NA­VI­GA­TOR DE OTRA GA­LA­XIA

LIN­COLN NA­VI­GA­TOR

4 Ruedas - - Una Versión Para -

un pe­ri­plo, odi­sea, nue­va aven­tu­ra o un lar­go via­je,

Una na­ve es­pa­cial que a pri­me­ra vis­ta pa­re­ce pe­sa­da, du­ra, ru­da y de­más co­sas que siem­pre pen­sa­mos cuan­do se ob­ser­va es­te ti­po de vehícu­los, pe­ro créan­me, no es así, es un digno re­pre­sen­tan­te de una na­ve es­pa­cial de la NASA en la que cual­quier hu­mano qui­sie­ra via­jar tal y co­mo se es­cu­cha en la can­ción de El­ton John “Roc­ket Man”.

Nues­tra aven­tu­ra con la nue­va Na­vi­ga­tor co­men­zó em­pa­can­do la ma­le­ta. En pun­to de las nue­ve de la ma­ña­na en­cen­dí el po­te­ne mo­tor V6 tur­bo de 3.5L y el es­truen­do fue sin­gu­lar, de­no­tan­do po­ten­cia y con la fiabilidad que tan se­me­jan­te mons­truo me lle­va­ría sin pro­ble­ma a mi des­tino, a unos 100 ki­ló­me­tros de dis­tan­cia des­de la Ciu­dad de Mé­xi­co.

Una vez en­cen­di­do el mo­tor de nues­tro Trans­bor­da­dor Na­vi­ga­tor, nos di­mos cuen­ta de las in­fi­ni­tas po­si­bi­li­da­des pa­ra po­der des­qui­tar los 450 ca­ba­llos que nos da el mo­tor, así co­mo las 500 li­bras de tor­que en sus di­fe­ren­tes mo­dos de ma­ne­jo, que ¡créan­me! son una go­za­da ca­da que es­ta­ble­ce­mos las con­fi­gu­ra­cio­nes que no so­lo adap­tan la en­tre­ga de po­ten­cia, sino tam­bién el com­por­ta­mien­to de la suspensión.

Nor­mal, Emo­ción, Mo­de­ra­do, Subida len­ta y Nor­mal 4x4 son los mo­dos que se­lec­cio­né en una u otra par­te del via­je. Aun­que tie­ne otros más ex­tre­mos pa­ra con­di­cio­nes de nie­ve y res­ba­la­di­zos no eran ne­ce­sa­rios en Mo­re­los, la tie­rra de la eter­na pri­ma­ve­ra.

Pe­ro no nos des­vie­mos del tema. Al lle­gar a la au­to­pis­ta Mé­xi­co-cuer­na­va­ca nos en­con­tra­mos con un gran re­to pa­ra nues­tro Trans­bor­da­dor Na­vi­ga­tor, con cur­vas ce­rra­das y rá­pi­das, des­cen­sos y as­cen­sos. Pa­ra afron­tar es­te ca­mino co­lo­ca­mos el mo­do de con­duc­ción “Emo­ción” y no nos de­frau­dó; li­te­ral­men­te po­ne esa pa­la­bra en tus ma­nos con una con­duc­ción ex­cel­sa, ex­tre­ma y sin per­der na­da en las pe­sa­das subidas. Ni si­quie­ra las pe­li­gro­sas cur­vas nos dan mie­do ya que su es­ta­bi­li­dad su­pera las ex­pec­ta­ti­vas, siem­pre con­si­de­ran­do que no es una ca­mio­ne­ta fa­bri­ca­da pa­ra co­rrer. A pe­sar de sus ca­si tres to­ne­la­das de pe­so es jus­to de­cir que es­to no se sien­te en el vo­lan­te.

Lin­coln Na­vi­ga­tor se en­cuen­tra dis­po­ni­ble en mo­da­li­dad cor­ta y lar­ga con una di­fe­ren­cia de 100 mil pe­sos en­tre ca­da una de ellas.

Net­flix o al­gún otro ser­vi­cio de strea­ming que pue­des co­nec­tar des­de tu mó­vil, eso sin con­tar que has­ta con­so­las de vi­deo­jue­gos pue­des dis­fru­tar en ellas pa­ra ha­cer más ame­nas las ho­ras de un lar­go via­je.

Na­vi­ga­tor tam­bién pre­vie­ne que cual­quie­ra de los tri­pu­lan­tes su­fra por una fal­ta de ba­te­ría en la ya tan in­dis­pen­sa­ble vi­da di­gi­tal a tra­vés de los te­lé­fo­nos in­te­li­gen­tes. El nue­vo vehícu­lo de la mar­ca de lu­jo cuen­ta con 13 puer­tos USB pa­ra to­da la fa­mi­lia, es más cuan­do te subes al trans­bor­da­dor so­la­men­te le fal­ta una ae­ro­mo­za que te in­di­que dón­de es­tán ca­da puer­to y las sa­li­das de emer­gen­cia.

El sis­te­ma de so­ni­do te en­vuel­ve con ca­da no­ta, plá­ti­ca o cual­quier otra co­sa que pon­gas en él. Las 20 bo­ci­nas Re­vel by Harman te de­ja­rán sor­pren­di­do con la fi­de­li­dad y ni­ti­dez en to­do el in­te­rior de la na­ve, al­go que po­cas pue­den pre­su­mir y que sin du­da son una de­li­cia pa­ra nues­tros oi­dos.

En­tre sus otras ame­ni­da­des se pue­den des­ta­car el que se es­ta­cio­na au­to­ma­ti­ca­men­te, los fa­ros de LED que en la no­che le dan una apa­rien­cia de una na­ve es­pa­cial gran­de.

La con­so­la cen­tral es in­tui­ti­va y

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.