DE VIA­JE Oa­sis de cal­ma.

Al abrir las puer­tas de La Ca­sa Ro­da­ven­to, en Va­lle de Bra­vo, se in­gre­sa a una ex­pe­rien­cia cu­ra­da pa­ra de­lei­tar to­dos los sen­ti­dos.

AD (México) - - Contents - AR­QUI­TEC­TU­RA GÓ­MEZ CRES­PO AR­QUI­TEC­TOS Y GA­XIO­LA EN CO­LA­BO­RA­CIÓN CON WALDEMAR FRAN­CO • DI­SE­ÑO IN­TE­RIOR AMASS • POR KA­TIA CONTRERAS • FO­TO­GRA­FÍA JO­SÉ MAR­GA­LEFF

Una em­ble­má­ti­ca man­sión co­lo­nial del si­glo XX, lo­ca­li­za­da en el co­ra­zón de Va­lle de Bra­vo, fue rein­ven­ta­da pa­ra con­ver­tir­se en una cu­ra­da ex­pe­rien­cia ho­te­le­ra, La Ca­sa Ro­da­ven­to. El ex­clu­si­vo lu­gar con­for­ma­do por sie­te sui­tes es el pri­mer ho­tel bou­ti­que en es­te Pue­blo Má­gi­co y des­lum­bra por su ar­qui­tec­tu­ra clá­si­ca, de te­chos al­tos con vi­gas de ma­de­ra y pi­sos de due­la, en con­tras­te con un in­te­rio­ris­mo con­tem­po­rá­neo y mo­no­cro­má­ti­co con acen­tos ar­te­sa­na­les. La ar­qui­tec­tu­ra es­tu­vo a car­go de Gó­mez Cres­po Ar­qui­tec­tos y Ga­xio­la Ar­qui­tec­tos, en co­la­bo­ra­ción con Waldemar Fran­co, pre­si­den­te de Ho­te­les Ro­da­ven­to, mien­tras que el in­te­rio­ris­mo fue idea­do por AMASS.

Las am­plias y lu­mi­no­sas sui­tes de La Ca­sa Ro­da­ven­to van de 217 a 501 me­tros cua­dra­dos y ofre­cen los más al­tos ni­ve­les de lu­jo y con­fort. Ade­más, ca­da una po­see un en­can­to pro­pio. En su di­se­ño re­sal­tan los fi­nos tex­ti­les ar­te­sa­na­les, la ma­de­ra en el mo­bi­lia­rio y en los acabados, las fo­to­gra­fías de de­ta­lles equi­nos en blanco y negro y el ar­te-ob­je­to me­xi­cano con­tem­po­rá­neo, los cua­les ofre­cen una mi­ra­da a la ri­ca cul­tu­ra lo­cal pa­ra los vi­si­tan­tes.

Co­mo las tra­di­cio­na­les ca­so­nas an­ti­guas, to­dos los es­pa­cios se dis­tri­bu­yen al­re­de­dor de un gran pa­tio central ro­dea­do de ve­ge­ta­ción, don­de pue­de dis­fru­tar­se el cá­li­do cli­ma de Va­lle de Bra­vo en la pis­ci­na, y un coc­tel en la te­rra­za. Por la tar­de, el roof

top brin­da uno de los me­jo­res atar­de­ce­res gra­cias a las vis­tas pa­no­rá­mi­cas a las mon­ta­ñas cir­cun­dan­tes y el cam­pa­na­rio de la ca­te­dral. En es­te es­pa­cio se en­cuen­tra el ja­cuz­zi, y se ofre­cen

de­gus­ta­cio­nes de vino, así co­mo ex­pe­rien­cias gas­tro­nó­mi­cas es­pe­cia­les, even­tos con mú­si­ca en vi­vo y pe­que­ñas mues­tras de ar­te.

A un cos­ta­do del pa­tio se en­cuen­tra Nues­tro, el res­tau­ran­te que, a pe­sar de su cor­to tiem­po de vi­da, se ha con­ver­ti­do en un must al vi­si­tar es­te Pue­blo Má­gi­co. A car­go del chef Die­go Isun­za Kah­lo, Nues­tro ofre­ce una co­ci­na ín­ti­ma de au­tor que se re­di­se­ña cons­tan­te­men­te de acuer­do con los pro­duc­tos lo­ca­les de tem­po­ra­da. Ade­más, las pro­pues­tas de mi­xo­lo­gía acom­pa­ñan per­fec­ta­men­te ca­da pla­ti­llo. “Nues­tro es un pun­to de en­cuen­tro en­tre el en­torno y los sen­ti­dos, un lu­gar en don­de a tra­vés de la in­ves­ti­ga­ción, in­ter­pre­ta­mos y trans­for­ma­mos el pai­sa­je que nos ro­dea pa­ra lle­var­lo a su me­sa en for­ma de pla­ti­llos que, con sus aro­mas y sa­bo­res, lo trans­por­ten a la co­ci­na de nues­tra ca­sa”, ex­pre­só el chef Die­go Isun­za.

La Ca­sa Ro­da­ven­to per­te­ne­ció a la fa­mi­lia fun­da­do­ra de Gru­po Ro­da­ven­to. El ho­tel na­ció de la in­ten­ción de sus pro­pie­ta­rios de abrir las puer­tas del ho­gar que los re­ci­bió en Va­lle de Bra­vo ha­ce 15 años pa­ra con­ti­nuar su le­ga­do, aho­ra con las vi­ven­cias y me­mo­rias que sus vi­si­tan­tes va­yan cons­tru­yen­do.

De­re­cha Ca­da una de las sie­te sui­tes po­see un en­can­to pro­pio por su dis­tri­bu­ción y de­co­ra­ción. En to­das des­ta­can los ma­te­ria­les na­tu­ra­les, luz abun­dan­te y de­ta­lles ar­te­sa­na­les. Aba­jo Al cen­tro del ho­tel se en­cuen­tra un pa­tio abier­to con pis­ci­na y te­rra­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.