LU­JO DIS­CRE­TO À LA FRANÇAISE

Con­ce­bi­do por Sa­rah La­voi­ne, Vic­to­ria 1836 se ubi­ca en el ba­rrio más chic de Pa­rís.

AD (México) - - Restaurant­es - DI­SE­ÑO IN­TE­RIOR SA­RAH LA­VOI­NE POR KA­RI­NE MONIÉ FO­TO­GRA­FÍAS NI­CO­LAS MAT­HEUS

“Me gus­ta di­se­ñar es­pa­cios

que no só­lo son bo­ni­tos en las fo­to­gra­fías”.

El Ar­co del Triun­fo es la te­la de fon­do, y un hô­tel par­ti­cu­lier del 16ème arron­dis­se­ment sir­ve co­mo es­tu­che a es­te res­tau­ran­te que reúne to­dos los ele­men­tos ca­rac­te­rís­ti­cos de la ele­gan­cia pa­ri­si­na. Con un en­torno tan úni­co co­mo és­te, el Vic­to­ria 1836 se en­cuen­tra de­fi­ni­ti­va­men­te en un lu­gar pri­vi­le­gia­do.

En el in­te­rior se des­cu­bre un es­pa­cio aco­ge­dor con una es­té­ti­ca dis­cre­ta­men­te lu­jo­sa gra­cias al ta­len­to de Sa­rah La­voi­ne y su equi­po. La fran­ce­sa fun­dó su des­pa­cho en 2002 y des­de en­ton­ces se vol­vió una re­fe­ren­cia en el mun­do de la de­co­ra­ción a ni­vel na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal. Apa­sio­na­da del co­lor, Sa­rah La­voi­ne pro­mue­ve un nue­vo art de vi­vre fran­cés y re­pre­sen­ta lo me­jor del gus­to pa­ri­sino. Da mu­cha im­por­tan­cia a los de­ta­lles y ma­ne­ja a la per­fec­ción la fu­sión en­tre es­té­ti­ca con­tem­po­rá­nea y ar­te­sa­nía de ex­ce­len­cia.

El Vic­to­ria 1836 es un muy buen ejem­plo de es­te es­ti­lo. Aquí, los co­men­sa­les —que pue­den desa­yu­nar, ha­cer un brunch, co­mer, to­mar el ape­ri­ti­vo o ce­nar— se sien­ten en un re­fu­gio en el co­ra­zón de la ciudad. “Con es­te res­tau­ran­te que­ría dar vi­da a un es­pa­cio don­de la ele­gan­cia no in­ter­fie­re con el con­fort y la se­re­ni­dad”, co­men­tó Sa­rah La­voi­ne.

El di­se­ño in­te­rior fue pro­yec­ta­do pa­ra ale­jar­se de cual­quier mo­da. Es­te ob­je­ti­vo fue in­du­da­ble­men­te al­can­za­do, pues el Vic­to­ria 1836 da la sen­sa­ción de exis­tir des­de ha­ce dé­ca­das y al mis­mo tiem­po ser com­ple­ta­men­te ac­tual. Es­ta atem­po­ra­li­dad es una de las prin­ci­pa­les ca­rac­te­rís­ti­cas del res­tau­ran­te, se­gún La­voi­ne, jun­to con su as­pec­to re­fi­na­do y su lu­mi­no­si­dad. Se de­ci­dió ju­gar con las trans­pa­ren­cias y los re­fle­jos, así co­mo com­bi­nar dis­tin­tos ma­te­ria­les co­mo la ma­de­ra, la pie­dra y el már­mol. Ca­da de­ta­lle con­tri­bu­ye a cum­plir con las ex­pec­ta­ti­vas de lo que ima­gi­na­mos co­mo chic pa­ri­sino con­tem­po­rá­neo. Por ejem­plo, los asien­tos es­tán cu­bier­tos de ter­cio­pe­lo y las lám­pa­ras son de la­tón.

Via­je­ra in­con­di­cio­nal, Sa­rah La­voi­ne se sien­te en ca­sa en Pa­rís, don­de tie­ne su des­pa­cho y su bou­ti­que, la cual cuen­ta con sus pro­pias crea­cio­nes, así co­mo con pie­zas de di­se­ña­do­res des­ta­ca­dos, co­mo las lám­pa­ras de Pao­la Na­vo­ne y las me­sas de Gu­bi, en­tre otras.

““El Vic­to­ria 1836 es atem­po­ral, re­fi­na­do, aco­ge­dor y lu­mi­no­so. Que­ría que el in­vi­ta­do se sien­tie­ra bien aquí”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.