Jue­go de opues­tos

En Bar­ce­lo­na, el res­tau­ran­te y cock­tail bar El Ma­ma y La Pa­pa plas­ma una es­té­ti­ca ba­sa­da en el con­cep­to de dua­li­dad.

AD (México) - - Contents - DI­SE­ÑO IN­TE­RIOR EL EQUI­PO CREA­TI­VO POR KARINE MONIÉ FO­TO­GRA­FÍA ADRIÀ GOULA

El des­pa­cho de ar­qui­tec­tu­ra in­te­rior El Equi­po Crea­ti­vo —ba­sa­do en Bar­ce­lo­na— se es­pe­cia­li­za en el di­se­ño de es­pa­cios gas­tro­nó­mi­cos, co­mer­cia­les y de mar­ca. Su más re­cien­te pro­yec­to, El Ma­ma y La Pa­pa, se ex­tien­de en una su­per­fi­cie de 500 me­tros cua­dra­dos.

Si­tua­do en un an­ti­guo al­ma­cén de con­ser­vas, es­te res­tau­ran­te y cock­tail bar mez­cla ele­men­tos an­ta­gó­ni­cos a tra­vés de la de­co­ra­ción: hom­bre y mu­jer, blan­co y ne­gro, día y no­che. “El con­cep­to del di­se­ño se ba­sa en la con­tra­po­si­ción de ele­men­tos opues­tos, don­de to­das las pie­zas tie­nen su con­tra­pun­to”, co­men­tó El Equi­po Crea­ti­vo.

Si­tua­dos en las es­qui­nas del es­pa­cio —que cuenta con una plan­ta ca­si cua­dra­da—, cua­tro neo­nes con­ce­bi­dos por Alex Tro­chut dan la bien­ve­ni­da a los co­men­sa­les, quie­nes des­cu­bren va­rios men­sa­jes en pa­res: Ne­ver-again, Pea­ce-for­ce, Holy-hell y Pu­blic-se­cret.

El es­pa­cio cen­tral de do­ble al­tu­ra cuenta con dos ar­ca­das (una blan­ca y la otra ne­gra) y una es­truc­tu­ra que fue pin­ta­da de ro­jo pa­ra real­zar­la y fa­vo­re­cer la cohe­ren­cia vi­sual en­tre las dis­tin­tas áreas. Dos gran­des ba­rras se en­fren­tan. Con de­ta­lles de ma­de­ra y mu­cha ve­ge­ta­ción, El Ma­ma es cá­li­do y más diurno, mien­tras que La Pa­pa tie­ne un look in­dus­trial con me­tal y se adap­ta me­jor a una at­mós­fe­ra noc­tur­na. “En los la­te­ra­les de las ba­rras, unas pla­ta­for­mas es­truc­tu­ra­les a di­fe­ren­tes al­tu­ras, co­nec­ta­das por

me­dio de una gran pa­sa­re­la-es­ce­na­rio, crean múl­ti­ples re­co­rri­dos a tra­vés del es­pa­cio. Es­tas pla­ta­for­mas, tam­bién en­fren­ta­das en­tre sí, ge­ne­ran zo­nas más pri­va­das, re­ser­va­das pa­ra even­tos, y has­ta un se­cret bar”, co­men­ta­ron los di­se­ña­do­res de in­te­rio­res. Al ano­che­cer, to­das las mi­ra­das gi­ran ha­cia la pis­ta de baile, la cual se vuel­ve la prin­ci­pal pro­ta­go­nis­ta.

A tra­vés de los va­rios ni­ve­les del res­tau­ran­te y el bar, así co­mo de la com­bi­na­ción de ma­te­ria­les co­mo la ma­de­ra, el me­tal y los mo­sai­cos de ce­rá­mi­ca, El Equi­po Crea­ti­vo dio vi­da a un res­tau­ran­te sor­pren­den­te con mu­cha per­so­na­li­dad que re­ve­la un am­bien­te di­fe­ren­te con­for­me pa­san las ho­ras del día. “Par­ti­mos de la idea de que los es­pa­cios, igual que la co­mi­da, han de con­tar co­sas, crear sen­sa­cio­nes y pro­du­cir ex­pe­rien­cias”, fi­na­li­za­ron los ar­qui­tec­tos Oli­ver Franz Sch­midt, Na­ta­li Ca­nas del Po­zo y Lu­cas Eche­ves­te Lacy, fun­da­do­res de El Equi­po Crea­ti­vo.

“Tra­ba­ja­mos con una me­to­do­lo­gía pa­ra tra­du­cir con­cep­tos gas­tro­nó­mi­cos los de nues­tros clien­tes en di­se­ños es­pe­cí­fi­cos”, El Equi­po Crea­ti­vo .

Pá­gi­na an­te­rior Las si­llas del res­tau­ran­te y bar El Ma­ma y La Pa­pa son de Gu­bi, Ste­llar Works, Ton y Tom Di­xon. Iz­quier­da Las me­sas y las ban­cas del res­tau­ran­te —que cuenta con va­rios ni­ve­les— fue­ron di­se­ña­das por El Equi­po Crea­ti­vo.

Arri­ba La es­truc­tu­ra in­dus­trial del an­ti­guo edi­fi­cio fue pre­ser­va­da y pin­ta­da de ro­jo pa­ra que re­sal­te. Iz­quier­da El di­se­ño in­te­rior (ma­te­ria­les, co­lo­res y la ubi­ca­ción de los ele­men­tos) se ba­só en la no­ción de con­tras­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.