[Nom­bre] [Año mo­de­lo] [Ver­sión] [Com­pe­ten­cia]

4 Ruedas - - Prueba -

PER­FIL

l re­loj mar­ca­ba las ocho de la no­che y ya nos en­con­trá­ba­mos a bor­do del avión que nos lle­va­ría a la ciu­dad de Ma­drid en Es­pa­ña para to­mar un vue­lo fi­nal a las Is­las Ba­lea­res con el pro­pó­si­to de co­no­cer y ma­ne­jar la sex­ta ge­ne­ra­ción de Po­lo, que ha lle­va­do una lar­ga tra­yec­to­ria des­de aque­llos 115 ca­ba­llos de fuer­za con los que se pre­sen­tó al mer­ca­do en la dé­ca­da de los ochen­ta. Des­pués de ca­si 14 ho­ras de via­je ate­rri­za­mos en Palma de Ma­llor­ca, lu­gar co­no­ci­do por los ata­ques pi­ra­tas que ocu­rrían en el año de 1561 y que aho­ra re­crean ca­da tem­po­ra­da las épi­cas ba­ta­llas en­tre mo­ros y cris­tia­nos co­mo par­te de un es­pec­tácu­lo para tu­ris­tas. La is­la tam­bién cuen­ta con uno de los cir­cui­tos de mo­to­ci­clis­mo, au­to­mo­vi­lis­mo y kar­ting más po­pu­la­res del mun­do, don­de co­no­ci­mos to­das las ca­pa­ci­da­des del nue­vo Po­lo GTI 2018 pe­ro, an­tes de po­ner­le las ma­nos en­ci­ma, Volks­wa­gen nos lo pre­sen­tó, y a pri­me­ra vis­ta cons­ta­ta­mos una no­ta­ble evo­lu­ción. Es­tá con­ver­ti­do en to­do un hot hatch di­ver­ti­do, po­ten­te y ju­ve­nil, he­ren­cia del pro­yec­to de VW en el Mun­dial de Ra­llies.

SA­BÍAS QUE... La pri­me­ra ge­ne­ra­ción de Po­lo apa­re­ció en 1976, la segunda en 1987, la ter­ce­ra en 1998, la cuar­ta en 2006, la quin­ta en 2010 y la más re­cien­te en 2017.

Ha­ce unos me­ses la ale­ma­na ha­bía ha­bla­do de más se­gu­ri­dad, asis­ten­cias y ma­yor es­pa­cio en su com­pac­to, y es jus­to lo que en­tre­gó. Co­mo bien di­cen “la pri­me­ra im­pre­sión es la que cuen­ta”, así que Volk­wa­gen lo hi­zo muy bien con es­ta nue­va ge­ne­ra­ción don­de es no­ta­ble el pa­so ade­lan­te des­de cual­quier án­gu­lo.

Lo pri­me­ro que dis­tin­gui­mos fue­ron esos ras­gos ex­tra­idos del Golf, pe­ro tam­bién una ima­gen más afi­na­da con lí­neas más ju­ve­ni­les y di­ver­ti­das, en­se­gui­da los fa­ros LED alar­ga­dos co­men­za­ron a des­te­llar con los ra­yos del sol que apun­ta­ban jus­to fren­te a ellos y los ha­cía lu­cir so­fis­ti­ca­dos, pe­ro siem­pre con un to­que fres­co y jo­vial.

La in­sig­nia GTI, que re­fie­re a de­por­ti­vi­dad, des­ta­ca­ba en­tre la pin­tu­ra de los co­lo­res ro­jo y ne­gro -que fue­ron los pri­me­ros que co­no­ci­mos-, aun­que des­pués se lu­ció en azul y blan­co.

200 bhp @ 5,500 rpm 236 lb-pie @ 4,000 rpm De­lan­te­ra. ABS, 7 bol­sas de ai­re, asis­ten­te de es­ta­cio­na­mien­to, ilu­mi­na­ción en cur­va, con­trol de cru­ce­ro adap­ta­ti­vo, asis­ten­te co­li­sión pea­to­nal y cam­bio de ca­rril.

POR­TA­DA

Al abrir la puer­ta nos to­pa­mos con asien­tos en te­la ne­gros con detalles en el cen­tro de cua­drí­cu­la en­tre ro­jo y gris que nos hi­cie­ron pen­sar en ves­ti­men­ta ir­lan­de­sa, pe­ro que de­fi­ni­ti­va­men­te re­sal­ta­ron y afir­ma­ron la fres­cu­ra de la nue­va ge­ne­ra­ción po­nién­do­nos an­te un Po­lo di­fe­ren­te y com­ple­ta­men­te mo­ti­va­do.

