CON­CLU­SIÓN

4 Ruedas - - Ojo -

El Mus­tang Bullitt es to­do aque­llo que so­ñé y más; me hi­zo sen­tir Ste­ve McQueen re­gión 4. Ca­da cam­bio de ve­lo­ci­dad, ace­le­ra­ción y cur­va me hi­cie­ron sen­tir que es­ta­ba en San Fran­cis­co sien­do per­se­gui­do por ham­po­nes, pe­ro... ¡ohhh, tris­te reali­dad!, no soy Mcqueen, no es­ta­ba en San Fran­cis­co. Lo úni­co que de­fi­ni­ti­va­men­te sí era reali­dad fue con­du­cir es­ta ver­sión cin­cuen­to­na del Bullitt, por el cual pue­do de­cir: “¡FORD, TO­MA MI MAL­DI­TO DI­NE­RO!”. 4R

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.