RA­CING

Le­wis Ha­mil­ton en­con­tró en el Gran Pre­mio de Mé­xi­co su quin­to cam­peo­na­to del mun­do, con­vir­tién­do­se en uno de los tres me­jo­res de la his­to­ria. A pe­sar de sus tí­tu­los, él mis­mo se con­si­de­ra le­jos de nom­bres co­mo Juan Ma­nuel Fan­gio o Mi­chael Schu­ma­cher.

4 Ruedas - - Índice - POR LUIS RA­MÍ­REZ @LUIS­RAMV | FOTOSOS COR­TE­SÍA

Cuan­do el pi­lo­to bri­tá­ni­co Le­wis Ha­mil­ton cru­zó la me­ta del Gran Pre­mio de Mé­xi­co po­co le im­por­ta­ba el cuar­to lu­gar y ver co­mo Max Vers­tap­pen (Red Bull Ra­cing) y los Fe­rra­ri de Se­bas­tian Vet­tel y Ki­mi Raik­ko­nen as­cen­die­ran al po­dio, por­que con su re­sul­ta­do ha­cía his­to­ria al con­ver­tir­se en ape­nas el se­gun­do pi­lo­to de to­dos los tiem­pos en ga­nar cin­co cam­peo­na­tos mun­dia­les de la Fór­mu­la 1.

Mien­tras Vers­tap­pen y los dos hom­bres del Ca­va­llino Ram­pan­te as­cen­dían al po­dio, Ha­mil­ton te­nía su pro­pia ce­le­bra­ción en el Au­tó­dro­mo Her­ma­nos Ro­drí­guez, un es­ce­na­rio que por se­gun­da vez en es­ta ter­ce­ra era de la má­xi­ma ca­te­go­ría ve co­mo el tí­tu­lo se de­fi­ne en su as­fal­to.

A pe­sar de que las ma­te­má­ti­cas de­cían que él ya era el cam­peón, igua­lan­do la mar­ca del ar­gen­tino Juan Ma­nuel Fan­gio, el pri­mer pen­ta­cam­peón de la ca­te­go­ría, el bri­tá­ni­co del equipo Mer­ce­des tar­dó en asi­mi­lar lo que ha­bía con­se­gui­do.

“Creo que pron­to des­per­ta­ré. Ha si­do un año di­fí­cil y una ba­ta­lla du­ra, con mu­cho tra­ba­jo y com­pe­tir ha si­do un re­to, pe­ro me pre­pa­ré pa­ra po­ner to­da la ener­gía y el ba­lan­ce, y así dar­me la opor­tu­ni­dad de ren­dir me­jor. Yo pen­sa­ba en co­mo su­bir la ba­rre­ra, pe­ro no hay se­cre­tos, pe­ro en­con­tré el ba­lan­ce y tu­ve una de mis me­jo­res ca­rre­ras en mi tra­yec­to­ria”, ex­pre­só el bri­tá­ni­co pos­te­rior a su cuar­to si­tio, don­de la pre­sen­cia del di­se­ña­dor de mo­da Tho­mas Hil­fi­ger, me­jor co­no­ci­do co­mo Tommy Hil­fi­ger, in­te­rrum­pió el mo­men­to pa­ra fe­li­ci­tar al cin­co ve­ces cam­peón con quien es­te año lan­zó un pro­yec­to de ro­pa.

Pe­ro a pe­sar de su éxi­to, él mis­mo pre­fie­re aún no nom­brar­se una leyenda, aun­que los nú­me­ros di­cen lo con­tra­rio, en los cua­les en al­gu­nos de­par­ta­men­tos ya apa­re­ce por en­ci­ma de fi­gu­ras co­mo el fran­cés Alain Prost, cua­tro ve­ces cam­peón, así co­mo de los tres ve­ces

mo­nar­cas Ayr­ton Sen­na o Jac­kie Ste­wart.

