Re­ser­va 2019

Maz­da 6 lle­ga más re­fi­na­do y fuer­te que nun­ca. El mo­de­lo in­sig­nia de la ja­po­ne­sa acen­túa la emo­ción y di­na­mis­mo de la fir­ma con nue­vas ca­rac­te­rís­ti­cas que con­tri­bu­yen a su cam­bio de ima­gen.

4 Ruedas - - Prueba A Fondo -

Di­cen que pa­ra de­ci­dir si al­go po­dría gus­tar­te o no tie­nes que pro­bar­lo, no apli­ca en to­dos los ca­sos y en el buen sen­ti­do de la pa­la­bra, no sean mal pen­sa­dos. Ha­go re­fe­ren­cia a es­to ya que ha­ce al­gu­nos años por cues­tio­nes de sa­lud tu­ve que cam­biar mis há­bi­tos ali­men­ti­cios y uno de ellos fue de­jar de to­mar cer­ve­za que tan­to me gus­ta­ba, sé que sue­na muy trá­gi­co pe­ro no se alar­men ami­gos, no es pa­ra tan­to. Gra­cias a es­tos cam­bios pu­de co­no­cer el vino tin­to y el mez­cal, que pa­ra ser ho­nes­tos no te­nía el gus­to y aho­ra soy fa­ná­ti­co.

Us­te­des se pre­gun­ta­rán ¿y eso que tie­ne que ver?, ah, es que de­bo con­fe­sar que ten­go un gus­to es­pe­cial por los hatch­backs des­de ha­ce mu­cho tiem­po y siem­pre que ten­go la opor­tu­ni­dad de ha­cer una prue­ba o de co­no­cer más so­bre es­te ti­po de au­tos no du­do en ha­cer­lo, y no por­que los se­da­nes no me gus­ten, sino por­que sim­ple­men­te no les he aga­rra­do el gus­to co­mo de­be­ría de ser.

Por cues­tio­nes di­vi­nas tu­ve la opor­tu­ni­dad de ma­ne­jar el nue­vo Maz­da 6 y así dar­me la opor­tu­ni­dad de “ca­tar” un sedán muy pro­me­te­dor y que es re­pre­sen­ta­ti­vo de la mar­ca ja­po­ne­sa.

Nos di­mos ci­ta por la ma­ña­na en un res­tau­ran­te al po­nien­te de la Ciu­dad de Mé­xi­co, de ahí con­du­ci­ría­mos más ade­lan­te ha­cia un vi­ñe­do ubi­ca­do en la ciu­dad de San Mi­guel de Allen­de, Gua­na­jua­to. Los au­tos que ma­ne­ja­ría­mos se en­con­tra­ban en la en­tra­da del lu­gar y al ter­mi­nó del desa­yuno fue mi pri­mer con­tac­to con el lan­za­mien­to de Maz­da.

EL ENVASE

Por fue­ra re­sal­ta su nue­va pa­rri­lla y una fas­cia que se ase­me­ja a su com­pa­ñe­ra CX-5, ade­más de la re­duc­ción de plás­ti­co en la par­te tra­se­ra y su­ti­les pe­ro no­ve­do­sos cam­bios en el di­se­ño in­terno de las ca­la­ve­ras. El nue­vo di­se­ño de los ri­nes de 19 pul­ga­das así co­mo el co­lor ro­jo de la pin­tu­ra lo ha­cen ver más agre­si­vo y po­de­ro­so.

En ge­ne­ral su trans­for­ma­ción es­té­ti­ca no es mu­cha, pe­ro es su­fi­cien­te pa­ra se­guir lla­man­do la aten­ción.

LO DE ADEN­TRO

El in­te­rior da mu­cho de qué ha­blar, su in­so­no­ri­za­ción es evi­den­te, po­de­mos sen­tir po­ca vi­bra­ción y es muy si­len­cio­so, sin de­jar­te ais­la­do del mun­do ex­te­rior. Se no­ta una gran ca­li­dad en los ma­te­ria­les, hay po­cas su­per­fi­cies de plás­ti­co y po­see aca­ba­dos es­pe­cia­les co­mo la ta­pi­ce­ría en piel Na­pa pa­ra la ver­sión Sig­na­tu­re, in­ser­tos en ma­de­ra y de­ta­lles en ga­mu­za y uno que otro aca­ba­do en alu­mi­nio que lla­maa a la vis­ta. Se pue­den ver aca­ba­dos ba­dos si­mi­la­res en los res­pal­dos­pal­dos de los asien­tos y en los pa­ne­les de las puer­ta­ser­tas tra­se­ras.

