RE­GRE­SÓ POR LA PA­SIÓN

Mé­xi­co fue uno de los tres ra­llies que Sé­bas­tien Loeb, máxima es­tre­lla, eli­gió para com­pe­tir en 2018. Sen­tir­se de nue­vo en un World Rally Car fue su mo­ti­va­ción.

4 Ruedas - - Racing -

El nom­bre de Sé­bas­tien Loeb es si­nó­ni­mo de le­yen­da. Sus nue­ve tí­tu­los del WRC, to­dos de for­ma con­se­cu­ti­va, lo con­vier­ten en el má­xi­mo ven­ce­dor de un cam­peo­na­to mun­dial ava­la­do por la FIA.

Los ca­mi­nos de Gua­na­jua­to vie­ron de nue­va cuen­ta del des­plie­gue de su ta­len­to y no de­cep­cio­nó lle­gan­do a li­de­rar la com­pe­ten­cia; so­lo una pin­cha­du­ra arrui­nó un fi­nal per­fec­to.

“Re­gre­sé por la sen­sa­ción, por el sen­ti­mien­to de es­tar en un co­che de ra­llies. Des­de que de­jé el Cam­peo­na­to Mun­dial de Ra­llies he par­ti­ci­pa­do en otras se­ries co­mo el Rally Da­kar, así co­mo el Mun­dial de Rally­cross. Si em­bar­go, el sen­ti­mien­to de es­tar en una eta­pa en un co­che de ra­llies es una sen­sa­ción in­des­crip­ti­ble”, di­jo Loeb en en­tre­vis­ta an­tes de ini­ciar el Rally Mé­xi­co.

Des­pués de tres días de com­pe­ten­cia en tie­rras don­de en el pa­sa­do ob­tu­vo la vic­to­ria en seis oca­sioes, Loeb re­co­no­ció que la si­tua­ción no ha­bía si­do tan sen­ci­lla co­mo se pen­sa­ba.

Sin em­bar­go, esas pa­la­bras pa­re­cían po­co creí­bles lue­go de ver co­mo dio una ba­ta­lla a los pi­lo­tos per­ma­nen­tes, quie­nes veían con asom­bro el ma­ne­jo del nue­ve ve­ces cam­peón.

“Me he adap­ta­do bien al co­che. Es muy di­fe­ren­te a lo que ma­ne­jé en mi an­te­rior eta­pa co­mo pi­lo­to, ahora son más ve­lo­ces y con más car­ga, ade­más de eso son más rá­pi­dos en las cur­vas. No ha si­do tan sen­ci­llo co­mo pa­re­ce, pero he ido pa­so a pa­so evo­lu­cio­nan­do. Me sien­to muy bien en el Ci­troën C3”.

Res­pec­to a un fu­tu­ro con más prue­bas en el Mun­dial de Ra­llies, el fran­cés des­car­tó esa op­ción por ahora.

“So­lo son tres com­pe­ten­cias. Ex­tra­ña­ba es­to. El plan para el si­guien­te año es con­ti­nuar en el rally­cross”, agre­gó el in­te­gran­te de la mar­ca fran­ce­sa quien de­jó abier­ta la puer­ta a un nue­vo re­torno.

An­tes de arran­car el Rally Mé­xi­co, Loeb di­jo que la com­pe­ten­cia se­ría fuer­te. “Al mo­men­to creo que hay 10 con­ten­dien­tes. Los 10 pi­lo­tos ofi­cia­les del WRC, to­dos son bue­nos. En mi si­tua­ción no se­rá sen­ci­llo ser rá­pi­do”, aun­que du­ran­te la com­pe­ten­cia de­mos­tró que la lla­ma de su ta­len­to si­gue ahí, lis­ta para pro­vo­car un in­cen­dio en el WRC.

El úl­ti­mo po­dio de Sé­bas­tien Loeb lo con­si­guió en el Rally de Ar­gen­ti­na de la tem­po­ra­da 2013 cuan­do ob­tu­vo el triun­fo.

vic­to­rias den­tro del WRC ha con­se­gui­do Sé­bas­tien Loeb en su ca­rre­ra. ra­llies ha dispu­tado Sé­bas­tien Loeb des­de su re­ti­ro de tiem­po com­ple­to del WRC.

La di­ver­sión se ex­tien­dió al el po­nien­te de la Ciudad de Mé­xi­co con la inau­gu­ra­ción de la nue­va su­cur­sal de Go­kart Mania ubi­ca­da den­tro de Plaza Car­so. Al even­to se die­ron ci­ta di­fe­ren­tes re­pre­sen­tan­tes del de­por­te mo­tor en Mé­xi­co co­mo Car­los Slim Do­mit, Jo­sé Abed, vi­ce­pre­si­den­te mun­dial de la FIA, así co­mo los pi­lo­tos Gui­ller­mo Ro­jas Jr. y Ri­car­do Pérez de Lara.

