Con ca­si 20 años de ca­rre­ra, la agru­pa­ción ar­gen­ti­na se ha con­ver­ti­do en un re­fe­ren­te de la mú­si­ca elec­tro­pop en La­ti­noa­mé­ri­ca. Es­te mes los te­ne­mos en nues­tras pá­gi­nas.

4 Ruedas - - Prueba A Fondo -

El gru­po Mi­ran­da tie­ne una es­tre­cha re­la­ción con los au­tos, pa­ra ellos es un es­pa­cio don­de al fi­na­li­zar ca­da gra­ba­ción de sus nue­vas can­cio­nes se re­fu­gian pa­ra sa­ber có­mo que­da­ron. Ale Ser­gi, vo­ca­lis­ta de la ban­da así lo des­cri­be: “Cuan­do sal­go del es­tu­dio con un nue­vo te­ma co­rro al co­che pa­ra che­car nues­tras gra­ba­cio­nes, es co­mún en­tre no­so­tros ha­cer es­te pro­ce­so. No im­por­ta si el co­che es­ta apar­ca­do, me gus­ta co­lo­car el tra­ba­jo he­cho pa­ra sa­ber có­mo sue­na, es co­mo un ri­tual”.

Ser­gi y Ju­lia­na Gat­tas co­men­za­ron a ma­ne­jar a los 17 años, a ca­da uno les en­se­ñó su pa­pá, ella apren­dió en un Ford Es­cort y él en un Ci­troën 3 CV, en­tre ri­sas el vo­ca­lis­ta re­me­mo­ra, “Co­mo ya era un au­to un po­co vie­jo ca­si ca­si lo te­nía­mos que mo­ver con los pies, pe­ro en ver­dad fue una gran ex­pe­rien­cia”.

De­bi­do a las ex­ten­sas gi­ras que tie­nen pa­san po­co tiem­po ma­ne­jan­do, sin em­bar­go, han te­ni­do va­rias ex­pe­rien­cias a bor­do de un vehícu­lo. Ale, por ejem­plo, di­ce que ha­ce po­co to­mó un des­can­so en Ibi­za, se le hi­zo fá­cil ren­tar un vehícu­lo pa­ra mo­ver­se, lo que ja­más ima­gi­nó es que al­gu­nas ca­lles se­rían muy es­tre­chas. Cuan­do de­ci­dió ir a la pla­ya se en­con­tró con va­rios au­tos es­ta­cio­na­dos, “Ha­bía un es­pa­cio pa­ra es­ta­cio­nar­me pe­ro era re­du­ci­do, de­lan­te de mí se en­con­tra­ba un au­to que se veía que era ca­rís­mo, de esos de co­lec­ción, hi­ce mu­chos mo­vi­mien­tos pe­ro mi te­mor a pe­gar­le era ma­yor, por más que que­ría no lo­gra en­trar, me de­ses­pe­ré y me­jor fui a bus­car al due­ño del co­che a la pla­ya pa­ra que lo mo­vie­ra; pre­fe­rí eso a da­ñar­lo y em­bar­car­me con un buen di­ne­ro”.

Ju­lia­na por ejem­plo es sin­ce­ra, di­ce que tie­ne un PT Crui­ser des­de ha­ce mu­chos años, pe­ro ca­si no lo ma­ne­ja, ella pre­fie­re mo­ver­se en trans­por­te pú­bli­co o ca­mi­nar, por­que ade­más ase­gu­ra que su vehícu­lo gas­ta mu­cha ga­so­li­na. In­clu­so has­ta nos di­ce: “Es­tá a la ven­ta por si lo quie­ren, es­tá muy bien cui­da­do y se los de­jó ba­ra­to”. Ase­gu­ra que le gus­ta­ría te­ner un au­to eléc­tri­co pe­ro en Ar­gen­ti­na no hay mu­cha ofer­ta de es­te ti­po de vehícu­los, y es­to se de­be a que no hay tan­tos cen­tros de car­ga, pe­ro si al­gún día es­ta tec­no­lo­gía in­va­de más su país no lo pen­sa­rá dos ve­ces y ad­qui­ri­ría uno.

¿ES­TRE­NA­RON NUE­VA CAN­CIÓN LLA­MA­DA LA CO­LI­SIÓN?

Sí, de he­cho la le­tra y el vi­deo tie­nen que ver con un ac­ci­den­te de au­to, en el fon­do tra­ta de có­mo las co­sas pue­des so­lu­cio­nar­se sin com­pli­car­nos tan­to la vi­da; Sony Mu­sic nos pi­dió unas can­cio­nes y en­tre­ga­mos tres, una de ellas es és­ta. Po­dría­mos de­cir que es un preám­bu­lo de el so­ni­do del nue­vo dis­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.