IMPARABLE Jeep

Exis­te un so­lo vehícu­lo ca­paz de pa­sar por cual­quier ca­mino sin li­mi­ta­ción al­gu­na, y no­so­tros lo pu­si­mos a prue­ba en un te­rreno na­da fá­cil de cru­zar. Con la ayu­da de un ex­per­to en 4x4, “Bos­co’s Camp”, con­se­gui­mos asi­mi­lar al cien por cien­to el co­ra­zón y t

4 Ruedas - - Prueba A Fondo -

pa­ra re­gre­sar­nos al ca­mino. Los amor­ti­gua­do­res nos ayu­da­ron a su­pe­rar el si­nuo­so te­rreno has­ta lle­gar a una mar­ca­da subida don­de lo­gra­ría­mos una in­cli­na­ción de 45 gra­dos apro­xi­ma­da­men­te, prue­ba que su­pe­ra­mos gra­cias a la fuer­za, la trac­ción en las cua­tro rue­das y el cons­tan­te vo­lan­teo a la ho­ra de ace­le­rar a ‘full’. Las pie­dras se­cas ayu­da­ron a una me­jor adehe­ren­cia, sin em­bar­go, unos me­tros más ade­lan­te su­biría­mos un ce­rro con la mis­ma in­cli­na­ción, pe­ro con tie­rra mo­ja­da y res­ba­la­di­za, pa­ra es­to uti­li­za­mos el mo­do 4L (pa­ra su­per­fi­cies com­pli­ca­das y res­ba­lo­sas), así se ac­ti­va el sis­te­ma de en­gra­na­je de re­duc­ción de ba­ja ve­lo­ci­dad en el cual se mul­ti­pli­ca el tor­que del mo­tor y los dos ejes se blo­quean gi­ran­do jun­tos a la mis­ma ve­lo­ci­dad, el 50% de la po­ten­cia es en­via­da al eje de­lan­te­ro y el 50% al tra­se­ro.

JEEP TAM­BIÉN ES FLE­XI­BLE

Una de las prue­bas más in­tere­san­tes de nues­tro día 4x4 pa­ra chi­cas fue so­bre una an­gos­ta sen­da con de­ma­sia­das dis­pa­rie­da­des du­ran­te el re­co­rri­do, al­go que obli­ga­ba a ca­da Jeep de la ca­ra­va­na a rea­li­zar un flex, es de­cir, la sus­pen­sión de 4WD se po­ne atra­ba­jar un 50 y 50 por cien­te en los ejes de­lan­te­ros y tra­se­ros, pe­ro al po­ner­lo en 4L la ve­lo­ci­dad es más len­ta pe­ro con más fuer­za ca­paz de pa­sar so­bre cual­quier ca­mino des­co­nec­tan­do la ba­rra es­ta­bi­li­za­do­ra pa­ra que la sus­pen­sión pue­da ba­jar 25% más y los neu­má­ti­cos pue­dan mo­ver­se de acuer­do a la su­per­fi­cie que va­yan pi­san­do y el vehícu­lo pue­da se­guir avan­zan­do. Se pu­sie­ron en uso los amor­ti­gua­do­res de di­rec­ción por lo que el mo­vi­mien­to del tren de rue­das de­lan­te­ro se tem­pló evi­tan­do de­rra­pes y vo­lan­ta­zos, así que ma­nio­brar el vehícu­lo fue sen­ci­llo al lle­var una po­si­ción fir­me y se­gu­ra con las ma­nos so­bre el vo­lan­te (po­si­ción a las 9 y las 3 del re­loj). Ade­más, el Wrangler Ru­bi­con se sin­tió más li­ge­ro y sua­ve en su re­co­rri­do 4x4 sin per­der el rum­bo en to­do mo­men­to, pu­di­mos pa­sar to­dos los obs­tácu­los sin ma­yor pro­ble­ma. Gra­cias a to­da su me­cá­ni­ca y tec­no­lo­gía, trans­for­mó te­rre­nos en aven­tu­ras de al­to desem­pe­ño con mu­cho es­ti­lo. So­lo Jeep da la sen­sa­ción de ha­cer­lo sin ata­du­ras, es el vehícu­lo más li­bre y con ma­yor ca­pa­ci­dad en la in­dus­tria.

IN­TE­RIOR

Es­te ti­po de ru­tas son una for­ma de dis­fru­tar la ca­pa­ci­dad de los vehícu­los Jeep fue­ra de la ru­ti­na dia­ria, le­jos del pa­vi­men­to y so­bre te­rre­nos des­co­no­ci­dos, así que el ha­bi­tácu­lo es una par­te esen­cial en la aven­tu­ra, por lo que la mar­ca se ha en­car­ga­do de equi­par a sus vehícu­los con to­da la co­mo­di­dad, se­gu­ri­dad y tec­no­lo­gía ne­ce­sa­ria pa­ra el tra­yec­to de los ocu­pan­tes. El in­te­rior se conforma de asien­tos en piel con ca­le­fac­ción que no te can­san en lar­gos via­jes, pa­nel de ins­tru­men­tos pre­mium con los de­ta­lles de Jeep (Willy des­de 1941) y ade­más vas pro­te­gi­do, no so­lo con las bol­sas de ai­re, sino por la ri­gi­dez del pi­lar B que per­mi­te amor­ti­guar im­pac­tos la­te­ra­les.

Wrangler cuen­ta con es­pa­cios di­se­ña­dos pa­ra ase­gu­rar tus ob­je­tos en ca­so de mo­vi­mien­tos ex­tre­mos, ya sea en la con­so­la cen­tral o den­tro de la red de al­ma­ce­na­mien­to que lle­va ca­da puer­ta. La ca­jue­la no es muy am­plia, pe­ro tie­nes la op­ción de aba­tir los asien­tos tra­se­ros. Los ma­te­ria­les son re­sis­ten­tes al lo­do y a ra­yo­nes pe­ro siem­pre de­bes dar­les el cui­da­do ade­cua­do.

CON­CLU­SIÓN

Jeep nos ha de­ja­do un le­ga­do de más de 75 años, y nos ha de­mos­tra­do ser el vehícu­lo to­do­te­rreno con ca­pa­ci­dad, ca­li­dad y ver­sa­ti­li­dad úni­cas en su cla­se pa­ra aque­llos que bus­ca­mos aven­tu­ras ex­tre­mas y des­cru­brir nue­vos ca­mi­nos. Es un 4x4 con to­dos los adi­ta­men­tos pa­ra ser dis­fru­ta­do por den­tro y por fue­ra, tan­to en ciu­dad co­mo en ca­rre­te­ra, pe­ro so­bre to­do en su há­bi­tat na­tu­ral, lo com­pli­ca­do y des­co­no­ci­do.

POR BÉL­GI­CA GAR­CÍA @BK_DBGA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.