P.F. TO­YO­TA CO­RO­LLA

4 Ruedas - - Índice -

Si lo que bus­cas es un mo­de­lo que te ge­ne­re sen­sa­cio­nes y un sen­ti­do adic­ti­vo de la pa­sión tras el vo­lan­te, To­yo­ta Co­ro­lla no es pa­ra ti, o sino de­bes es­pe­rar a la pró­xi­ma ge­ne­ra­ción que co­no­ce­re­mos más ade­lan­te. Nos ve­mos en la pró­xi­ma, has­ta lue­go. (lo sien­to, chis­te de cha­vo­rru­co). ¡Epa! An­tes de que te va­yas, dé­ja­me de­cir­te que es­to no es for­zo­sa­men­te ma­lo, no to­do en la vi­da ra­di­ca en los ca­ba­llos de fuer­za o en la di­ver­sión sin un ma­ña­na. Hay quie­nes tie­nen en su lis­ta de vi­da el con­fiar en una má­qui­na que les per­mi­te lle­gar a su des­tino con la ma­yor tran­qui­li­dad po­si­ble. po­si­ble.. Al­gu­nos le lla­man ma­du­rez.

Eso es Co­ro­lla, es sen­tir un con­fort de mar­cha que te ha­ce via­jar ima­gi­nan­do tu des­tino pau­sa­da­men­te. Ha­ce al­gu­nos años, Co­ro­lla sor­pren­dió a to­dos con un nue­vo diseño más ju­ve­nil y sí, efec­ti­va­men­te sí se ve más fres­co (muy 'ad hoc' con sus her­ma­nos Camry o Prius), so­bre to­do ade­lan­te con los

fa­ros afi­la­dos y las lu­ces diur­nas ho­ri­zon­ta­les que, si me per­mi­tes la ex­pre­sión, lo ha­cen ver has­ta más di­ná­mi­co.

CAL­MA, CAL­MA

Pe­ro Co­ro­lla no es eso, es con­fian­za, es so­brie­dad, es ser el au­to más ven­di­do del mun­do. Vivo ejem­plo son los tra­zos la­te­ra­les y las ca­la­ve­ras so­brias que no com­par­ten la es­pe­ran­za que emi­te el fren­te.

Por den­tro no hay sor­pre­sas, mues­tra aca­ba­dos y en­sam­bles bas bas­tan­te ade­cua­dos pa­ra lo que exi­ge el seg­me seg­men­to, hay pre­pon­de­ran­cia de plás­ti­cos sua­ve sua­ves y la pre­sen­ta­ción de ele­men­tos en ta­ble­ro tab y con­so­la fun­gen co­mo tes­ti­gos pres pre­sen­cia­les pa­ra la pan­ta­lla de in­foen­tre­te­nim in­foen­tre­te­ni­mien­to que pa­re­ce ser la pro­ta­go­nis­ta de la pe pe­lí­cu­la. Per­so­nal­men­te, la com­bi com­bi­na­ción de asien­tos en piel (dis­po­ni­bles par pa­ra es­ta ver­sión), y las cos­tu­ras en azul, adem ade­más de los de­ta­lles en re­lo­jes, me pa­re­cen un acier­to mar­ca­dí­si­mo, no así el tac­to del vo­lan­te, v el cual de­ja mu­cho que desear. La su­je­ción de los asien­tos asien­to de­lan­te­ros es ex­tra­or­di­na­ria y ofre­cen al­to con­fort con ca­be­ce­ras que dan m ma­yor co­mo­di­dad. Atrás, el es­pa­cio es su­fi­cien­te s pa­ra dos per­so­nas de est es­ta­tu­ra me­dia­na, aun­que la po­ca al­tu al­tu­ra ha­cia el te­cho di­fi­cul­ta una postur pos­tu­ra 100% er­gui­da. En es­ta va­rian­te to to­pe SE Plus es­tá dis­po­ni­ble la cá­ma cá­ma­ra de vi­sión tra­se­ra y a par­tir del SE CVT se aña­de el con­trol cru­ce­ro cru­ce­ro. El sis­te­ma de en­tre­te­ni­mie­ne to no es el más mo­derno ni tec­no­ló­gi­co y, s si me pon­go exi­gen­te, qued que­da por de­ba­jo del que por­tan ri­va­les ri­va co­mo Honda Ci­vic o KIA For­te, que ya cuen­tan con Ap­ple Car­play y An­droid Au­to. A Aña­de un nue­vo sis­te­ma de au­dio con co­nec­ti­vi­dad Blue­tooth y en­tra­das ent pa­ra USB y Mi­ni-jack, ade­más de una pan­ta­lla touch de 7” pa­ra to­das las ver­sio­nes ver­sio­nes. De he­cho, es­ta pan­ta­lla se s en­cuen­tra en una ubi­ca­ción más ele­va­da que fa­ci­li­ta por mu­cho su uso. Ahí es­tá ¡el maduro tam­bién pue­de di­ver­tir­se!

DIS­CRE­TO

Sí, efec­ti­va­men­te son ocho ca­ba­llos más de fuer­za pa­ra si­tuar­se en 140 bhp, aun­que el tor­que se ubi­ca en 126 lb-pie. Qui­zás eso no es lo im­por­tan­te, lo que de­be­mos cen­trar-

nos es en la me­jor dis­tri­bu­ción de car­ga que da co­mo re­sul­ta­do una me­jor y ma­yor es­ta­bi­li­dad, así co­mo una fre­na­da más só­li­da

In­sis­to, si bus­cas una ace­le­ra­ción más con­tun­den­te en es­te seg­men­to, Co­ro­lla no es el in­di­ca­do ya que ese no es su pro­pó­si­to. Co­mo bre­via­rio cul­tu­ral, si To­yo­ta desea com­pe­tir en el fu­tu­ro con Maz­da, Honda y KIA me­dian­te un mo­tor at­mos­fé­ri­co y no con uno tur­bo, de­be ofre­cer un ca­ba­lla­je que pon­ga a prue­ba a sus con­tra­par­tes.

El he­cho de ser con­ser­va­dor no sig­ni­fi­ca que co­mien­ce a que­dar­se en el tiem­po pe­ro de­be apre­tar tuer­cas. No obs­tan­te, si­gue sien­do un vehícu­lo con­fia­ble.

En es­te co­yun­tu­ra, se jun­ta el sis­te­ma VALVEMATIC con el VVT-I Dual, que al tra­ba­jar en si­ner­gia op­ti­mi­za su desem­pe­ño y el ren­di­mien­to, al cual le pu­di­mos sa­car po­co más de 15 km/l en ciu­dad. Na­da mal.

Gra­cias a su es­que­ma de sus­pen­sión de­lan­te­ra in­de­pen­dien­te y des­mar­cán­do­se de un me­ca­nis­mo rí­gi­do, el mo­vi­mien­to de una rue­da no se trans­mi­te a la otra y la ca­rro­ce­ría re­sul­ta me­nos afec­ta­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.