TO­DO TE­RRENO

4 Ruedas - - Índice - POR JUAN BOS­CO MAR­TÍ­NEZ | FO­TOS BOS­CO’S CAMP

El pue­blo má­gi­co de Atlix­co, en el Es­ta­do de Pue­bla, se en­cuen­tra a las fal­das del im­pre­sio­nan­te y ac­ti­vo vol­cán Po­po­ca­té­petl, su clima es úni­co ya que coin­ci­de con el de Mo­re­los y su prin­ci­pal ac­ti­vi­dad co­mer­cial es el cul­ti­vo y ven­ta de flores co­mo el cem­pa­sú­chil y la no­che­bue­na. Jus­to desde es­te rin­cón de nues­tro Mé­xi­co, la ca­ra­va­na Bos­co’s Camp 4x4 reunió a más de 14 vehícu­los de la mar­ca Jeep.

La ru­ta co­men­zó al oes­te por ca­mi­nos mal­tra­ta­dos por las llu­vias y sen­de­ros ro­dea­dos de flores de la re­gión, uno a uno los 4x4 avan­za­ban en la trac­ción in­di­ca­da pa­ra no res­ba­lar y lle­var la tra­yec­to­ria idó­nea. El ca­mino y las prue­bas ca­da vez se com­pli­ca­ban más, los re­tos nos lle­va­ron a dis­fru­tar al má­xi­mo las ca­pa­ci­da­des de los Jeep.

El de­no­mi­na­do “Gran Ca­ñón” pre­sen­tó un gran re­to pa­ra los par­ti­ci­pan­tes, zan­jas y pen­dien­tes lle­va­ron a la sen­da del éxi­to a ca­da uno, tomando la pre­ci­sión y la téc­ni­ca ade­cua­da im­par­ti­da por la or­ga­ni­za­ción.

Por la tar­de, con­ti­nuan­do por ca­mi­nos de lo­do, lle­ga­mos a las fal­das del vol­cán Po­po­ca­té­petl a una al­tu­ra de 3,600 me­tros so­bre el ni­vel del mar.

El ca­mino ro­dea­do por un bos­que con ár­bo­les de más de 20 me­tros de al­tu­ra, los cua­les os­cu­re­cían la zo­na, li­mi­ta­ban la ubi­ca­ción de los GPS (Sis­te­ma de Po­si­cio­na­mien­to Sa­te­li­tal), el eco­sis­te­ma con­ta­ba con una zo­na de mus­go si­mu­lan­do una alfombra ver­de fluo­res­cen­te pa­ra un gran co­lla­ge fo­to­grá­fi­co.

¿QUÉ ES UNA EX­PE­RIEN­CIA MOPAR OR­GA­NI­ZA­DA POR BOS­CO’S CAMP?

Es una aven­tu­ra com­ple­ta de dos días, orien­ta­da a la fa­mi­lia y con trac­ción en las cua­tro rue­das que pro­ba­ble­men­te no se pa­re­ce a na­da que ha­yas ex­pe­ri­men­ta­do.

Bos­co’s Camp se adap­ta a to­dos los ni­ve­les de ex­pe­rien­cia pa­ra que sean di­ver­ti­dos pa­ra to­dos, desde prin­ci­pian­tes has­ta ve­te­ra­nos y to­dos los de­más. Pue­de par­ti­ci­par cual­quier vehícu­lo Jeep Wrangler en sus di­fe­ren­tes ver­sio­nes con una ca­ja de trans­fe­ren­cia 4-LOW, que in­clu­ye to­do, desde tu Jeep sa­li­do de agencia has­ta Jeep al­ta­men­te mo­di­fi­ca­dos.

Guías ex­pe­ri­men­ta­dos lo ayu­dan a na­ve­gar a tra­vés de ru­tas pa­no­rá­mi­cas y al­gu­nas de las si­tua­cio­nes fue­ra de la ca­rre­te­ra más desafian­tes que nun­ca pen­só que su vehícu­lo Jeep era ca­paz de ha­cer. Y, qui­zás lo me­jor de to­do, ha­rás nue­vos ami­gos.

LA PO­SI­CIÓN PER­FEC­TA

La seguridad y efi­ca­cia en la con­duc­ción de un Jeep co­mien­za con­fi­gu­ran­do la po­si­ción de ma­ne­jo co­rrec­ta, la cual con­sis­te en: asien­to lo más al­to y ade­lan­te po­si­ble, con el res­pal­do rec­to; to­mar el vo­lan­te en po­si­ción 10 y 10 con los pul­ga­res por fue­ra (ya que una pie­dra pue­de ha­cer gi­rar el vo­lan­te brus­ca­men­te y le­sio­nar­nos un de­do). Los bra­zos de­ben ir en án­gu­lo de 90 gra­dos, y siem­pre abro­char­se el cin­tu­rón de seguridad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.