P.F. VW TERAMONT

Si pen­sa­bas que Toua­reg reg era la cum­bre más al­ta a la que po­día lle­gar Volks­wa­gen es­tás equi­vo­ca­do. La ci­ma de la fir­ma ale­ma­na se lla­ma Teramont, un SUV de 5 me­tros de lar­go con ca­pa­ci­dad pa­ra sie­te pa­sa­je­ros.

4 Ruedas - - Editorial - POR JO­SUÉ GUE­RRE­RO @JOSUEGMT

T era­mont se des­pla­za en­tre una gran dua­li­dad, la de un vehícu­lo de gran­des di­men­sio­nes pa­ra al­ber­gar a una fa­mi­lia com­ple­ta de for­ma có­mo­da, pe­ro a la vez, fa­bri­ca­do so­bre una pla­ta­for­ma MQB que mon­tan vehícu­los co­mo Golf, Ti­guan y Jet­ta, así que... su com­por­ta­mien­to es tan di­ná­mi­co co­mo los mo­de­los men­cio­na­dos, aun­que de­be­mos acla­rar, al ser más gran­de, se rea­li­za­ron al­gu­nas ade­cua­cio­nes en el cha­sis pe­ro de es­to te es­cri­bi­re­mos en los pró­xi­mos pá­rra­fos.

SUS INI­CIOS

No­viem­bre 2016 fue el año en el que la fir­ma ale­ma­na lan­zó es­te SUV en el Au­tos­how de Los Án­ge­les; des­de su de­but an­te la cre­ma y na­ta de la in­dus­tria au­to­mo­triz lla­mó la aten­ción por sus di­men­sio­nes; pri­me­ro fue pre­sen­ta­do con el nom­bre de Atlas (así se ven­de en Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá) pe­ro a Mé­xi­co lle­ga ba­jo la in­sig­nia de Teramont.

Nues­tro pri­mer acer­ca­mien­to con es­ta ca­mio­ne­ta fue el año pa­sa­do en dos oca­sio­nes; la pri­me­ra en una prue­ba de Los Án­ge­les a San­ta Bár­ba­ra, don­de la co­mo­di­dad y el ma­ne­jo fue­ron los prin­ci­pa­les atri­bu­tos. El se­gun­do du­ran­te la pre­sen­ta­ción del nue­vo Jet­ta. En aque­lla oca­sión no nos to­có es­tar fren­te al vo­lan­te, so­lo fui­mos trans­po­ta­dos al cuar­tel se­cre­to de VW en Phoe­nix, em­pe­ro, fui­mos tes­ti­gos de las gran­des di­men­sio­nes tan­to en la se­gun­da fi­la co­mo de la ter­ce­ra. Ates­ti­gua­mos los es­pa­cios que tie­nen pa­ra el de­sen­vol­vi­mien­to de pier­nas y ca­be­za. Sin exa­ge­rar, era co­mo es­tar sen­ta­dos en una sa­la aco­ge­do­ra don­de la er­go­no­mía ro­dea­ba nues­tra es­pal­da.

LAS APRIENCIAS NO EN­GA­ÑAN

Teramont es un gla­dia­dor, muscu­loso, gran­de. A pri­me­ra vis­ta no­ta­mos un fren­te im­po­nen­te, un co­fre lar­go con al­gu­nas lí­neas que de­no­tan por­te y que tam­bién se ven en el cos­ta­do, las cua­les le dan un ca­rác­ter fuer­te. Equi­pa de se­rie fa­ros de­lan­te­ros full LED, tec­no­lo­gía em­plea­da tam­bién en las lu­ces diur­nas. La par­te tra­se­ra tie­ne un di­se­ño un tan­to si­mi­lar al de Ti­guan, so­bre to­do en las ca­la­ve­ras y en la lí­nea di­vi­so­ra en la par­te me­dia de la ca­jue­la. Re­sal­ta pri­mor­dial­men­te el nom­bre del vehícu­lo en re­lie­ve y cro­mo, el cual uti­li­za por pri­me­ra vez Volks­wa­gen pa­ra uno de sus mo­de­los. En la par­te ba­ja so­bre sa­len dos es­ca­pes, lo que le dan un to­que de­por­ti­vo.

