VE­LO­CI­DAD

4 Ruedas - - Lanzamiento -

Nues­tro turno lle­gó, te­nía­mos dos vuel­tas por ha­cer. La pri­me­ra fue de re­co­no­ci­mien­to al cir­cui­to. Des­pués vino la se­gun­da que era nues­tra prue­ba fi­nal; sin mie­do al­guno nos dis­pu­si­mos a re­co­rrer el tra­za­do en el me­nor tiem­po po­si­ble. 3,2,1... pie de­re­cho a fon­do, el 308 GT co­men­zó a res­pon­der, al prin­ci­pio se sin­tió un re­tra­so pe­ro cuan­do se en­ca­rre­ró el po­der de sus 225 ca­ba­llos de po­ten­cia hi­cie­ron su tra­ba­jo efi­caz­men­te. Su ma­ne­jo fue muy con­fia­ble, gi­ró rá­pi­do al mo­men­to de to­mar los án­gu­los, ba­lan­ceó po­co y fre­nó de ma­ne­ra ex­ce­len­te. Du­ran­te el re­co­rri­do ha­bía al­gu­nos cam­bios de di­rec­ción y al­gu­nas cur­vas muy ce­rra­das, in­clu­so par­tes don­de el pi­so es­ta­ba mo­ja­do, por eso des­ace­le­ra­mos an­tes de en­trar a ellas pues no ol­vi­de­mos que es un trac­ción de­lan­te­ra y si las to­má­ba­mos a gran ve­lo­ci­dad ex­pe­ri­men­ta­ría­mos un sub­vi­ra­je. El 308 GT se com­por­tó a la al­tu­ra, cuan­do se ajus­ta el mo­do Sport evi­den­te­men­te des­pier­tan me­jor sus sen­ti­dos y con la nue­va transmisión el ma­ne­jo es có­mo­do, en nin­gún mo­men­to se per­ci­be cam­bios for­za­dos ni ace­le­ro­nes que lo

re­vo­lu­cio­nen de más. Bien Peu­geot.

4R

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.