“En pri­mer lu­gar, nun­ca me po­dría cla­si­fi­car per­so­nal­men­te co­mo el me­jor. Ob­via­men­te, den­tro de mí, co­noz­co mis ha­bi­li­da­des y mi po­si­ción, pe­ro en úl­ti­ma ins­tan­cia ... Mi pa­pá siem­pre me di­jo, desde que te­nía ocho años, ‘ha­bla en la pis­ta’. Así que so­lo tra­to de con­se­guir los re­sul­ta­dos y las con­clu­sio­nes de las co­sas que ha­go fue­ra de mi de­por­te, los cua­les es­pe­ro que tam­bién con­tri­bu­yan a eso pa­ra que la gen­te ten­ga una opi­nión de­cen­te”, in­di­có el bri­tá­ni­co quien ha­ce 11 años de­ja­ba es­ca­par su pri­mer cam­peo­na­to del mun­do en un due­lo an­te quien era su com­pa­ñe­ro en Mcla­ren, Fer­nan­do Alon­so, y ce­dien­do el tí­tu­lo an­te Ki­mi Raik­ko­nen, el úl­ti­mo hom­bre que le dio un ce­tro a Fe­rra­ri. Y aun­que aho­ra su nom­bre es­tá jun­to al de Fan­gio, aún ve al ar­gen­tino co­mo si fue­ra Vi­to Cor­leo­ne, el fa­mo­so Pa­drino.

“Aho­ra la gen­te ha­bla de es­tar a la al­tu­ra de (Juan Ma­nuel) Fan­gio, pe­ro tu­ve ca­rre­ras du­ras que que­ría ga­nar”, re­cor­dó un Ha­mil­ton que has­ta a mi­tad de tem­po­ra­da pa­re­cía per­de­ría el tí­tu­lo an­te Se­bas­tian Vet­tel y Fe­rra­ri, quie­nes ini­cia­ron la cam­pa­ña de una for­ma que los ha­cía ver co­mo los fa­vo­ri­tos.

“Fan­gio es el pa­drino de to­dos no­so­tros, y siem­pre lo se­rá desde la pers­pec­ti­va de pi­lo­to. Con­se­guir lo que él hi­zo en ese mo­men­to, cuan­do to­do era tan pe­li­gro­so, ten­go un res­pe­to muy al­to por él. Me sien­to muy hon­ra­do de te­ner mi nom­bre jun­to al su­yo”.

¿A LA AL­TU­RA DEL KÁISER?

Pa­ra Le­wis Ha­mil­ton so­lo que­da un nom­bre por al­can­zar; el del ale­mán Mi­chael Schu­ma­cher, el hom­bre que jun­to con Fe­rra­ri ga­nó cin­co cam­peo­na­tos pa­ra al­can­zar sie­te en to­tal, el má­xi­mo nú­me­ro de tí­tu­los en la Fór­mu­la 1. Ha­mil­ton tie­ne por aho­ra cua­tro cam­peo­na­tos con Mer­ce­des y uno más ob­te­ni­do ha­ce 10 con Mcla­ren en un dra­má­ti­co fi­nal en el que de­rro­tó a Fe­li­pe Mas­sa.

Con 33 años de edad, Ha­mil­ton tie­ne en cla­ro sus prio­ri­da­des. Se­gui­rá en el Gran Cir­co has­ta que a él le gus­te y no le com­pro­me­ta con sus otros pro­yec­tos; tal vez por eso el nú­me­ro de los sie­te cam­peo­na­tos no es al­go que lo ob­se­sio­ne.

“To­da­vía es­tá Mi­chael. Él aún es­tá muy por de­lan­te en cuan­to a vic­to­rias, así que se pue­de de­cir que él si­gue sien­do el me­jor de to­dos los tiem­pos”, in­di­có el aho­ra pen­ta­cam­peón quien reconoce ya cum­plió un sue­ño de vi­da: “Ho­nes­ta­men­te, en es­te mo­men­to, to­da­vía ten­go co­sas que lo­grar, ten­go tan­tos ob­je­ti­vos, tan­tas co­sas por de­lan­te. Aho­ra pue­do ta­char una de esas co­sas que pu­se en la lis­ta”.

Con aún un tiem­po por de­lan­te en la pis­ta, to­do in­di­ca que Ha­mil­ton es­tá lla­ma­do a ser uno de los dos más gran­des de la his­to­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.