El co­che del Amor y la amis­tad se fue

El tiem­po del adiós del Volks­wa­gen Bettle lle­gó. Con­tro­ver­ti­do, no se pue­de ne­gar que es par­te im­por­tan­te de la his­to­ria.

4 Ruedas - - Prueba -

Di­cen por ahí que el que mu­cho se ddes­pi­de,id po­cas ga­nas ti­tie­ne dde iir­se, pues bien és­ta his­to­ria da ini­cio en el año 2003, cuan­do con bom­bo y pla­ti­llo y de una ma­ne­ra muy sen­ti­men­tal –que al fi­nal de la jor­na­da fue un gran éxi­to co­mer­cia­lVolks­wa­gen le da­ba el adiós a al ve­ne­ra­ble ‘Vo­cho’, des­pués de ven­der ca­si 21.5 mi­llo­nes de uni­da­des.

Re­mon­té­mo­nos cin­co años an­tes, 1998, cuan­do Volks­wa­gen pre­sen­tó el Beetle – de se­gun­da ge­ne­ra­ción- un vehícu­lo re­mins­cen­te al ve­ne­ra- ble Vo­cho, pe­ro uti­li­zan­do com­po­nen­tes de su exi­to­so her­mano, el Golf de cuar­ta ge­ne­ra­ción. Si­ga­mos con­tan­do la his­to­ria… Des­de aquel 1998 y has­ta 2003 con­vi­vie­ron­vie­ron jun­tos el vo­cho ori­gi­nal crea­do en en los años trein­ta de­del si­glo pa­sa­do y el mo­de­lo nue­vo. Si eree­res un fiel lec­tor de 4Rue­das re­cor­da­rás que pu­bli­ca­mos la his­to­ria del ‘Vo­cho’ een la Ale­ma­nia Na­zi en es­ta mis­ma co­lum­na­co­lum ha­ce al­gu­nos años. Ya en los ini­cii­ni­cios del Si­glo XXL el “New Beet­beetle”, co­mo se le bau­ti­zó pa­pa­ra dar­le un ‘ca­ché’ más in­te­ri­n­ter­na­cio­nal, se ven­día en bue­na par­te del mun­do; su di­se­ño en­can­tó a al­gu­nos y otros mmás lo odia­ron, prin­ci­pal­men­te prin­ci­pal el flo­re­ri­to que te­nía een el ta­ble­ro y cu­ya pri­me­ra ge­ner­ge­ne­ra­ción se fa­bri­có y co­mer­cia­li­zó has­ta el 2011 con re­gu­la­res re­sul­ta­dos­re­sul­ta­dos, no fue el éé­xi­to que los eje­cu­ti­vos de VW pen­sa­ron que se­ría, pe­ro tam­po­co fue un ro­tun­do fra­ca­so.

En el 2012 na­ció la se­gun­da ge­ne­ra­ción, ba­jo el mis­mo con­cep­to y di­se­ño pe­ro con al­gu­nas me­jo­ras –y con gran­des erro­res tam­bién- por ejem­plo los di­se­ña­do­res pen­sa­ron en un enor­me tol­do de vi­drio, co­rre­di­zo que de­ja­ba bue­na par­te del ha­bi­tácu­lo ba­ña­do por los ra­yos del sol, o por la bri­sa nocturna pa­ra ver la lu­na, pe­ro lo que los di­se­ña­do­res no con­tem­pla­ron es que si se te­nía el tol­do co­rre­di­zo abier­to y se abría el por­tón de la ca­jue­la, al lle­gar al pun­to más al­to cho­ca­ba con el vi­drio del tol­do y és­te se rom­pía en mil pe­da­zos… ¡Aun­que us­ted no lo crea! La so­lu­ción más sim­ple fue co­lo­car un to­pe en la aper­tu­ra má­xi­ma del tol­do pa­ra que no hu­bie­ra la po­si­bi­li­dad de que am­bas par­tes –tol­do y por­tón- cho­ca­ran en­tre sí y de­jan­do una aper­tu­ra muy es­tre­cha

Las ven­tas del Beetle fue­ron ba­jan­do has­ta que hi­cie­ron po­co in­tere­san­te su fa­bri­ca­ción, mis­ma que ce­só en es­te 2019.

To­dos y ca­da uno de los Beetles que rue­dan en el mun­do sa­lie­ron de la plan­ta de VW de Pue­bla, hoy el lu­gar que de­ja va­cío en la lí­nea de pro­duc­ción se­rá ocu­pa­do por una pe­que­ña SUV de la mar­ca.

Así es que si tu tie­nes un es­pí­ri­tu hip­pie, y pien­sas que to­do en es­ta vi­da se so­lu­cio­na con Amor y Paz – que se ce­le­bra es­te mes- y te iden­ti­fi­cas con el Beetle, aún pue­des ir a com­prar uno a al­gún dis­tri­bui­dor.

Se­gu­ra­men­te la mar­ca re­to­ma­rá el nom­bre en al­gu­nos años, y lo usa­rá en un vehícu­lo eléc­tri­co, pe­ro son me­ras es­pe­cu­la­cio­nes de su ser­vi­dor.

¡Nos lee­mos en Mar­zo!

¡Des­can­sa en paz Beetle!

El VW Beetle se re­ti­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.