IMA­GEN

4 Ruedas - - Lanzamiento -

El di­se­ño por den­tro es ele­gan­te, con ma­te­ria­les fi­nos y aca­ba­dos de pri­me­ra ca­li­dad. Se pue­den ver in­ser­tos de ma­de­ra, me­tal y cue­ro. El ta­ble­ro se con­ju­ga a la per­fec­ción con el des­can­sa­bra­zos y to­dos los de­ta­lles de las puer­tas. El cua­dro de ins­tru­men­tos es con­ven­cio­nal, pero in­cor­po­ra un dis­play cen­tral a co­lor de sie­te pul­ga­das. Al cen­tro, ca­si una Ta­blet, y a es­to nos re­fe­ri­mos a la con­so­la cen­tral nue­va que es una pan­ta­lla mul­ti­me­dia tác­til de 12 pul­ga­das con sis­te­ma Ucon­nect. Los bo­to­nes son de gran vo­lu­men, idea­dos para un me­jor uso.

Es­te ti­po de ca­mio­ne­tas de­ja­ron de ser so­lo de uso ru­di­men­ta­rio, ahora se aco­plan per­fec­ta­men­te a las no­ve­da­des tec­no­ló­gi­cas. Por ejem­plo 1500, in­te­gra cin­co puer­tos USB, dos to­mas de co­rrien­te y su sis­te­ma de in­foen­tre­te­ni­mien­to com­pa­ti­ble con An­droid Au­to y Ap­ple Car­play. El sis­te­ma de so­ni­do es Har­man Kar­don de 10 bo­ci­nas.

Ram nos ha di­cho que el in­te­rior es ca­si nue­vo en su to­ta­li­dad, y cuan­do es­tás den­tro de él lo co­rro­bo­ras. Hay más es­pa­cio su­fi­cien­te para las pla­zas de­lan­te­ras y tra­se­ras. No hay mo­les­tias en las pier­nas, es co­mo es­tar en la co­mo­di­dad de tu sa­la. En to­do el ha­bi­tácu­lo hay porta ob­je­tos y com­par­ti­men­tos don­de pue­des aco­ger ac­ce­so­rios gran­des, co­mo una cá­ma­ra fo­to­grá­fi­ca pro­fe­sio­nal con to­do y es­tu­che.

Al ex­te­rior su si­lue­ta es nue­va y lu­ce nue­vo as­pec­to, más muscu­loso y mo­derno. Los fa­ros se in­te­gran a la pa­rri­lla; los de­ta­lles en cro­mo ha­cen con­tras­te con la ca­rro­ce­ría y la ha­cen lu­cir con me­jor por­te. De per­fil so­bre sa­le el di­se­ño de sus rines de 22 pul­ga­das de diá­me­tro que le dan ma­yor per­so­na­li­dad.

Lle­va­mos más de dos ho­ras de re­co­rri­do y es mo­men­to de ha­cer una es­ca­la; pen­sa­mos

que só­lo se­rá para ha­cer al­gu­nas fo­to­gra­fías pero no, hay una sor­pre­sa más, un re­co­rri­do off road. En teo­ría es cor­to, nue­ve minutos para ha­cer­lo nos di­ce el ins­truc­tor, un ti­po mal en­ca­ra­do piel blan­ca quien en­tra por nues­tra ven­ta­na y des­co­nec­ta algunos sis­te­mas; la si­guien­te in­di­ca­ción es: “di­viér­tan­se y no de­jen de ace­le­rar”.

No ha ce­sa­do el ca­lor pero aun así ini­cia­mos el tra­mo 4X4. Tie­ne al­gu­nas pen­dien­tes pero sin tan­to án­gu­lo de ata­que y por tal mo­ti­vo las li­bra­mos ex­ce­len­te. Se pre­sen­tó un ca­mino de are­na en el cual hay que pi­sar a fon­do el ace­le­ra­dor y con­tro­lar la camioneta con­tra vo­lan­tean­do. Una es­pe­cie de “aqua­pla­ning” don­de per­día­mos la trac­ción y la 1500 po­nía a prue­ba nues­tra des­tre­za. Su­dan­do por la adre­na­li­na lle­ga­mos al pun­to ini­cial con ga­nas de que el ca­mino ja­más ter­mi­na­ra. Se acer­ca de nue­va cuen­ta el ins­truc­tor para in­di­car­nos el cam­bio de pi­lo­to, pero nues­tro com­pa­ñe­ro cro­no­me­tró el re­co­rri­do y ¡sor­pre­sa!, he­mos he­cho sie­te minutos con 10 se­gun­dos.

Con las pier­nas aun rí­gi­das y las ma­nos ten­sas por con­tro­lar el vo­lan­te de un la­do a otro, des­cen­de­mos de la 1500; nos­tál­gi­cos la ve­mos re­ti­rar­se con otro co­le­ga al man­do. De­bo ad­mi­tir­lo, hay un sen­ti­mien­to de ce­lo pues qui­sie­ra que so­lo fue­ra mía y yo quien le pu­sie­ra las ma­nos en­ci­ma. Gran tra­ba­jo ha he­cho RAM con es­te modelo. 4R

Para la prue­ba ‘off-road’ usa­mos la ver­sión Re­bel, que es la in­di­ca­da para es­tas ac­ti­vi­da­des gra­cias a la sus­pen­sión ele­va­da y neu­má­ti­cos para to­do­te­rreno.

Ha­ce unos años no ha­bía quién le hi­cie­ra som­bra a la fir­ma del Óva­lo Azul en lo que se re­fie­re a SUVS; te­nía el li­de­raz­go ab­so­lu­to, sin em­bar­go, la lle­ga­da de nue­vas mar­cas a nues­tro país hi­zo que algunos de sus adep­tos de­ci­die­ran mi­rar a otro la­do y pro­bar nue­vos pro­duc­tos, y es vá­li­do, el sol sa­le para to­dos, pero aun­que así sea, Ford desea re­cu­pe­rar sim­pa­ti­zan­tes y de­jar en cla­ro que ellos son ex­per­tos en fa­bri­car ca­mio­ne­tas.

El me­jor lu­gar para pro­bar un vehícu­lo es en ca­mi­nos don­de lo vas a ocu­par, no hay más. Las sen­sa­cio­nes de rea­li­zar un test de es­ta for­ma te da­rán los re­sul­ta­dos exac­tos para la de­ci­sión de compra o para opi­nar so­bre él; por eso le da­mos un aplau­so a Ford, por de­jar­nos ma­ne­jar es­tos dos pro­duc­tos en su “há­bi­tat”, ciudad, carretera y ca­mi­nos si­nuo­sos, para te­ner una me­jor idea de lo que pue­den ofre­cer a dia­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.