AU­TÉN­TI­CO CAM­PEÓN

Elías Han­na tie­ne una es­pe­cial de­bi­li­dad: los mo­to­res, por tal mo­ti­vo des­de pe­que­ño su vi­da se ha en­vuel­to en las ca­rre­ras, en com­pe­ten­cias de mo­tos, co­ches de pis­ta y su ma­yor pa­sión: los to­do­te­rreno.

4 Ruedas - - Agenda -

El ac­tual cam­peón del Cam­peo­na­to Mun­dial de Sco­re In­ter­na­tio­nal en la ca­te­go­ría Trophy Truck Spec, se in­tere­só des­de muy pe­que­ño por el de­por­te mo­tor, la prin­ci­pal ra­zón fue que va­rios in­te­gran­tes de su fa­mi­lia co­rrían en ru­tas Off-road. A los ocho años de edad ya se en­con­tra­ba tras el vo­lan­te de un go­kart y des­de ese mo­men­to su­po lo que desea­ba ha­cer de su vi­da, ser un pi­lo­to pro­fe­sio­nal y, so­bre to­do, un cam­peón di­fí­cil de ven­cer y que na­da lo de­ten­dría pa­ra con­se­guir sus me­tas.

Su pri­me­ra ex­pe­rien­cia en un vehícu­lo de ca­lle, por in­creí­ble que pa­rez­ca, fue a la edad de cin­co o seis años, re­me­mo­ra con vehe­men­cia: “Te­ne­mos un res­tau­ran­te de co­mi­da ita­lia­na que es par­te de la fa­mi­lia, re­cuer­do que los em­plea­dos me en­se­ña­ban a con­du­cir en los co­ches re­par­ti­do­res, ellos to­ma­ban el ries­go de en­se­ñar­me, siem­pre con mu­cha pre­cau­ción, lo ha­cía­mos a es­con­di­das por­que co­mo fui el pri­mer hi­jo y el pri­mer nie­to, mis pa­dres me cui­da­ban mu­cho, pe­ro co­mo veía a mi pa­pá com­pe­tir desea­ba con an­sias aga­rrar un vo­lan­te”.

Al co­rrer en va­rias ca­te­go­rías des­de muy tem­pra­na edad, el oriun­do de En­se­na­da, Ba­ja Ca­li­for­nia Nor­te, re­cuer­da to­dos los sa­cri­fi­cios que ha he­cho pa­ra lle­gar a la ins­tan­cia don­de es­tá, ser el me­jor de la ca­te­go­ría Trophy Truck Spec: “Son mu­chos años de pre­pa­ra­ción y te­na­ci­dad, de no de­jar­te caer ba­jo nin­gu­na cir­cuns­tan­cia. Hay una anéc­do­ta que su­ce­dió en 2010 cuan­do co­rría­mos en la ca­te­go­ría 7SX, fue uno de los pri­me­ros años en los que com­pe­tí por un cam­peo­na­to; te­nía­mos un equi­po com­ple­ta­men­te sin apo­yo, so­lo la fa­mi­lia nos ayu­da­ba. Re­cuer­do que se acer­ca­ba la Ba­ja 1000 y to­dos los equi­pos es­tá­ba­mos muy cer­ca en pun­tos, te­nía­mos la pre­sión de ha­cer el me­jor es­fuer­zo pa­ra lle­var­nos el tí­tu­lo, pe­ro una se­ma­na an­tes de la ca­rre­ra tu­ve un ac­ci­den­te y me frac­tu­ré la mu­ñe­ca iz­quier­da. Me tras­la­da­ron a San Die­go pa­ra una ci­ru­gía, to­dos ima­gi­na­ban que no co­rre­ría, pe­ro ja­más pen­sé en aban­do­nar por­que era la pri­me­ra vez que mi equi­po era com­pe­ten­te en un se­rial.

“Cuan­do el doc­tor me di­jo que iba a es­tar en re­cu­pe­ra­ción seis se­ma­nas di­je, ‘re­gre­so des­pués de la ca­rre­ra a ope­rar­me’; me hi­cie­ron una fé­ru­la de fi­bra de car­bono y co­rrí ba­jo mi pro­pio ries­go. Arran­qué la Ba­ja 1000 ma­ne­jan­do so­lo con la mano de­re­cha y mis co­pi­lo­tos rea­li­za­ron los cam­bios de ve­lo­ci­da­des des­de En­se­na­da has­ta La Paz. Al fi­nal ga­na­mos con una ven­ta­ja de dos ho­ras”.

¿CÓ­MO SE PRE­PA­RA ELÍAS PA­RA UNA COM­PE­TEN­CIA CO­MO LA BA­JA 1000?

Es una ca­rre­ra de 23 a 26 ho­ras, la pre­pa­ra­ción es de cua­tro me­ses, fí­si­ca, men­tal y emo­cio­nal; vas a nu­trió­lo­gos, en­tre­na­do­res per­so­na­li­za­dos, des­de mé­di­cos pa­ra ver tu es­ta­do fí­si­co has­ta cla­ses de yo­ga pa­ra tra­ba­jar la men­te, ya que siem­pre de­be ha­ber con­cen­tra­ción de ini­cio a fin.

¿QUÉ AU­TOS TIE­NES EN TU GA­RA­GE?

Un M4 de BMW y una Ford Rap­tor 2018.

¿CUÁL ES TU AU­TO DE EN­SUE­ÑO?

Es­te año Elías es­tá en­fo­ca­do en ga­nar de nue­va cuen­ta el cam­peo­na­to, le que­dan tres even­tos por dispu­tar en lo que res­ta del 2018, los más im­por­tan­tes: el Ti­jua­na Cha­llen­ge en sep­tiem­bre y la Ba­ja 1000, que es­ta­rá ce­le­bran­do su 51 aniver­sa­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.