BMW SE­RIE 1 SE­DÁN De Chi­na pa­ra Mé­xi­co, BMW apues­ta con él pa­ra ga­nar clien­tes.

PE­QUE­ÑO Y COM­PAC­TO, pe­ro el BMW Se­rie 1 Se­dán es una gran op­ción pa­ra aque­llos que buscan un pri­mer au­to­mó­vil pre­mium.

4 Ruedas - - Índice -

En el mun­do au­to­mo­triz ac­tual ha­blar de un se­dán es men­cio­nar un mo­de­lo en pe­li­gro de ex­tin­ción por el cre­ci­mien­to de los SUV. En el la­do de las mar­cas pre­mium la ten­den­cia es cla­ra, y los Sport Uti­lity Vehi­cles son la prin­ci­pal fuer­za de ven­tas, de­jan­do al res­to de los vehícu­los co­mo el com­ple­men­to del to­tal de las ga­nan­cias.

Co­no­cien­do es­tos nú­me­ros, BMW Mé­xi­co to­mó una de­ci­sión arries­ga­da, con­vir­tién­do­se en el se­gun­do país en don­de el Se­rie 1 Se­dán se pu­so a la ven­ta, des­pués de Chi­na, mer­ca­do pa­ra el que fue con­ce­bi­do y don­de es fa­bri­ca­do.

Pa­ra quie­nes pien­sen que so­lo se tra­ta de un ya co­no­ci­do Se­rie 1 con una ca­jue­la adap­ta­da pa­ra dar­le un ma­yor vo­lu­men

de car­ga, ten­go que de­cir­le que no es así; el mo­de­lo se­dán tie­ne su pro­pio ADN y reúne cua­li­da­des es­pe­cí­fi­cas: di­se­ño pre­mium con pres­ta­cio­nes que se es­pe­ran de un vehícu­lo de es­ta mar­ca, em­pa­ca­das en un mo­de­lo com­pac­to.

CA­LLA­DI­TO Y BIEN POR­TA­DO

La agi­li­dad que ofre­ce el pe­que­ño de la mar­ca bá­va­ra es al­go que dis­fru­ta­rán sus due­ños. Su ta­ma­ño com­bi­na­do con cual­quie­ra de las dos mo­to­ri­za­cio­nes, un tres ci­lin­dros o un cua­tro ci­lin­dros, am­bos con tur­bo­car­ga­dor y que en­vían la po­ten­cia al eje de­lan­te­ro, se com­bi­nan pa­ra que sea un es­cu­rri­di­zo del ca­mino.

Bas­ta apre­tar el bo­tón de en­cen­di­do pa­ra des­per­tar al L4 2.0L de 192 ca­ba­llos de fuer­za, uni­do a una trans­mi­sión Step­tro­nic de ocho ve­lo­ci­da­des, po­si­ble ope­rar des­de las pa­le­tas de cam­bios al vo­lan­te. No es­pe­ren un ru­gir es­pec­ta­cu­lar, es­te mo­de­lo no tie­ne eso, pe­ro co­mo de­cía mi tío: “Cuí­da­te de los que me­nos ha­blan, por­que cuan­do lo ha­cen sor­pren­den”.

Los pri­me­ros días del

test es­te pe­que­ño po­co tu­vo que de­cir. La com­pli­ca­da car­ga vehi­cu­lar de la Ciu­dad de Mé­xi­co po­co le per­mi­tía ha­cer, por ello ac­ti­va­mos el mo­do de ma­ne­jo Eco Pro, uno de los tres con que cuen­ta (ade­más de Sport y Com­fort) y que ofre­ce el me­jor ren­di­mien­to de com­bus­ti­ble. Gra­cias a ese mo­do de ma­ne­jo y al sis­te­ma Au­to Start/stop, du­ran­te las pri­me­ras 72 ho­ras en nues­tro po­der ape­nas re­du­ci­mos el pri­mer cuar­to del tan­que de com­bus­ti­ble, es­to en via­jes de 35 o po­cos más ki­ló­me­tros al día. Una de las fa­ce­tas que nos cau­ti­vó es que gra­cias a su ta­ma­ño es ver­sá­til pa­ra las ma­nio­bras de es­ta­cio­na­do, en es­pe­cial en zo­nas de par­quí­me­tro o lu­ga­res muy con­cu­rri­dos don­de úni­ca­men­te exis­te es­pa­cio pa­ra mo­de­los “pe­que­ños”. Es­te mu­cha­cho en­tra sin cal­za­dor re­du­cien­do do­lo­res de ca­be­za pa­ra quie­nes ven co­mo el úni­co si­tio dis­po­ni­ble no les cua­dra.

