Wa­bi-sa­bi lon­di­nen­se.

Orien­te y Oc­ci­den­te se fu­sio­nan al in­te­rior del ho­tel No­bu Sho­re­ditch para crear un ba­lan­ce per­fec­to en­tre lu­jo, in­ti­mi­dad, mo­der­ni­dad y elegancia.

AD (México) - - CONTENTS - ARQUITECTURA RON ARAD AR­CHI­TECTS Y BEN ADAMS AR­CHI­TECTS INTERIORISMO STU­DIO MICA Y STU­DIO PCH • POR KATIA ALBERTOS

Para todo aquel que re­co­rre Wi­llow Street, al es­te de Londres, re­sul­ta im­po­si­ble no vol­ver la mi­ra­da a la im­po­nen­te fa­cha­da del nue­vo ho­tel No­bu Sho­re­ditch. Di­se­ña­da por la ta­len­to­sa man­cuer­na con­for­ma­da por Ron Arad Ar­chi­tects y Ben Adams Ar­chi­tects, es­ta es­truc­tu­ra de cris­tal y ace­ro atrae a lo­ca­les y vi­si­tan­tes para in­gre­sar a un mun­do in­te­rior que fu­sio­na Orien­te y Oc­ci­den­te, en un ba­lan­ce per­fec­to en­tre lu­jo, elegancia, mo­der­ni­dad e in­ti­mi­dad.

Es­ta nue­va jo­ya de la ca­de­na de ho­te­les y res­tau­ran­tes No­bu, pro­pie­dad del chef ja­po­nés No­bu­yu­ki Mat­suhi­sa y el ac­tor Ro­bert De Ni­ro, en­tre otros so­cios, se en­cuen­tra en el co­ra­zón de Sho­re­ditch, en el East End, uno de los ve­cin­da­rios lon­di­nen­ses que en años re­cien­tes ha flo­re­ci­do no­ta­ble­men­te en cuan­to a la ofer­ta de ga­le­rías de ar­te, ca­fés, ba­res, pubs y clu­bes noc­tur­nos.

Más allá de las in­con­ta­bles atrac­cio­nes que la ca­pi­tal in­gle­sa tie­ne para ofre­cer a sus vi­si­tan­tes, el ho­tel No­bu Sho­re­ditch, cual si fue­ra un oa­sis en me­dio de la ciu­dad, tie­ne sus pro­pias ma­ra­vi­llas para con­quis­tar a quie­nes se alo­jan en sus ins­ta­la­cio­nes.

El di­se­ño ex­te­rior es uno de los atrac­ti­vos de es­ta cons­truc­ción gra­cias a su es­té­ti­ca de al­to im­pac­to. Lla­man la aten­ción las lo­sas de pi­so col­gan­tes y las vi­gas de ace­ro en vo­la­di­zo que con­for­man el bor­de es­te del edi­fi­cio, crean­do una apa­rien­cia des­hi­la­cha­da, don­de se si­túa un jar­dín de pai­sa­je a mo­do de te­rra­za, el cual pro­vee de luz na­tu­ral al área del res­tau­ran­te.

Co­mo era de es­pe­rar­se al ser par­te de la fa­mi­lia No­bu, el res­tau­ran­te, bar y ca­fé del ho­tel son al­gu­nos de sus musts, gra­cias a sus re­co­no­ci­das crea­cio­nes cu­li­na­rias y a su es­ti­mu­lan­te di­se­ño in­te­rior desa­rro­lla­do por Stu­dio PCH. Los ele­gan­tes aca­ba­dos en ma­de­ra se ex­tien­den a lo lar­go y an­cho de la su­per­fi­cie de 340 me­tros cua­dra­dos que abar­ca es­te es­pa­cio, los cua­les brin­dan al am­bien­te un as­pec­to con­tem­po­rá­neo y su­ma­men­te atrac­ti­vo para los más de 200 co­men­sa­les que pue­den ocu­par sus ins­ta­la­cio­nes.

Men­ción apar­te me­re­cen las 141 ha­bi­ta­cio­nes y sie­te sui­tes que des­plie­gan un di­se­ño de lí­neas lim­pias, pe­ro al­ta y re­fi­na­da so­fis­ti­ca­ción. Mo­bi­lia­rio fun­cio­nal, con­cre­to ex­pues­to, tex­ti­les de­li­ca­dos, jun­tas en co­lo­res oscuros, pa­ne­les de bam­bú y sen­ci­llas lám­pa­ras pen­dien­tes son al­gu­nos de los ele­men­tos que vuel­ven irre­sis­ti­ble el interiorismo crea­do por Stu­dio Mica. Asi­mis­mo, des­ta­ca el di­se­ño de los cuar­tos de ba­ño en co­lor blan­co con su­ti­les de­ta­lles en do­ra­do, co­mo los la­va­ma­nos he­chos a la me­di­da, y otros atrac­ti­vos co­mo las de­li­ca­das du­chas de llu­via, per­fec­tas para crear una ex­pe­rien­cia de de­lei­te y se­re­ni­dad en la pri­va­ci­dad de ca­da ha­bi­ta­ción.

El nue­vo ho­tel de la fa­mi­la No­bu se ha con­ver­ti­do en una pa­ra­da obli­ga­to­ria para quien vi­si­ta Londres, es­pe­cial­men­te si se tie­ne pre­di­lec­ción por una es­tan­cia con el ba­lan­ce ideal en­tre lo ca­sual y lo ele­gan­te en un ba­rrio hip co­mo Sho­re­dicht. •

Cual si fue­ra un oa­sis en me­dio de Londres, No­bu Sho­re­ditch po­see ma­ra­vi­llas para con­quis­tar a sus hués­pe­des.

Las sui­tes pri­va­das cuen­tan con un loun­ge y un área de co­me­dor para dis­fru­tar de una ex­pe­rien­cia más per­so­nal. Des­ta­ca el tra­ba­jo de eba­nis­te­ría con ilu­mi­na­ción in­te­gra­da co­mo par­te del interiorismo desa­rro­lla­do por Stu­dio PCH en las áreas co­mu­nes del ho­tel.

El res­tau­ran­te, bar y ca­fé del ho­tel son imperdibles por sus re­co­no­ci­das crea­cio­nes cu­li­na­rias y por­que es­ti­mu­lan to­dos los sen­ti­dos gra­cias a su interiorismo. Las sui­tes, di­se­ña­das por Stu­dio Mica, cuen­tan con una ba­ñe­ra y bal­co­nes pri­va­dos con vis­tas al ve­cin­da­rio y al jar­dín ja­po­nés.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.