Tra­zos de al­ta ga­ma.

La nue­va In­fi­ni­ti QX50 es una SUV que no só­lo por­ta lo más avan­za­do de la tec­no­lo­gía de la fir­ma ja­po­ne­sa, tam­bién es el pi­nácu­lo de su di­se­ño.

AD (México) - - CONTENTS - POR MAR­CO RO­BLES

Des­de el arri­bo del Q50 en 2013, In­fi­ni­ti co­men­zó a enamo­rar­nos con un es­ti­lo ba­sa­do en la sen­sua­li­dad y el po­der de su di­se­ño, au­tos de lí­neas de ten­sión y su­per­fi­cies lim­pias que le han da­do una pre­sen­cia úni­ca, col­ma­da de elegancia y emo­ción.

Cin­co años más tar­de, la QX50, su más re­cien­te lan­za­mien­to, po­dría de­fi­nir­se co­mo el pun­to más al­to de es­te es­ti­lo ad­mi­ra­ble, que aho­ra no só­lo nos po­ne an­te un au­to muy ex­pre­si­vo en el ex­te­rior, sino que tam­bién bus­ca con­tar­nos al­go en el in­te­rior.

En el mun­do de los au­tos de lu­jo los ma­te­ria­les lo son todo; la per­fec­ción de los des­pun­tes, el al­to ni­vel en el en­sam­ble y el aca­ba­do de ca­da pie­za en el ha­bi­tácu­lo nos ha­blan de la maes­tría de la fir­ma para lle­var­nos a un ni­vel su­pe­rior, y en es­te vehícu­lo lo en­con­tra­mos en ca­da cen­tí­me­tro.

Los finos aca­ba­dos de ma­de­ra de las por­te­zue­las y el ta­ble­ro en co­lor cla­ro es­tán ins­pi­ra­dos en la es­pu­ma que ha­cen las olas del mar cuan­do re­vien­tan con­tra la are­na, mien­tras que los ele­men­tos de alu­mi­nio nos re­cuer­dan la so­fis­ti­ca­ción que exi­ge quien sa­be lo que es el lu­jo ver­da­de­ro.

Para com­ple­men­tar es­ta so­fis­ti­ca­ción es pri­mor­dial el con­fort. Por ello han in­cor­po­ra­do un con­jun­to de asien­tos que pro­por­cio­na un via­je re­la­jan­te, in­clu­so en los tra­yec­tos más lar­gos. Es­to gra­cias a sus bu­ta­cas Ze­ro Gra­vity, desa­rro­lla­das en con­jun­to con la NASA, que per­mi­ten a los ocu­pan­tes te­ner una po­si­ción del cuer­po que re­du­ce al mí­ni­mo el es­trés en las zo­nas de ma­yor car­ga.

La maes­tría del di­se­ño de In­fi­ni­ti nos po­ne an­te una SUV que más que un au­to, es una obra de ar­te que po­de­mos dis­fru­tar en el ca­mino.

Los co­lo­res in­sig­nia de la ca­bi­na son una combinación de ele­men­tos de la na­tu­ra­le­za: el mar, la tie­rra y la are­na. Gra­cias a su equi­li­brio y ar­mo­nía, nos tras­la­dan a una pa­cí­fi­ca pla­ya don­de las olas rom­pen en los acan­ti­la­dos.

El sis­te­ma de au­dio es Bo­se Per­for­man­ce Se­ries. Me­dian­te 17 al­ta­vo­ces, mu­chos de ellos en­claus­tra­dos en car­ca­sas de alu­mi­nio, no só­lo inun­dan el ha­bi­tácu­lo con tu mú­si­ca fa­vo­ri­ta; tam­bién emi­ten fre­cuen­cias que eli­mi­nan la fil­tra­ción de rui­do del ex­te­rior para te­ner un via­je si­len­cio­so, in­clu­so si de­ci­des apa­gar la mú­si­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.