DETÉNGANLO

El día pa­ra ha­cer las fo­to­gra­fías que us­te­des apre­cian en es­te nú­me­ro lle­gó, y jun­to con Jo­sué y Pe­pe em­pren­dí el ca­mino a la ca­rre­te­ra. Era el mo­men­to de co­no­cer el po­ten­cial del Se­rie 1 Se­dán;

pa­ra nues­tra bue­na suer­te fue una ma­ña­na en que la ciu­dad pre­sen­tó una car­ga vehi­cu­lar mo­de­ra­da.

En vías con­fi­na­das en­con­tra­mos que la res­pues­ta del co­ra­zón es gra­dual, lo que con­tri­bu­ye a que el con­su­mo de com­bus­ti­ble sea mo­de­ra­do. No­so­tros lo­gra­mos un pro­me­dio de 12.5 km/l en con­di­cio­nes de ciu­dad y ca­rre­te­ra.

Ya en ca­rre­te­ra com­pro­ba­mos que el Se­rie 1 se­dán es un digno re­pre­sen­tan­te de la mar­ca. Tan pron­to vi­mos vía li­bre pa­sa­mos al mo­do Sport lle­van­do el pie al fon­do del pe­dal del ace­le­ra­dor con lo que de­jó de la­do su fa­ce­ta “tí­mi­da” pa­ra con­ver­tir­se en un gue­rre­ro bá­va­ro.

192 ca­ba­llos po­drían no pa­re­cer mu­cho en un BMW, pe­ro su li­ge­re­za acom­pa­ña­do con la ae­ro­di­ná­mi­ca que ga­na con la ca­jue­la, nos dan co­mo re­sul­ta­do un au­to­mó­vil que es es­cu­rri­di­zo, ha­cien­do re­fe­ren­cial vie­jo re­frán de “más va­le ma­ña­na que fuer­za”.

Las cur­vas se con­vier­ten en re­tos di­ver­ti­dos que se tran­si­tan sin di­fi­cul­ta­des. En rec­ta al­gu­nos mo­de­los ma­yo­res lo “bu­llean”, pe­ro a él po­co le im­por­ta, sa­be­mos que al lle­gar a la si­guien­te fre­na­da no­so­tros te­ne­mos que des­ace­le­rar lo me­nos po­si­ble res­pec­to a los de­más y úni­ca­men­te en­fo­car­nos en apun­tar el vehícu­lo pa­ra igua­lar­los, son­reír­les des­ca­ra­da­men­te, y pos­te­rior­men­te de­jar­los atrás.

La for­ma en que la di­rec­ción se com­por­ta es pre­ci­sa gra­cias al sis­te­ma Ser­vo­tro­nic, ajus­tán­do­se con­for­me la ve­lo­ci­dad del

vehícu­lo.

PRÁC­TI­CO

No en­tra­re­mos en de­ta­lles de di­se­ño que so­lo al­gu­nos en­tien­den co­mo “con lí­neas que par­ten del cofre brin­dan­do un vo­lu­men am­plio que nos re­cuer­dan bla­bla­bla­bla”. Si al­go in­ten­to BMW con es­te mo­de­lo es de­mos­trar que es po­si­ble ha­cer un mo­de­lo pre­mium prác­ti­co.

Por fue­ra pre­sen­ta las me­di­das idea­les pa­ra lla­mar la aten­ción en mo­vi­mien­to o es­ta­cio­na­do.

Al in­te­rior en­con­tra­mos un as­pec­to mi­ni­ma­lis­ta. Las fun­cio­nes dis­po­ni­bles en el vo­lan­te son me­no­res res­pec­to al Se­rie 1 hatch­bak, de igual for­ma la pan­ta­lla de in­foen­tre­te­ni­mien­to se ve re­du­ci­da.

SABÍAS QUE... la ca­li­dad de ma­te­ria­les al in­te­rior es si­mi­lar a la de la ver­sión hatch­back. Chi­na fue el pri­mer mer­ca­do a ni­vel mun­dial en el que se ven­dió el BMW Se­rie 1 Se­dán, y por un tiem­po, fue un mo­de­lo ex­clu­si­vo pa­ra ellos.

HE­RE­DA DE­TA­LLES vis­tos en otros mo­de­los.

BUE­NA CA­LI­DAD en los ma­te­ria­les in­te­rio­res.

DI­VER­SI­DAD DE mo­dos de ma­ne­jo.

CON­TRO­LES ME­NO­RES en el vo­lan­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.