La com­bi­na­ción de ma­te­ria­les ha­cen que su “bu­qué” sea adic­ti­vo, y el aro­ma a nue­vo se­rá al­go que siem­pre dis­fru­te de un au­to. Pu­de su­bir­me al es­pu­mo­so ro­jo con in­te­rio­res en blan­co y al gris ti­ta­nio con in­te­rior ca­fé, que de acuer­do a mis gus­tos es­te úl­ti­mo me pa­re­ció más atrac­ti­vo, en pri­me­ra por­que me gus­tan más los co­lo­res obs­cu­ros y en se­gun­da por­que creo que se pue­de en­su­ciar me­nos que el blan­co, di­go, eso no es un im­pe­di­men­to pa­ra com­prar­lo, tal vez tu eres más cui­da­do­so en cuan­to a la lim­pie­za que yo. En cuan­to al es­pa­cio, es muy ge­ne­ro­so, tan­to ade­lan­te co­mo en la par­te de atrás.

ES­TÁ PE­GA­DOR

Pi­sar a fon­do el ace­le­ra­dor con su mo­tor tur­bo (y no at­mos­fé­ri­co co­mo en la ver­sión an­te­rior) y sus 228 bhp (40 más que su an­te­ce­sor) lo ha­cen si­mi­lar al pri­mer tra­go que le das a un mez­cal. Su ma­ne­jo te abre los ojos des­de un prin­ci­pio de­jan­do ver

CON­CLU­SIÓN

Maz­da 6 me de­jó un buen sa­bor de bo­ca, no me ha­bía da­do la opor­tu­ni­dad de co­no­cer­lo del to­do y me gus­tó, en in­fo­te­ni­mien­to le fal­tó Ap­ple Car­play y An­droid Au­to ya que su com­pe­ti­dor Ac­cord si su esen­cia. Man­te­ner un rit­mo cons­tan­te en ca­rre­te­ra, ha­cer re­ba­ses a bue­na ve­lo­ci­dad y exi­gir­le a con­cien­cia no es pro­ble­ma. Al to­mar cur­vas no­ta­mos el buen re­par­to de pe­sos man­te­nién­do­lo es­ta­ble. Su di­rec­ción es pre­ci­sa, y la sus­pen­sión fil­tra co­rrec­ta­men­te los des­per­fec­tos.

cuen­ta con ello, aun­que la mar­ca men­cio­nó que pró­xi­ma­men­te lo in­clui­rá. Acep­to que si­go sien­do fan de los hatch­back... peee­ro si tu­vie­ra que com­prar­me un sedán, se­gu­ro Maz­da 6 es­ta­ría en los pri­me­ros lu­ga­res de mi lis­ta. 4R

ASIS­TE CON sis­te­ma de mo­ni­to­reo de pre­sión de llllan­tas. ME­CÁ­NI­CA »Mo­tor: FI­CHA TÉC­NI­CA 2.5L Tur­bo SKYACTIV-G Pan­ta­lla a co­lor touchs­creen de 8 pul­ga­das, BT. In­yec­ción di­rec­ta 228 bhp / 5,000 rpm 310 lb-pie / 2,000 rpm »Trans­mi­sión: Au­to­má­ti­ca SKYACTIV-DRIVE 6 ve­lo­ci­da­des. »Asis­ten­cias: 6 air­bags, fre­nos ABS, ais­ten­cia de fre­na­do (BA) y dis­tri­bu­ción elec­tró­ni­ca de fuer­za de fre­na­do (EBD), con­trol de trac­ción. De­lan­te­raIn­de­pen­dien­te Mul­ti­link con ba­rra es­ta­bi­li­za­do­ra. In­de­pen­dien­te Mcp­her­son con ba­rra es­ta­bi­li­za­do­ra.Dis­cos ven­ti­la­dos / Dis­cos só­li­dos. MAZ­DA 6 $ 555,900 »Trac­ción: »Sus­pen­sión tra­se­ra: »Ali­men­ta­ción: »Po­ten­cia: »Tor­que: »Sus­pen­sión de­lan­te­ra: »Fre­nos(del./ tras.): »Tec­no­lo­gía:

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.