UNA “HA­CIEN­DA” EN LA CIU­DAD

CAR­LOS Y GE­RARD PAS­CAL CON­CI­BEN UNA CA­SA ES­PEC­TA­CU­LAR CU­YO EN­TORNO NA­TU­RAL BRIN­DA AR­MO­NÍA Y CA­LI­DEZ.

AD (México) - - Contents - AR­QUI­TEC­TU­RA, DI­SE­ÑO IN­TE­RIOR, MO­BI­LIA­RIO Y PAI­SA­JE PAS­CAL AR­QUI­TEC­TOS POR NOR­MA RO­DRÍ­GUEZ FO­TO­GRA­FÍA SÓFOCLES HER­NÁN­DEZ

Car­los y Ge­rard Pas­cal con­ci­ben una ca­sa es­pec­ta­cu­lar cu­yo en­torno na­tu­ral brin­da ar­mo­nía y ca­li­dez.

Un te­rreno de dos mil 500 me­tros cua­dra­dos al­ber­ga una re­si­den­cia que a pri­me­ra vis­ta lu­ce un es­ti­lo con­tem­po­rá­neo en gran­des es­pa­cios abier­tos. Sin em­bar­go, por el or­den cons­truc­ti­vo, el equi­li­brio en el uso de ele­men­tos y ma­te­ria­les, su gran­de­za y mag­ni­tud, así co­mo por el em­pleo de de­ta­lles rús­ti­cos y ver­nácu­los es, me­jor di­cho, una ha­cien­da me­xi­ca­na ab­so­lu­ta­men­te mo­der­na y van­guar­dis­ta. El pro­yec­to se desa­rro­lla en un ni­vel que se di­vi­de en dos cuer­pos in­ter­co­nec­ta­dos por me­dio de un pa­si­llo de cris­tal; los es­pa­cios in­te­rio­res pre­su­men gran am­pli­tud y te­chos de cua­tro me­tros de al­tu­ra, y se abren al ex­te­rior me­dian­te mu­ros de vi­drio que se co­nec­tan de ma­ne­ra or­gá­ni­ca con los jar­di­nes que ro­dean la vi­vien­da. Es una ca­sa en un pa­ra­je ver­de lleno de ár­bo­les, plan­tas y flo­res. Pa­re­ce que no hay es­pa­cios ce­rra­dos, y aún así se lo­gra una gra­ta in­ti­mi­dad con sa­bor a cam­po y a provincia, a pe­sar de es­tar ubi­ca­da en una zo­na ex­clu­si­va de la Ciu­dad de Mé­xi­co. El pri­mer cuer­po con­tie­ne las áreas pú­bli­cas: sa­la, co­me­dor, bar, un es­tu­dio y un cuar­to fa­mi­liar que se co­nec­ta con la co­ci­na. To­das es­tas áreas pre­sen­tan te­rra­zas con vis­tas al jar­dín. La al­ber­ca tam­bién es un pun­to cen­tral. El se­gun­do cuer­po con­tie­ne las re­cá­ma­ras, así co­mo sa­la de jue­gos y de te­le­vi­sión y una bi­blio­te­ca. En el só­tano se en­cuen­tra el es­ta­cio­na­mien­to, un gim­na­sio y spa con ves­ti­do­res, una sa­li­da a un jar­dín con fuentes y una ca­sa pa­ra el ser­vi­cio.

En el ex­te­rior, gran­des mu­ros de can­te­ra so­por­tan te­chos de lo­za que dan una ima­gen de li­ge­re­za al es­tar es­ca­lo­na­dos for­man­do ar­cos. El es­ti­lo ver­nácu­lo con­tem­po­rá­neo se re­afir­ma por el uso de la pie­dra co­mo ele­men­to prin­ci­pal, can­te­ra Ga­lar­za, pi­sos de ma­de­ra de ro­ble y de en­cino ave­jen­ta­do, y vi­drio en gran­des can­ti­da­des pa­ra dar una ima­gen lim­pia y en­rai­za­da con el en­torno. “Me preo­cu­pa­ba no lo­grar ab­so­lu­ta pri­va­ci­dad y ca­li­dez en la ca­sa por es­tar tan ex­pues­ta al pai­sa­je, pe­ro lo con­se­gui­mos guar­dan­do pro­por­ción en es­pa­cios y al­tu­ras, con el uso de una pa­le­ta de co­lor neu­tra, y por me­dio del ma­ne­jo de los ma­te­ria­les y el mo­bi­lia­rio. No hay es­tri­den­cias ni re­bus­ca­mien­tos”, co­men­tó el ar­qui­tec­to Ge­rard Pas­cal. La de­co­ra­ción es de es­ti­lo mo­derno y pre­sen­ta una im­por­tan­te co­lec­ción de arte con­tem­po­rá­neo. La ma­yo­ría de los muebles se man­da­ron a ha­cer a me­di­da con el mis­mo des­pa­cho de ar­qui­tec­tu­ra, asi­mis­mo, hay al­gu­nas pie­zas de Christian Liai­gre, Da­ko­ta Jack­son y Mc­gui­re Fur­ni­tu­re, en­tre otros que se tra­je­ron de Eu­ro­pa y de Es­ta­dos Uni­dos. Tam­bién, se co­lo­ca­ron ta­pe­tes del es­tu­dio Sa­mad ela­bo­ra­dos por el ar­tis­ta Rex Ray. Por otro la­do, el di­se­ño de ilu­mi­na­ción in­clu­yó lám­pa­ras de fir­mas co­mo Cir­ca Ligh­ting y Jo­nat­han Brow­ning.

“Fue un tra­ba­jo en con­jun­to con el clien­te, una pa­re­ja jo­ven. Se hi­zo de acuer­do a sus ne­ce­si­da­des y se creó una ca­sa en­tra­ña­ble con to­ques de ha­cien­da. Hay jar­di­nes, fuentes y ele­men­tos dra­má­ti­cos co­mo las ma­ce­tas co­lo­ca­das de ma­ne­ra es­cul­tó­ri­ca, o el uso de la pie­dra pa­ra re­sal­tar la esen­cia de la ca­sa”, re­ma­tó Ge­rard Pas­cal so­bre es­ta re­si­den­cia cu­ya mag­ni­fi­cen­cia im­pac­ta al vi­si­tan­te y lo enamo­ra por su en­can­to.

“AUN­QUE ES UNA CA­SA PA­RA SER HABITADA, EL OB­JE­TI­VO DE ES­TA RE­SI­DEN­CIA ES IMPRESIONAR”, GE­RARD PAS­CAL.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.