LAS EN­TRA­ÑAS

Pa­ra Mé­xi­co lle­ga en dos di­fe­ren­tes mo­to­ri­za­cio­nes y cua­tro ver­sio­nes. El pri­mer blo­que se­rá un 2.0L TSI que desa­rro­lla 238 ca­ba­llos de po­ten­cia, el se­gun­do es un V6 at­mos­fé­ri­co de 3.6 li­tros con 280 bhp, am­bas fuen­tes de po­der es­ta­rán aco­pla­das a una trans­mi­sión Tip­tro­nic de ocho ve­lo­ci­da­des, la cual asis­te con cam­bios sua­ves pe­ro su­ma­men­te pre­ci­sos. Ade­más, cuen­ta con mo­do Sport, es­to por si tie­nes los áni­mos de con­tro­lar tú la mar­cha, res­pon­dién­do el tren mo­triz tan­to co­mo le exi­jas. Pa­ra ter­mi­nar con es­te apar­ta­do, lle­ga con trac­ción de­lan­te­ra.

PRE­CIO La ver­sión de en­tra­da cos­ta­rá $ 669,990 pe­sos y la to­pe de ga­ma $ 859,990.

En otros mo­de­los de es­te seg­men­to exis­ten dis­tin­tos gad­gets co­mo pan­ta­llas tra­se­ras o in­clu­so asien­tos eléc­tri­cos en la se­gun­da fi­la, en Teramont no es el ca­so, la pre­pon­de­ran­cia de Volks­wa­gen se si­túa en la co­mo­di­dad y, so­bre to­do, en las asis­ten­cias de ma­ne­jo y la se­gu­ri­dad. Equi­pa cá­ma­ra de vi­sión tra­se­ra y de 360 gra­dos, asis­ten­cia de arran­que en pen­dien­tes, tec­no­lo­gía App Con­nect pa­ra con­tro­lar cual­quier smartp­ho­ne des­de la pan­ta­lla de ra­dio, ya sea por me­dio de la pla­ta­for­ma IOS o An­droid, bo­tón push to start, vo­lan­te mul­ti­fun­cio­nal en piel e in­ser­tos en cro­mo,

asien­tos ca­le­fac­ta­bles, sen­so­res de apar­ca­mien­to de­lan­te­ros y tra­se­ros, es­pe­jo retrovisor an­ti des­lum­bran­te, con­trol cru­ce­ro adap­ta­ti­vo, ad­ver­ten­cia de co­li­ción (Asis­ten­cia fron­tal) y asis­ten­cia de fre­na­do, ¡ojo!, al­gu­nas de es­tas fun­cio­nes pue­den va­riar de­pen­dien­do la ver­sión.

El so­ni­do, ¡wow!, es mar­ca Fen­der con 12 al­ta­vo­ces y sub­woo­fer, y en ver­dad se los di­go con to­da fran­que­za, la fi­de­li­dad del so­ni­do es pre­ci­sa y en­vol­ven­te; con­for­me subes el so­ni­do, la can­ción en mo­men­to ja­más pier­de esen­cia, man­tie­ne to­dos sus atri­bu­tos. La pan­ta­lla don­de con­tro­la­mos el in­foen­tre­te­ni­mien­to es tác­til de ocho pul­ga­das, con una ni­ti­dez ex­ce­len­te y, so­bre to­do, in­tui­ti­va.

SOR­PREN­DI­DOS

Cuan­do te po­nes tras el vo­lan­te de Teramont y hun­des el pie en el ace­le­ra­dor, sin mie­do al­guno du­ran­te una rec­ta, no sien­tes un vehícu­lo pe­sa­do, por el con­tra­rio, per­ci­bes un des­plie­gue sua­ve con un buen com­por­ta­mien­to. En ver­dad que las virtudes de es­te SUV son co­sa se­ria.

