Con­tras­te cro­má­ti­co

En el sur de Fran­cia, es­ta ca­sa rin­de ho­me­na­je a la be­lle­za del pai­sa­je na­tu­ral y a sus co­lo­res in­ten­sos.

AD (México) - - Ad Insider - AR­QUI­TEC­TU­RA VIN­CENT COSTE ARCHITECTE INTERIORISMO VIN­CENT COSTE DE­SIGN STU­DIO & ASSOCIÉS PAI­SA­JIS­MO COLOCO / NI­CO­LAS BONNENFANT POR KARINE MONIÉ • FO­TO­GRA­FÍA FLORENT JOLIOT

nNo es coin­ci­den­cia que mu­chos pin­to­res im­pre­sio­nis­tas y pun­ti­llis­tas se enamo­ra­ran de la Cos­ta Azul, en el su­res­te de Fran­cia. El sol bri­llan­te, el azul in­fi­ni­to del cielo y del mar Me­di­te­rrá­neo y el ver­de de la ve­ge­ta­ción son ins­pi­ra­do­res pa­ra cual­quie­ra.

A só­lo 10 ki­ló­me­tros de la ani­ma­da ciu­dad bal­nea­ria de Saint-tro­pez, se des­cu­bre una pe­que­ña jo­ya, más dis­cre­ta pe­ro tan en­can­ta­do­ra co­mo su ve­ci­na. Ra­ma­tue­lle fue cons­trui­da en una co­li­na, por lo que ofre­ce vis­tas es­pec­ta­cu­la­res. En es­te lu­gar de la Ri­vie­ra Fran­ce­sa, el ar­qui­tec­to Vin­cent Coste y su equi­po di­se­ña­ron una ca­sa de 200 me­tros cua­dra­dos que fue con­ce­bi­da pa­ra re­sal­tar y en­mar­car el pa­no­ra­ma su­bli­me. El mar, las co­li­nas pro­te­gi­das del Cap Tai­llat y las is­las de Por­que­ro­lles son la te­la de fon­do de es­te pro­yec­to. “La vi­vien­da fue con­ce­bi­da co­mo un vo­lu­men que se hu­bie­ra va­cia­do pa­ra crear los es­pa­cios de vi­da en ar­mo­nía con las vis­tas”, Vin­cent Coste.

Ori­gi­na­rio de Saint-tro­pez, el ar­qui­tec­to —quien co­la­bo­ró con Rem Kool­haas en Rot­ter­dam y Os­car Tus­quets en Bar­ce­lo­na an­tes de lan­zar su des­pa­cho ho­mó­ni­mo en 2000 en su ciu­dad na­tal— tie­ne una vi­sión que se ba­sa en res­pues­tas ar­qui­tec­tó­ni-

cas vin­cu­la­das es­tre­cha­men­te con el con­tex­to me­di­te­rrá­neo, su cli­ma y su his­to­ria. Lí­neas de­pu­ra­das y fu­sión en­tre in­te­rior y ex­te­rior ca­rac­te­ri­zan su tra­ba­jo. Es­ta ca­sa lo re­fle­ja per­fec­ta­men­te.

“La se­lec­ción de un ma­te­rial úni­co pa­ra la fa­cha­da que da un as­pec­to mo­no­lí­ti­co a la ca­sa, fue de­fi­ni­do des­de el ini­cio del pro­yec­to”, co­men­tó Vin­cent Coste. Sus­pen­di­da en el va­cío, la pis­ci­na fue con­ce­bi­da co­mo un pro­mon­to­rio y el pai­sa­jis­mo fue rea­li­za­do por el des­pa­cho Coloco (en­ca­be­za­do por Ni­co­las Bonnenfant). Las chai­ses lon­gues, que in­vi­tan a re­la­jar­se y apre­ciar la be­lle­za del en­torno, fue­ron ima­gi­na­das por el des­pa­cho de Vin­cent Coste e inspiradas en las tum­bo­nas de las pla­yas me­xi­ca­nas.

El ni­vel prin­ci­pal reúne la en­tra­da, la co­ci­na abier­ta y la sa­la con un plano trian­gu­lar que da ha­cia la te­rra­za. Si­llas blan­cas de Do­meau & Pé­rès, una me­sa ama­ri­lla de La Chan­ce y una lám­pa­ra de sus­pen­sión de Ho­llis+mo­rris son al­gu­nas de las her­mo­sas pie­zas de mo­bi­lia­rio que re­sal­tan y crean un look atre­vi­do acen­tua­do con la pa­red ro­jo bur­deos. Al la­do de la sa­la, la ha­bi­ta­ción prin­ci­pal in­vi­ta a pro­yec­tar­se ha­cia el pai­sa­je y es­tá se­pa­ra­da de la sa­la por me­dio de un mu­ro de ma­de­ra co­rre­di­za que se ex­tien­de ha­cia el ex­te­rior pa­ra dar pri­va­ci­dad a la te­rra­za.

“El di­se­ño in­te­rior fue pen­sa­do pa­ra un apa­sio­na­do del de­por­te y de la vi­da ba­jo el sol”, di­jo Vin­cent Coste. Una es­ca­le­ra de ma­de­ra lle­va al ni­vel in­fe­rior —la plan­ta ba­ja— don­de es­tán los cua­tro cuar­tos de hués­pe­des que dan ha­cia el jar­dín y la pis­ci­na, así co­mo un gim­na­sio y es­pa­cio de jue­go.

Ar­qui­tec­tu­ra, interiorismo, mo­bi­lia­rio, pai­sa­jis­mo y ur­ba­nis­mo: Vin­cent Coste to­ma en cuen­ta to­das las dis­ci­pli­nas pa­ra pro­po­ner “es­ce­na­rios de vi­da in­te­gra­les”.

Vin­cent Coste con­ci­bó la ar­qui­tec­tu­ra y el di­se­ño in­te­rior, lo que da un re­sul­ta­do vi­sual cohe­ren­te y ar­mo­nio­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.