Nues­tra mi­ra­da si­guió ha­cia el vi­vaz ta­ble­ro, la com­bi­na­ción per­fec­ta (y mi fa­vo­ri­ta) en un au­to que pue­des lla­mar de­por­ti­vo, el ro­jo so­bre­sa­lía en to­da la con­so­la, atra­ve­sa­ba de una puer­ta a otra re­sal­tan­do la pan­ta­lla de ocho pul­ga­das a co­lor con la que ha­cía la com­bi­na­ción per­fec­ta. Con­fie­so que el bi­tono ro­jo y ne­gro con el que se com­po­ne to­da la con­so­la cen­tral y su in­te­rior se ro­bó to­da mi aten­ción, y me re­mon­tó a es­tar den­tro de un vehícu­lo de al­ta ga­ma, pe­ro cla­ro, con tec­no­lo­gía y un acen­to ju­ve­nil.

Ade­más de la pan­ta­lla cen­tral, por­ta un dis­play de in­for­ma­ción ac­ti­vo a co­lor fren­te al vo­lan­te que no so­lo te mar­ca la ve­lo­ci­dad en los cos­ta­dos, tam­bién te ayu­da con in­for­ma­ción am­plia­da del sis­te­ma de in­foen­tre­te­ni­mien­to, al­go que he­mos vis­to en Au­di y que aho­ra se he­re­da a Volks­wa­gen.

La pa­lan­ca de ve­lo­ci­da­des es­tá mar­ca­da por las le­tras DSG, in­di­can­do el ti­po de trans­mi­sión de doble em­bra­gue. El vehícu­lo cuen­ta con cin­co mo­dos de ma­ne­jo; eco, com­fort, nor­mal, sport e in­di­vi­dual, ca­da uno con mo­di­fi­ca­cio­nes en la di­rec­ción, rpms y el con­trol de la ca­ja de cam­bios para res­pon­der a las exi­gen­cias.

No tar­da­mos en en­cen­der­lo del bo­tón jun­to a la trans­mi­sión y su mo­tor 2.0 li­tros re­tum­bó en nues­tros oí­dos. Al cam­biar­lo a mo­do Sport, es­te “pe­que­ño” emi­tió un ru­gi­do que asom­bró a to­dos los pre­sen­tes.

Se pro­du­ce en Pam­plo­na, ciu­dad es­pa­ño­la. 4,053 mm 2,551 mm

Su com­por­ta­mien­to en ca­rre­te­ra fue im­pe­ca­ble, cuan­do se ne­ce­si­ta­ba re­ba­sar lo ha­cía con ver­da­de­ra fa­ci­li­dad, su vi­ve­za se sen­tía en ca­da mo­vi­mien­to, era fá­cil di­ri­gir­lo y su fre­na­do era al tac­to. ¿Lo que más enamo­ró du­ran­te nues­tro en­cuen­tro? El so­ni­do de su mo­tor. Ca­da cam­bio de ve­lo­ci­dad era emi­nen­te.

El jo­ven di­ná­mi­co se pro­du­ce en la ciu­dad de Pam­plo­na, y po­see un ori­gi­nal di­se­ño en su in­te­rior que cuen­ta con car­ga­dor inalám­bri­co, seis bo­ci­nas y un sub­woo­fer que ha­cen el beat más pro­fun­do, sie­te bol­sas de ai­re, in­clu­yen­do la de ro­di­llas. Ade­más cuen­ta con una se­rie de asis­ten­cias de se­gu­ri­dad y para el ma­ne­jo para fa­ci­li­tar­nos la vi­da co­mo la ayu­da al es­ta­cio­nar­lo o de­tec­tor de pea­to­nes.

Los asien­tos son más am­plios, pe­ro ade­más cuen­ta con una ca­jue­la más es­pa­cio­sa, pe­ro no de­ja de ser un com­pac­to. Al­go con lo que nos que­da­mos es el ro­jo que de­co­ra su ta­ble­ro y lo ha­cen lu­cir de­por­ti­vo, res­pal­da­do por sus 200 bhp.

Y lle­ga­mos al fi­nal de es­te via­je tan es­pa­ñol re­gre­san­do al ae­ro­puer­to con el gus­to de ha­ber co­no­ci­do a Po­lo GTI, y aun­que aún no hay fe­cha de lle­ga­da para nues­tro país, cal­cu­la­mos que lle­ga­rá en un año para el mo­de­lo 2019, así que no nos que­da mas que es­pe­rar. ¿El precio? Aún es un mis­te­rio sin re­sol­ver.

PRE­SEN­TA ver­sión DSG en su trans­mi­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.