Los aman­tes del au­to­mo­vi­lis­mo ten­drán una nue­va op­ción para dis­fru­tar un día lleno adre­na­li­na abor­do de los bó­li­dos y co­rrer en una pis­ta que se cons­tru­yó en Eu­ro­pa, en Es­lo­ve­nia, por la em­pre­sa 360 Kar­ting, lí­der mun­dial en el di­se­ño y fa­bri­ca­ción de Pis­ta de Go­karts In­door.

El tra­za­do tie­ne una lon­gi­tud de 195 me­tros li­nea­les y un an­cho de 5 mts. Los Go­karts son de la mar­ca Biz Karts, que fa­bri­ca es­tos vehícu­los con la más al­ta tec­no­lo­gía eléctrica.

Co­mo par­te de la ce­le­bra­ción de es­ta nue­va pis­ta, se rea­li­za­ron di­fe­ren­tes com­pe­ten­cias en­tre los in­vi­ta­dos pero sin du­da la que más lla­mó la atención fue la rea­li­za­da en­tre Car­los Slim Do­mit, Me­mo Ro­jas y Ri­car­do Pérez de Lara, quie­nes me­tie­ron el ace­le­ra­dor a fon­do de es­tos pe­que­ños bó­li­dos eléc­tri­cos.

Cual­quie­ra que asis­ta a es­ta su­cur­sal po­drá par­ti­ci­par en una com­pe­ten­coa con un má­xi­mo de ocho co­ches; hay 20 Go­karts de adul­to, para ma­yo­res de 14 años y 1.55 mts de es­ta­tu­ra mínima, pero tam­bién 10 uni­da­des para niños, ma­yo­res de 8 años y 1.30 mts de es­ta­tu­ra mínima.

Los cos­tos os­ci­lan en­tre 295 pesos por una ca­rre­ra, 530 por dos y 690 por tres. La com­pe­ten­cia es a 18 vuel­tas y ter­mi­na­rá cuan­do el pri­mer pi­lo­to com­ple­te la dis­tan­cia. La nue­va pis­ta de Go­kart Mania tie­ne un ho­ra­rio de lu­nes a do­min­go de 11am a 10pm.

El Gran Pre­mio de Aus­tra­lia ape­nas nos ofre­ce­rá una pin­ce­la­da de lo que nos es­pe­ra en el res­to de la tem­po­ra­da de la Fór­mu­la 1. Al igual que los en­tre­na­mien­tos de pre­tem­po­ra­da so­lo son un in­di­cio de lo que ve­re­mos, aun­que algunos de los nú­me­ros per­mi­ten te­ner un pa­no­ra­ma más cla­ro de quién lo ha­rá bien. Los ocho días de prue­bas en Bar­ce­lo­na que real­men­te fue­ron sie­te por la pre­sen­cia de nie­ve, su­gie­ren que el or­den es­ta­ble­ci­do en­tre Mercedes y Fe­rra­ri se con­ser­va­rá, con el pi­lo­to ale­mán Se­bas­tian Vet­tel es­ta­ble­cien­do un nue­vo ré­cord (1m17.182s) y sien­do quien más vuel­tas lo­gró en las prue­bas (643 giros). Sin em­bar­go, en vuel­tas to­ta­les, las fle­chas pla­tea­das, en com­bi­na­ción con sus dos pi­lo­tos (Bot­tas y Ha­mil­ton), es­tu­vie­ron por de­lan­te de los de Ma­ra­ne­llo con 1,040 giros con­tra 929 de los ita­lia­nos. De­trás de ellos des­ta­có la con­fia­bi­li­dad de Toro Ros­so, los nue­vos so­cios de Hon­da, sien­do los ter­ce­ros de es­te apar­ta­do. En con­tra­par­te, Mcla­ren, quie­nes de­ja­ron a la mar­ca ja­po­ne­sa co­mo pro­vee­do­res de mo­to­res para es­te año des­pués de tres tris­tes tem­po­ra­das

CA­LI­FI­CA­CIÓN

rea­lis­ta de la mi­to­lo­gía de dio­ses y mons­truos mi­le­na­rios ha­bi­tual en la se­rie. Ahora el pro­ta­go­nis­ta ha ma­du­ra­do, es un gue­rre­ro más cur­ti­do y pa­si­vo, con nue­vos po­de­res para en­fren­tar a sus enemi­gos, ade­más, tie­ne que desem­pe­ñar el rol de pa­dre en un frío y hos­til es­ce­na­rio, en el cual re­si­de para ol­vi­dar su pa­sa­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.