EL AN­TI-EN­CHU­FA­BLE

4 Ruedas - - PRUEBA A FONDO -

Sa­be­mos de an­te­mano que In­fi­ni­ti ha pues­to es­pe­cial én­fa­sis en desa­rro­llar la tec­no­lo­gía hí­bri­da en mo­de­los co­mo Q50 y QX60 (am­bos re­pre­sen­tan el 21% de las ven­tas de la mar­ca en el país), to­do ello en be­ne­fi­cio de cir­cu­lar to­dos los días sin nin­gu­na restricción.

La mar­ca apues­ta fuer­te por es­te sis­te­ma y va­ya que sa­be del te­ma. Su eter­na ani­mad­ver­sión con los hí­bri­dos en­chu­fa­bles ra­di­ca en sus pro­pias ven­ta­jas. La tec­no­lo­gía hí­bri­da del Q50 re­co­lec­ta la ener­gía que de otra ma­ne­ra se per­de­ría du­ran­te el fre­na­do, con­vir­tien­do la ener­gía ci­né­ti­ca en elec­tri­ci­dad para re­car­gar la ba­te­ría de li­tio que ali­men­ta al mo­tor eléctrico.

Esta es la ra­zón por la cual los hí­bri­dos de la mar­ca no ne­ce­si­tan co­nec­tar­se a la co­rrien­te eléc­tri­ca. Ven­ta­jas o no, la reali­dad es que el Q50 Hy­brid ba­sa mu­cha de sus fi­chas de éxi­to en la ex­tra­or­di­na­ria in­so­no­ri­za­ción que aña­de, la evi­den­te ca­li­dad del cha­sis y en un ma­ne­jo que si bien no es adre­na­lí­ni­co, es­tá por en­ci­ma de lo es­pe­ra­do en un vehícu­lo que com­bi­na ga­so­li­na y elec­tri­ci­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.