Ma­te­ria­les de im­pac­to

Ele­men­tos es­truc­tu­ra­les, de se­duc­ción, pe­ro tam­bién de di­se­ño que en­gran­de­cen cual­quier es­pa­cio.

AD (México) - - Contents - POR MA­RÍA ELENA ESPINOSA

El aca­ba­do de un pi­so o mu­ro es tan po­de­ro­so pa­ra el in­terio­ris­mo de un es­pa­cio co­mo el res­to de sus ele­men­tos, ya que, ade­más de su ob­je­ti­vo es­truc­tu­ral co­mo de­fen­sa, me­jo­ra­mien­to, du­ra­bi­li­dad y re­sis­ten­cia, sir­ve tam­bién pa­ra crear di­ver­sas at­mós­fe­ras e in­clu­so jue­gos de luz y som­bra, con­tras­tes, ar­mo­nías, co­lor y tex­tu­ras.

Los recubrimientos son ese úl­ti­mo to­que de or­na­men­to que lle­na de ver­sa­ti­li­dad una ha­bi­ta­ción, y es que exis­ten tan­tos ti­pos y for­mas de en­vol­ver los es­pa­cios que ya no bas­ta con los clá­si­cos azu-

le­jos, es­mal­tes, re­si­nas, vi­nil o po­lí­me­ros. Hoy, las ten­den­cias se di­ri­gen a la tec­no­lo­gía de pun­ta con no­ve­do­sas pla­cas tér­mi­cas, ais­lan­tes, recubrimientos mul­ti­fun­cio­na­les, in­te­li­gen­tes, sus­ten­ta­bles o an­ti­co­rro­si­vos, que vie­nen en for­ma­tos de to­dos ta­ma­ños de acuer­do con el pro­yec­to.

En cuan­to a téc­ni­cas de co­lo­ca­ción, los avan­ces si­guen la van­guar­dia me­dian­te sis­te­mas lá­ser, de elec­tro­quí­mi­ca y de­más in­no­va­cio­nes. De ahí que la se­lec­ción de un re­cu­bri­mien­to sea ca­da vez más com­ple­ja pa­ra ar­qui­tec­tos y di­se­ña­do­res, quie­nes de­ben ele­gir de acuer­do con el es­ti­lo, la fun­ción y el re­que­ri­mien­to de la edi­fi­ca­ción. Tam­bién de­pen­de del ti­po de pro­yec­to —co­mer­cial, re­si­den­cial, cor­po­ra­ti­vo o ins­ti­tu­cio­nal— pues se­gún la afluen­cia de gen­te, el trán­si­to, la ex­po­si­ción de los mu­ros, las pre­fe­ren­cias es­té­ti­cas, en­tre otras cues­tio­nes, es co­mo se de­sig­nan los ma­te­ria­les. Los re­ves­ti­mien­tos más uti­li­za­dos en nues­tro país son los fa­bri­ca­dos en ma­de­ras de to­do ti­po, las pie­dras en­dé­mi­cas, la ce­rá­mi­ca, los azu­le­jos,

“To­do es di­se­ño, y la ca­li­dad ca­li­dad del di­se­ño afec­ta la de nues­tras vi­das”, Nor­man Foster.

el hor­mi­gón, el la­dri­llo y las tex­tu­ras ar­te­sa­na­les. Pa­ra am­bien­tes ru­dos o in­dus­tria­les, los óxi­dos y las pla­cas en aca­ba­do de ace­ro se pres­tan pa­ra es­pa­cios ex­te­rio­res, fa­cha­das y te­chos ex­pues­tos. Pa­ra una es­té­ti­ca vin­ta­ge o shabby, el efec­to des­gas­ta­do en pie­zas de ce­rá­mi­ca es muy so­co­rri­do, so­bre to­do pa­ra te­rra­zas, co­ci­nas y co­me­do­res. Por su par­te, las ce­rá­mi­cas que imi­tan el már­mol se usan en zo­nas de trán­si­to pe­sa­do y des­ta­can el in­terio­ris­mo de una re­si­den­cia, por su ta­ma­ño y ver­sa­ti­li­dad en cuan­to a ve­ta, co­lor y di­se­ño. Las pie­zas bar­ni­za­das ofre­cen ele­gan­cia y con­fort, y las ma­de­ras y pie­dras or­gá­ni­cas le dan ca­li­dez a los gran­des lofts o re­si­den­cias ma­jes­tuo­sas. Fi­nal­men­te, la idea de apli­car es­tos re­ves­ti­mien­tos es en­fa­ti­zar el es­ti­lo ar­qui­tec­tó­ni­co o de in­terio­ris­mo de un pro­yec­to con ele­men­tos na­tu­ra­les o in­dus­tria­les he­chos a me­di­da co­mo el tra­je con­fec­cio­na­do en el ate­lier más so­fis­ti­ca­do.

4

2 3 1. Pi­so de ma­de­ra Fi­de­lio Navy di­se­ña­do por Ed­ward van Vliet pa­ra la co­lec­ción Wood de Bi­saz­za. 2. Co­lec­ción The­mar Wall de Ce­ra­mi­ca Sant’agos­tino. 3. Pa­vo Pea­cock Feat­her de Ar­ti­san­ti es una pa­red col­gan­te com­pues­ta por cien­tos de pe­que­ñas...

5. Me­sa con cu­bier­ta mo­sai­co geo­mé­tri­co y una ba­se de ho­ja de co­bre aca­ba­da con bar­niz de al­to bri­llo de la fir­ma Co­vet Hou­se. 6. Mo­de­lo Midd­le Fun di­se­ña­do por Ki­ki van Eijk pa­ra la co­lec­ción Wood de Bi­saz­za. 7. Pan­ta­lla de pi­so (biom­bo) de Tou­ched...

5

6

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.