen­tras op­ción de ves­ti­du­ras en piel o te­la.

Den­tro de los cam­bios de la ter­ce­ra ge­ne­ra­ción en el ex­te­rior tam­bién en­con­tra­mos fa­ros an­ti­nie­bla que cuen­tan con un di­se­ño he­xa­go­nal, que de­bu­tan den­tro de la fa­mi­lia X, dan­do un ma­yor di­na­mis­mo a la par­te fron­tal.

Al as­cen­der a la ca­mio­ne­ta nos mo­ría­mos de las ga­nas por vol­ver a es­cu­char el ru­gi­do del mo­tor de seis ci­lin­dros en lí­nea de 3.0L de 360 ca­ba­llos de fuer­za que pro­pul­sa a la ver­sión M40IA, el to­pe de ga­ma de es­te vehícu­lo. Una vez que nues­tros oí­dos que­da­ron sa­tis­fe­chos, em­pren­di­mos el ca­mino a la tie­rra don­de la vi­da no va­le na­da.

Las cur­vas de la ca­rre­te­ra Mé­xi­co-que­ré­ta­ro nos per­mi­tie­ron com­pro­bar la di­ná­mi­ca de la nue­va BMX X3. Gra­cias al sis­te­ma Per­for­man­ce Con­trol, que dis­tri­bu­ye la fuer­za mo­triz y de fre­na­do en­tre las rue­das tra­se­ras al mo­men­to de en­fren­tar una cur­va, nun­ca tu­vi­mos pro­ble­mas al mo­men­to de to­mar ca­da gi­ro. De he­cho, ca­da tran­si­ción se dis­fru­ta­ba co­mo si es­tu­vié­ra­mos en un au­tó­dro­mo.

La po­ten­cia del mo­tor nos per­mi­tió lle­gar en me­nos tiem­po de lo es­pe­ra­do al libramiento para sal­tar la ciu­dad se­de de los Gallos de Que­ré­ta­ro y di­ri­gir­nos di­rec­ta­men­te a Gua­na­jua­to. La reali­dad es que so­lo cuan­do vi­mos el ve­lo­cí­me­tro y nos sor­pren­di­mos de so­bre­pa­sar el lí­mi­te de ve­lo­ci­dad más de lo de­bi­do fue que en­ten­di­mos la mag­ni­tud de los 360 ca­ba­llos de fuer­za, pe­ro tam­bién de la gran se­gu­ri­dad y es­ta­bi­li­dad que ofre­ce. Pen­sa­rán que exa­ge­ro, pe­ro al mo­men­to de ma­ne­jar uno sien­te que va a una ve­lo­ci­dad me­nor de la real.

Al en­con­trar­nos con una au­to­pis­ta más re­la­ja­da fue el mo­men­to de pro­bar los sis­te­mas au­tó­no­mos con los que cuen­ta BMW X3 y que fa­ci­li­tan el ma­ne­jo. ¿Se ima­gi­nan po­der man­te­ner una ve­lo­ci­dad y dis­tan­cia cons­tan­te en re­fe­ren­cia al vehícu­lo que cir­cu­le en­fren­te de no­so­tros sin ne­ce­si­dad de apre­tar el ace­le­ra­dor o el freno, man­te­ner­se en el ca­rril y cam­biar de ca­rril de for­ma au­to­má­ti­ca? To­do eso ya es po­si­ble con es­te nue­vo pro­duc­to de la ca­sa ale­ma­na ha­cien­do que to­me­mos un des­can­so du­ran­te el re­co­rri­do y de­jan­do par­te del ma­ne­jo a la ca­mio­ne­ta. Pe­ro la se­gu­ri­dad es im­por­tan­te y aun­que los sis­te­mas an­tes men­cio­na­dos es­tán apagados, los con­tro­les de es­ta­bi­li­dad y trac­ción es­tán en jue­go.

La co­nec­ti­vi­dad con Ap­ple Ca­rp­lay pue­de ser inalám­bri­ca aho­rrán­do­nos ca­bles en el ta­ble­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.