CIN­TU­RÓN DE SE­GU­RI­DAD

4 Ruedas - - Mundo Sobre Ruedas -

Im­pi­de que el cuer­po se gol­pee con­tra la es­truc­tu­ra del vehícu­lo. Un im­pac­to a una ve­lo­ci­dad de 50km/h equi­va­le a la in­ten­si­dad que ten­dría un gol­pe con el sue­lo tras caer des­de 20 me­tros de al­tu­ra.

El cin­tu­rón in­mo­vi­li­za al ocu­pan­te de un co­che en el asien­to du­ran­te el tiem­po que du­ra el ac­ci­den­te, mi­ni­mi­zan­do los da­ños fí­si­cos tras el si­nies­tro. El uso del cin­tu­rón de se­gu­ri­dad es obli­ga­to­rio por Ley. Ade­más de evi­tar la mul­ta co­rres­pon­dien­te en ca­so de no uti­li­zar­lo, pue­de evi­tar una tra­ge­dia ma­yor.

Al evi­tar que el cuer­po sal­ga dis­pa­ra­do en ca­so de im­pac­to, re­du­ce un 50% el ries­go de ac­ci­den­te mor­tal.

Man­tie­ne al usua­rio en una po­si­ción co­rrec­ta de ma­ne­jo. El cin­tu­rón es ex­tre­ma­da­men­te efec­ti­vo en ca­so de cho­ques la­te­ra­les, tra­se­ros y fron­ta­les, así co­mo en ca­so de fre­na­dos y ma­nio­bras brus­cas; es­tá di­se­ña­do pa­ra su­je­tar a los ocu­pan­tes den­tro del vehícu­lo, re­pre­sen­tan­do el má­xi­mo ele­men­to de se­gu­ri­dad pa­si­va que el au­to pue­de brin­dar al usua­rio. Che­ca los ven­ta­jas que nos com­par­te Coo­per Ti­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.