El día co­mien­za de la me­jor for­ma. Un vue­lo nos lle­va a la ciu­dad de Ti­jua­na; la ru­ta pa­ra pro­bar Teramont se­rá rum­bo a En­se­na­da, Ba­ja Ca­li­for­nia. Por ca­da ca­mio­ne­ta ha­brá cua­tro pa­sa­je­ros, aun­que en la nues­tra van dos per­so­nas más, so­lo de acom­pa­ñan­tes, no ma­ne­ja­rán, así que se ocu­pa­rán las tres fi­las. Son ca­si 100 ki­ló­me­tros a re­co­rrer en la prue­ba, nos di­vi­di­mos 25 ca­da uno; soy el se­gun­do en ha­cer el test, ajus­to el asien­to y es­pe­jos a mi al­tu­ra de for­ma fá­cil, des­pués de ello, co­mien­zo a ma­ne­jar con el agua del pá­ci­fi­co co­mo es­ce­na­rio prin­ci­pal.

Prác­ti­ca­men­te to­do el tra­yec­to es rec­to así que in­cre­men­to la ve­lo­ci­dad ca­da que pue­do, al pa­sar los 140 km/h se sien­te un po­co de mo­vi­mien­to y es ló­gi­co pues el cen­tro de gra­ve­dad es al­to, pe­ro na­da que nos ha­ga sen­tir­nos in­se­gu­ros. La pues­ta a pun­to de la sus­pen­sión es gran­dio­sa, y eso lo com­pro

ba­mos

cuan­do en­con­tra­mos al­gu­nas im­per­fec­cio­nes en la ca­rre­te­ra las cua­les ab­sor­be de for­ma efi­caz.

Lle­vo ca­si 20 ki­ló­me­tros re­co­rri­dos y no de­seo ce­der el vo­lan­te, quie­ro di­ver­tir­me más; de pron­to, una se­rie de cur­vas se apro­xi­man, es inevi­ta­ble, una son­ri­sa se es­bo­za en mi ca­ra, en ese ins­tan­te lle­ga un pen­sa­mien­to a mi ca­be­za, es mo­men­to de pa­sar­lo a mo­do Sport y ba­jar el vo­lu­men de The One Head­ligth, can­ción que sue­na den­tro del ha­bi­tácu­lo.

Cuan­do no hay rui­do de por me­dio, se fil­tra un ex­qui­si­to so­ni­do del mo­tor co­mo si fue­ra to­do un de­por­ti­vo, so­bre to­do cuan­do lo re­vo­lu­cio­nas; sa­be­mos que es un vehícu­lo fa­mi­liar pe­ro en ver­dad dis­fru­ta­mos esa mú­si­ca ce­les­tial que ema­na su V6 at­mos­fé­ri­co.

Los úl­ti­mos mi­nu­tos que pa­so tras el vo­lan­te son de ata­car di­fe­ren­tes án­gu­los, al­gu­nos más ce­rra­dos que otros, los tra­za­mos a di­fe­ren­tes ti­pos de ve­lo­ci­da­des pues desea­mos sa­ber el com­por­ta­mien­to de es­te SUV; en nin­gún mo­men­to ti­tu­bea, se com­por­ta a la al­tu­ra de sus di­men­sio­nes y eso nos de­ja sor­pren­di­dos. An­tes de apar­car vol­teo pa­ra sa­ber la reac­ción de mis ocu­pan­tes, ellos so­lo se limitan a de­cir: ce­ro ma­reos, ce­ro mo­vi­mien­tos ines­ta­bles, po­dría­mos se­guir a bor­do de Teramont por ho­ras.

CON­CLU­SIÓN

Con Teramont, Volks­wa­gen de­ja en cla­ro que tie­ne las ar­mas ne­ce­sa­rias pa­ra crear to­do ti­po de vehícu­los, que no so­lo sa­be fa­bri­car bue­nos se­da­nes, tam­bién ca­mio­ne­tas de gran­des di­men­sio­nes pa­ra al­ber­gar a to­da la fa­mi­lia en lar­gos via­jes de for­ma su­ma­men­te có­mo­da y, so­bre to­do, se­gu­ra.

Er­go­no­mía In­clu­ye con­tro­les al vo­lan­te pa­ra el in­foen-in­foen­tre­te­ni­mien­to.enimien­to.

LA PA­RRI­LLA lo ha­ce lu­cir im­po­nen­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.